El Trabajo, creador de riqueza cuando resulta en productos, servicios o conocimientos, es fagocitado por el cáncer financiero, que ahora formó una Estafa planetaria, que estallará.

“SI EMITEN DEUDA ¿A QUIÉN LE DEBEN?” (TODOS SABEMOS QUE LE DEBEN AL PUEBLO QUE ES EL QUE GENERA LA RIQUEZA)

Por Walter Moore (FOTO)

El Trabajo es un derecho humano, es la forma de estar en el mundo, de manifestar la propia existencia, sea por la producción resultante, o por el hecho de “Estar Nomás” que propone la sabiduría originaria, que acepta el trabajo interior como algo tan deseable como la actividad transformadora de la materia, los servicios o el conocimiento. La pregunta “Si emiten deuda ¿a quién le deben?”,  todos sabemos que le deben al Pueblo que es el que genera la riqueza.

“El mercado es parte de la Vida, pero la Vida no puede ser parte del Mercado”

 ¿SI EMITEN DEUDA A QUIEN LE DEBEN?

Por Walter Moore

NAC&POP

04/06/2015

Las Naciones Unidas han realizado una reunión para tratar el problema de la falta de “Puestos de Trabajo”, y Banco Mundial está “preocupado” por la Crisis del Empleo en los países desarrollados, que se ha exacerbado por la crisis de la deuda soberana.

 No es casual que ambas instituciones se refieran al mismo problema con dos nombres diferentes, pues la “crisis del empleo” no es lo mismo que una crisis por la “falta de trabajo”.

 El Trabajo es un derecho humano, es la forma de estar en el mundo, de manifestar la propia existencia, sea por la producción resultante, o por el hecho de “Estar Nomás” que propone la sabiduría originaria, que acepta el trabajo interior como algo tan deseable como la actividad transformadora de la materia, los servicios o el conocimiento. 

Pero el empleo remunerado es un factor esencial para el funcionamiento de la “Economía de Consumo”, pues la máquina económica se basa en un cierto equilibrio entre la oferta y la demanda, esto en un análisis muy primario, pues el dinero producto de este intercambio es absorbido por los sectores especulativos, que lo sacan del sistema productivo de oferta y demanda para obtener beneficios en la actual “economía de casino”, moviendo el dinero por todo el planeta mediante la especulación con bonos, derivados, etc.

 O sea que no sólo extraen el dinero del circuito productivo, sino que se lo llevan del país hasta donde este circuito se encuentre, y esto es una ley implacable instalada por la Globalización de las Grandes Corporaciones.

 Así es como el Trabajo, creador de riqueza cuando resulta en productos, servicios o conocimientos, es fagocitado por el cáncer financiero, que ahora formó una Estafa Ponzi planetaria, de próximo estallido.

 Ya la “productividad”, o sea los mayores resultados con igual esfuerzo, no inciden en la creación de riqueza distribuible socialmente, pues en el mejor de los casos sólo contribuye a incrementar un excedente de ganancia empresarial, que inmediatamente es volcado al circuito especulativo o a ese depósito de cadáveres económicos que es el sistema rentístico (inmobiliario o usurario).

 Como los que otorgan “Empleos” son, en general, grandes organizaciones, las corporaciones o el Estado, que tratan de contratar a la menor cantidad de personas posibles, porque estas generan huelgas y reivindicaciones molestas, mientras las máquinas automáticas y los robots, sólo requieren una inversión inicial, y luego no generan mayores problemas.

 Todo esto lleva a la Economía de Mercado a una situación sin salida.

 Pues la negativa a generar una demanda solvente, impide que el sistema productivo siga funcionando, pero, además, al no existir una oferta de trabajos reales, el conflicto social se agudiza, en un primer nivel porque las personas no pueden satisfacer sus necesidades básicas, y en un nivel más alto, porque la falta de expresión a través del trabajo genera una mutilación del espíritu, y cuanto mayor es la capacidad es anulada, crece la frustración… y la capacidad de rebelión.

 Pero este potencial colapso de las Economías de Consumo puede revertirse usando otras formas de generar demanda solvente, desvinculándolas tanto del Empleo, como del concepto de Trabajo, que es, básicamente, la solución a la inquietud social.

 Para el primer caso, el germano-argentino Silvio Gesell y el senador italiano Giacinto Auriti han propuesto las soluciones, que son naturalmente inaceptables para la codicia hegemónica, pero totalmente factibles para reestructurar el sistema económico ya colapsado.

 Gesell propone que el dinero se devalúe constantemente, de manera que la gente lo gaste lo más rápidamente posible, anulando así todo el financierismo actual del sistema económico, pues la gente no puede depositar dinero, ni guardarlo en casa, pues este se devalúa (Gesell propone una tasa del 1% mensual) sino que debe invertirlo en bienes tangibles o en empresas generadoras de más bienes.

 Así se traslada la capacidad de inversión desde el sistema bancario a la población. Los argentinos ya comprobamos que esto funciona, pues el lanzamiento del Patacón y las monedas locales salvaron a una economía al borde del precipicio.

 Auriti, por su parte se ha ocupado de la lógica económica, preguntando al Banco Central de Italia, “Cuando emiten dinero, ¿emiten crédito o deuda?”, y el banco contestó que emiten deuda, cosa sencilla de comprender si observamos un billete de banco argentino de la década de 1940-1950, donde se declaraba que cada billete era un pagaré, o sea una deuda, pues decía “El Banco Central de la República Argentina pagará al portador la cantidad de 10/50 o 100 pesos”.

 La siguiente pregunta de Auriti fue, “Si emiten deuda ¿a quién le deben?”, pregunta que no ha sido respondida, pero todos sabemos que le deben al Pueblo que es el que genera la riqueza.

 En consecuencia Auriti propone que, dado que el banco emite dinero que le debe al pueblo, lo reparta permanentemente entre estos acreedores, entregando en forma regular una cantidad de dinero a cada ciudadano. 

Esto solucionaría en forma permanente una de las variables de la Economía de Consumo, pues el sistema productivo tendría un sistema de demanda solvente constantemente alimentado, haciendo previsibles las principales variables del sistema productivo.


WM/

NOTA DE LA NAC&POP: *Walter Moore, el querido compañero, un patriota argentino que milito en el mundo de las ideas, autor de “La Cuarta Guerra Mundial, El Imperio global contra el Tercer mundo”; la “EcoDemocracia: el modelo político postcapitalista”; “Continentalismo versus Globalización”; “Dinero para la Vida”, y nueve tomos con artículos escritos entre 1997 y 2009, además de novelas y guiones cinematográficos, uno de ellos, “2030 revolucion en USA” anticipaba la aparicion del nacionalismo en el gobierno de los EEUU; es decir que construyo conocimiento y lo difundio muy generosamente, de manera libre y gratuita por Internet,fallecio el 9 de diciembre de 2017, hace muy poco tiempo, y antes de subir al Comando Celestial dejo muchas enseñanzas que compartimos. MARTIN GARCIA / NAC&POP