Voltearon el gobierno popular.La respuesta fue la tragedia del 76.

EL PRIMER GENOCIDIO CONTEMPORANEO FUE EL DEL´55

Jorge Landau

Landau:-Los casi 400 caídos en el bombardeo a Plaza de Mayo y  más de 700 heridos patentizaron aquella masacre. Sólo comprensible desde odio visceral.

EL PRIMER GENOCIDIO CONTEMPORANEO FUE EL DEL´55

Por Jorge Landau (*)

Tiempo Argentino

15/06/2015

Los primeros recuerdos son los de un niño.

Era un día jueves nublado y frío.

Siendo <un chico de colegio primario<.

No hace muchos con varios amigos del barrio evocamos aquella triste jornada del 16 de junio del ´55, a 60 años.

Un horror.

Tardé décadas, conocer la cantidad de víctimas mortales

Los casi 400 caídos en el bombardeo a Plaza de Mayo y  más de 700 heridos patentizaron aquella masacre.

Sólo comprensible desde <odio visceral<.

Que se manifiesta, lamentablemente, en el tiempo del país dividido entre «lo popular» y «universo de intereses sólo económicos».

La crisis política comenzó en el´53.

Muchas exasperaciones entre gente del gobierno de Juan Domingo Perón y la Iglesia.

Las Fuerzas Armadas no estaban ajenas a todas las expresiones que le <bajaban< crédito al gobierno popular.

En el´51 el Presidente de la Nación resultó reelecto con 64% de los votos -curioso antecedente si se tiene en cuenta las elecciones de octubre 2011- sobre una fórmula de dos legisladores radicales, «estrellas» en el Congreso de la Nación: Arturo Frondizi y Ricardo Balbín.

En el´53 hubo atentados contra locales adictos al gobierno nacional y quedó patentizada la <ola terrorista< con la bomba en la entrada al subterráneo en la vereda del Ministerio de Economía.

En el´54 el cruce con la Iglesia fue el preludio.

El dirigente de la «izquierda nacional» e historiador, Jorge Abelardo Ramos, acusó a «la Juventud Radical» por entonces.

El popular «Colorado» Ramos, fundador del Frente de Izquierda Nacional apoyó a la fórmula Presidencial de Héctor Cámpora y Vicente Solano Lima, 11 de marzo del´73.

Hace 60 años -en otra curiosidad- de un lado gobierno «nacional y popular», del otro sectores económicos poderosos, todavía poco conocidos <establishment< y <círculo rojo<, con fuerte impacto en la oligarquía argentina y las fuerzas armadas.

El Poder en «las sombras».

El <golpe destituyente< un secreto a voces en el´55, pleno auge del deporte argentino en el medallero de Juegos Panamericano de México.

Allí, la Argentina compartía el liderazgo con Estados Unidos.

El General Perón y «héroes», los deportistas.

El Pueblo nunca imaginó lo que vendría.

Lo demás es conocido: mediodía del 16 de junio cayeron 26 bombas en Plaza de Mayo que dieron muerte a más de 300 cincuenta inocentes que transitaban.

Gente salía de los bancos, chicos escolares.

La historia ubica a dos tenebrosos personajes: el hermano de Emilio Eduardo Massera, Marina y Osvaldo Cacciatore, Fuerza Aérea.

Varios trolebuses incendiados, un micro escolar en llamas, masacre que configuró el primer <genocidio< argentino del siglo XX.

La primera ciudad capital de América Latina bombardeada «desde adentro».

Ni antes ni después las fuerzas armadas de un mismo país bombardearon Casa de Gobierno.

No son muchos los que han dedicado tiempo al magnicidio.

Rodolfo Walsh, célebre por recopilación sobre los fusilados civiles, junio del ´56, un año después; también Fermín Chávez.

Ahora, contemporáneo Jorge Coscia, referente cultural.

Del «holocausto» daría cuenta el propio Juan Perón en «La fuerza el derecho de las bestias» (1958, República Dominicana)

Allí, por primera vez se alude al «holocausto» en la Argentina con más de 200 muertos civiles.

Se estima que tres generaciones no conocen «a fondo» aquella <barbarie<.

Y buena parte de los Medios masivos no patentizaron a través del tiempo <el horror< que tiene seis décadas.

Recién con el tiempo se conocieron tristes testimonios.

Perón, avisado, se instaló en el Ministerio de Guerra.

En alrededores de la Casa Rosada cayeron dos bombas, 50 kilos de trotyl, en tanto informes sobre acciones de Fuerza Aérea y Marina de Guerra producían escozor.

Se supo después, 15 toneladas de bombas arrojadas «para matar al Presidente de la Nación».

Una locura sin tiempo. Los ejecutores de la masacre huyeron a Montevideo.

El gobierno de Uruguay los alojó.

Hubo un hermano del que más tarde llegó a Almirante Massera.

El «huevo de la serpiente» de la dictadura del´76.

En la <resistencia< algunos <Granaderos< dispararon a los aviones desde los techos de la  Casa de Gobierno.

Grupos de trabajadores salieron a la calle con armas.

Una película italiana de <post guerra<.

Los asesinos volaban bajo la consigna de «Cristo Vence».

La llamada «Revolución Libertadora» indultó a los «ejecutores de la masacre».

Remitía a la movilización religiosa por Corpus Christi. Había sido prohibida por el gobierno de Juan Perón, cinco días antes de las bombas.

La quema de ocho iglesias agravó el saldo trágico del´55.

Así las cosas, el primer peronismo caía el 16 de septiembre diez años después de su advenimiento en la jornada épica del 17 de octubre del´45.

Diez años después parte del Ejército y Marina se levantaron en armas.

Voltearon el gobierno popular.

Pasaron 60 años.

Todavía no se conocen nombres y apellidos de todos los muertos y heridos.

Se recuerda que el Presidente Perón aludía, en uno de sus discursos, «a no llegar a la guerra civil; la lucha debe ser entre soldados», dijo el General. 

La respuesta fue la tragedia.

·        (*) Abogado. Diputado nacional (FpV Buenos Aires). Apoderado del PJ. Nacional