"Miles de griegos festejan en Atenas el triunfo del ""NO"" en el referéndum."

DIGALE NO A MERKEL, DIGALE SI A GRECIA: TRIUNFO DEL COMPAÑERO TSYPRAS 61% a 38%

Telam Nac&Pop

elnoengreciafestejado-150-m.jpg
Los griegos dieron un rotundo NO al acuerdo de los acreedores europeos e internacionales que exigía más austeridad,  Una victoria de Alexis Tsipras.

Miles de griegos festejan en Atenas el triunfo del "NO" en el referéndum.

DIGALE NO A MERKEL, DIGALE SI A GRECIA: TRIUNFO DEL COMPAÑERO TSYPRAS 61% a 38%
greciafestejaelno-410-max.jpg 

Los griegos dieron un rotundo NO al acuerdo de los acreedores europeos e internacionales que exigía más austeridad, en un histórico referéndum que supone una victoria del primer ministro Alexis Tsipras.

Telam-Nac&Pop

05/07/2015

 

Miles de griegos coparon la céntrica plaza de Atenas para celebrar la victoria del "no" en el referéndum, que preguntó a los ciudadanos de ese país si aceptaban un acuerdo con los acreedores internacionales que exigía más ajuste a cambio de ayuda financiera.

 

Los griegos dieron un rotundo "no" al acuerdo de los acreedores europeos e internacionales que exigí­a más austeridad a cambio de seguir brindando ayuda financiera a Grecia, en un histórico referéndum que supone una victoria del primer ministro heleno, Alexis Tsipras, quien pretende negociar a partir de este lunes en mejores condiciones para un paí­s aún en vilo y bajo la amenaza de acabar fuera del euro.

 

Escrutados más de un 85% de los sufragios, el "no" se imponía con claridad por 61,54 % de los votos frente al 38,46%, según los datos del Ministerio del Interior griego.

 

Con estos resultados, el primer ministro de izquierda de Grecia consigue un rotundo apoyo de los ciudadanos griegos a la postura que mantuvo frente a los acreedores, de rechazo a las duras condiciones -como subidas del IVA y recortes a las pensiones, sin un alivio de la deuda griega- que se pretendían imponer al país mediterráneo en las negociaciones para obtener la ayuda financiera que necesita para seguir a flote.

 

Tan pronto se conocieron los primeros resultados, miles de griegos se congregaron en la emblemática plaza Syntagma de Atenas para celebrar lo que para muchos de ellos ha sido una "lección para Europa".

 

El mensaje de las urnas está dirigido directamente a la Troika -el tridente conformado por el Banco Central Europeo (BCE), la Comisión Europea (CE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), cuyas polí­ticas mantienen ahogada a Grecia desde hace cinco años.

 

Grecia ha demostrado que "cuando un pueblo tiene fe y conciencia colectiva puede resistir", aseguró Tsipras, en un mensaje televisado tras la victoria del "no" en el referéndum.

 

El primer ministro heleno subrayó que el referéndum "no tiene vencedores ni vencidos" y probó que "la democracia no puede ser chantajeada".

 

Además, anunció que mañana mismo su gobierno retomará las negociaciones con los acreedores con la prioridad de "restablecer el funcionamiento del sistema bancario".

 

En implícita respuesta, a última hora el presidente de la CE, Jean Claude Juncker, convocó una conferencia con los presidentes de la Eurocumbre, el Eurogrupo y del BCE, para tratar los resultados del referéndum griego mañana por la mañana.

 

El funcionario "tomó nota del resultado del referendum de en Grecia, y lo respeta", informó la Comisión Europea (CE) en un comunicado.

 

Juncker está realizando consultas con los dirigentes de los otros 18 miembros de la Eurozona así­Â­ como con los jefes de las instituciones de la Unión europea, antes de dirigirse al Parlamento Europeo en Estrasburgo el martes que viene, agregó la CE.

 

Además, si bien oficialmente no se ha convocado ninguna reunión de emergencia de los ministros de Finanzas del Eurogrupo, sí­ está previsto que se reúnan los viceministros de economía y finanzas, y responsables del Tesoro de los paí­ses de la zona euro.

 

Asimismo, el presidente francés, Francois Hollande, recibirá el lunes por la tarde en París a la canciller alemana, Angela Merkel, para evaluar las consecuencias del referéndum griego. Ambos líderes europeos impulsan una cumbre de jefes de Estado para el martes.

 

Los socios europeos habían advertido que un rechazo del plan de los acreedores empujaría a Grecia hacia la salida del euro, lo que podrí­a suponer el inicio del fin de la monea común y desestabilizar la economí­a mundial y los mercados.

 

Tripras reiteró que el pueblo griego "no se pronunció sobre si Grecia quiere permanecer en el euro o no", sino "sobre qué Europa queremos".

 

"Soy muy consciente de que el mandato que me dieron los ciudadanos griegos no es contra Europa sino paca buscar un acuerdo sustentable con para sacarnos de esta situación. Estoy seguro de que hay soluciones justas, sostenible", añadió.

 

En ese sentido, sostuvo que buscará un acuerdo que no implique más presión sobre las capas bajas castigadas por el ajuste y que negociará una reestructuración de la deuda griega, sobretodo después de que el propio FMI dijo que habí­a que buscar una solución porque era insostenible.

 

"El BCE entiende la situación de Grecia, no solo económica sino humanitaria", apuntó.

 

"Ellos cerraron nuestros bancos. Nos querían doblegar", pero el pueblo griego "rechazó el ultimátum", dijo, por su parte, el ministro de Finanzas y principal negociador griego, Yanus Varufakis.

 

"Con este generoso 'no' que nos dio el pueblo griego, ignorando el miedo creado con el cierre de los bancos y por los medios masivos de comunicación, trataremos colaborar con nuestro socios", añadió.

 

"Los llamaremos uno por uno para buscar puntos en común", subrayó Varufakis, quien también se comprometió a mantener una "actitud positiva" en el diálogo con la CE y al BCE, que la semana pasada se mantuvo neutral".

 

"A partir de mañana, Europa, cuyo corazón late en Grecia, comenzará a sanar sus heridas, nuestras heridas", prometió.

 

El ministro francés de Economí­a, Emmanuel Macron, habí­a subrayado, cuando los griegos aún estaban votando, que incluso en caso de que el "no" ganara en el referéndum, desde mañana habrá que volver a discutir un acuerdo con Atenas para impedir la salida de Grecia del euro.

 

Macron dijo que en esa negociación el objetivo será "encontrar un compromiso para Grecia basado en las reformas, en una deuda sostenible, en una evolución de la situación financiera -para lo que nosotros también tendremos que hacer esfuerzos-, en un acompañamiento administrativo, político".

 

Del lado alemán la postura es mucho más dura, y hay fuentes que incluso ven inviable retomar las negociaciones con Grecia.

 

A última hora, el vicecanciller y ministro de economía germano, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, declaró al cotidiano Tagesspiegel que Tsipras había "destruido los últimos puentes que tenían Europa y Grecia para encontrar un compromiso", según las cadenas BBC y Deutsche Welle.

 

El ministro alemán de relaciones exteriores, Frank-Walter Steinmeier, fue algo más moderado, al decir que "la pelota está ahora en el campo de Atenas" y aún Martin Schulz, el presidente del Parlamento Europeo (PE), coincidió ante la TV ARD de Alemania pese a seguir siendo un cerril detractor de la importancia del referéndum de hoy.

 

N&P: Extraordinario e histórico pronunciamiento del pueblo griego.MG/N&P

 

EL REFERÉNDUM GRIEGO SACUDE A LOS CONSERVADORES Y A LOS SOCIALDEMÓCRATAS EN EUROPA

Telam

04/07/2015

El voto negativo del pueblo griego a las condiciones pretendidas por los acreedores internacionales para colaborar financieramente con un país en profunda crisis ya causó repercusiones tanto dentro como fuera de Grecia.

 

En Atenas, mientras que el ministro de finanzas, Yanis Varoufakis, celebró el resultado y tendió una mano a sus socios, el jefe de la campaña por el "sí" y perdedor de las elecciones de enero, el conservador Antonis Samaras, presentó su renuncia a la presidencia de su partido, Nueva Democracia, cediendo a reclamos de sus propios seguidores, informaron en vivo la BBC (TV británica) y la Deutsche Welle (TV alemana).

 

Varoufakis afirmó que el resultado del referéndum en el que 61% de los votantes rechazó las condiciones de los acreedores es un ultimátum del pueblo griego al Banco Central Europeo (BCE), el FMI y la Eurozona.

 

Agregó que sus conciudadanos habían dicho que "no" a "cinco años de hipocresía", y consideró que Grecia había dado un "sí" a una mejor visión de la Eurozona.

 

"Grecia extiende una mano de cooperación a los acreedores", añadió en rueda de prensa el político del partido de gobierno, Syriza, informó la agencia Bloomberg.

 

El ministro señaló que "a partir de mañana vamos a colaborar con el Banco Central Europeo que mantuvo una posición neutra la semana pasada".

 

 "Tendremos una actitud positiva hacia la Comisión Europea", detalló, para encontrar un "punto común" con sus socios de la Eurozona y la Unión Europea, informó la agencia de noticias EFE.

 

Fuera de Grecia, hicieron movimientos significativos Alemania y Francia, así como Italia y España, dos países que están en condición preocupante frente a los requisitos de la banca.

 

Mientras que la jefa de Estado alemana, Angela Merkel, viajará a París mañana a propuesta del presidente de Francia, Francois Hollande, para concertar una posición común franco-germana ante la nueva situación, otros altos dirigentes germanos emitieron duras declaraciones contra una Grecia que "rompió los puentes", como dijo el vicecanciller Sigmar Gabriel, líder del partido socialdemócrata (SPD).

 

El jefe del gobierno español, el conservador Mariano Rajoy, reconoció que el resultado del referéndum podría afectar a su país, y el ministro de relaciones exteriores de Italia, otro país afectado por la crisis, llamó a negociar con una Europa más fortalecida.

 

El dirigente del Partido Popular español, conservador, convocó a la Comisión de Asuntos Económicos para este lunes para analizar los resultados del referéndum griego, informaron hoy medios locales citados por la agencia de noticias DPA.

 

Rajoy, que defendió el "sí" en la consulta, reconoció que la crisis de deuda de Grecia podría afectar a su país y a otros de la Unión Europea (UE).

 

"Podemos decir que pase lo que pase en Grecia el euro seguirá adelante y España seguirá siendo parte importante del euro", señaló hoy el jefe de un gobierno cada vez más cuestionado después de que largos años de austeridad provocaron tasas de desocupación equivalentes a las que azotan a Grecia hoy.

 

Por su parte, el ministro de relaciones exteriores de otro gobierno de un país donde la austeridad provoca creciente resistencia, el italiano Paolo Gentiloni, envió un mensaje por la red Twitter donde señaló que "lo correcto ahora es volver a empezar a buscar un acuerdo".