El selecciónado argentino de fútbol contra el de Paraguay en la Copa América Chile 2015

PRIMER PARTIDO: UNA SELECCION ARGENTINA INGENUA

Antonio Dominguez

mascheranoconparaguay-150-m.jpg
Contra Paraguay. Argentina no tuvo media distancia o llegada asidua de volantes vacíos para aprovechar esos huecos defensivos a que obliga un fenómeno como Messi.

La Selección argentina contra la del Paraguay en la Copa América Chile 2015

PRIMER PARTIDO: UNA ARGENTINA INGENUA

 

Por Antonio Dominguez

NAC&POP

13/06/2015

 

Mascherano ya no tiene 20 años.

 

Por algo en Barcelona hace mucho tiempo juega de central.

 

Si encima los volantes que hoy lo acompañan en nuestra representación nacional, son Banega y Pastore, es demasiado fácil concluir su necesidad permanente de multiplicación defensiva.

 

Y ya no tiene 20 años.

 

A este equipo argentino claramente le falta funcionamiento en defensa, pero también en ataque

 

Porque todo el mundo sabe a que le gusta y casi a lo único que puede jugar esta por momentos ingenua Argentina.

 

A tener la pelota y dársela todo lo posible a Messi, dependiendo de su descomunal capacidad de creación.

 

Porque además tampoco tuvo media distancia o llegada asidua de volantes vacíos para aprovechar esos huecos defensivos a que obliga un fenómeno como Messi.

 

Como lo que hace su compañero Rakitic reeditando el juego del propio Luis Enrique en el multi campeón Barcelona.

 

Y al ser lo mas cerca que salió como delantero creador/goleador a Pele, también como todos saben es casi imposible que Messi reciba sin presión generalmente múltiple.

 

Se sabe también que Roncaglia y Rojo en ataque no son precisamente ni Cafú ni Roberto Carlos.

 

Pero encima Di María lamentablemente mostró su presente y no termino casi ninguna jugada bien.

 

Casi de wing de desborde por izquierda pero con el perfil a favor para el remate o el centro rápido.

 

Pero el centro para quien?

 

Para la altura de Agüero?

 

Todo el mundo sabe también que Agüero juega de Romario, no va casi nunca a los laterales ni arrastra marcas.

 

Lo suyo es el área.

 

O esos centros que entonces casi nunca salen serian para el casi exótico cabezazo de Pastore?

 

Conclusión Di María amaga, corta para dentro y de tan zurdo la pierde.

 

Los 3 puntas de Bielsa arriba por lo menos los tenían siempre por adentro a Batistuta ni a Crespo.

 

En el segundo tiempo pese al ya 2 a 0 arriba, quisimos seguir igual jugando a lo mismo… pero peor, renunciando varios pasajes a la tenencia.

 

Y mientras el partido así se orientaba entonces hacia a lo que le resulta mas cómodo a Paraguay, entonces jugado por jugado se soltó mas y puso sus 2 grandotes mano a mano con nuestros centrales a la espalda desamparada de Mascherano y adelanto sus volantes para acompañar.

 

Y por arriba o por abajo y sin necesidad de demasiada tenencia cambiándonos golpe por golpe,  llegó también varias veces y terminó empatando.

 

Conclusión, esta Argentina no tiene tanto medio juego y menos de contención, no se puede dar el lujo de quedar tan larga y encima ya ganando 2 a 0.

 

Menos si además se olvida de la tenencia en campo rival para al menos defenderse con eso.

 

Porque a este nivel internacional si hay algo que la mayoría de los equipos no tienen es ingenuidad.

 

AD/


NOTA DE LA NAC&POP: Antonio Domínguez es un periodista deportivo experto en fútbol internacional e hijo el gran arquero argentino Rogelio Domínguez, por lo que su vida estuvo compuesta, intensamente por el mundo futbolístico. Su padre Rogelio Domínguez fue campeón argentino con el Racing Club de Avellaneda, en 1951, y jugó en Ríver Plate, Vélez Sarsfield, Cerro y Nacional de Uruguay, y Flamengo de Brasil. Fue Campeón panamericano con la Selección argentina en 1951, y Campeón del Sudamericano de 1957, siendo su arquero titular por 12 años jugando en el Mundial de Chile en 1962. Fue un ídolo en el Real Madrid de España con quien ganó tres campeonatos, tres copas europeas y el Intercontinental. También dirigió a San Lorenzo, Chacarita juniors y Boca juniors. Hoy tenemos el honor de tener a su hijo, Antonio, un compañero, como columnista deportivo. ¡Bienvenido a la Nac&Pop! MG/N&P