¿Una operación organizada por servicios secretos de la OTAN?

LA VERDAD SOBRE LA OTAN Y LA POLITICA EUROPEA ACTUAL

Thierry Meyssan

tmeyssan-150-m.jpg
Varios sitios de la web francesa han realizado investigaciones de calidad sobre diferentes aspectos de los atentados perpetrados en París el 11 de enero de 2015.

LA VERDAD SOBRE  LA OTAN Y LA POLITICA EUROPEA ACTUAL

Por Thierry Meyssan

Varios sitios de la web francesa han realizado investigaciones de calidad sobre diferentes aspectos de los atentados perpetrados en París el 11 de enero de 2015.

Uno de ellos, de greffiernoir.com, entrevistó a Thierry Meyssan sobre la hipótesis que atribuye esos hechos a una operación organizada por servicios secretos de la OTAN.

Red Voltaire | Paris (Francia) |

29 de mayo de 2015

ESTE ES UN RECORTE DE LOS PARRAFOS MÁS INTERESANTES

 el artículo completo está en https://www.voltairenet.org/article187733.html

 

Alexis Kropotkine: Esto nos trae a los atentados contra Charlie Hebdo. A usted se le ha reprochado mucho el haber descartado rápidamente la pista yihadista. ¿Cuál es en este momento la posición de usted sobre los acontecimientos [en París] de los días 7, 8 y 9 de enero [de 2015]?

Thierry Meyssan: Yo nunca he descartado la pista yihadista.

 Lo que hice fue explicar que quienes ordenaron esa acción no eran islamistas sino probablemente atlantistas.

Eso no excluye que puedan ejecutar sus acciones a través de yihadistas sino todo lo contrario.

La idea de la «guerra de civilizaciones» no tiene absolutamente nada que ver con el pensamiento musulmán, cuyo objetivo no es la aniquilación sino la conquista.

La «guerra de civilizaciones» y la destrucción apocalíptica sólo existen en las culturas judías y occidentales.

Históricamente, ese concepto fue concebido por Bernard Lewis como justificación de una estrategia ofensiva y en el seno del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, y fue presentado después como algo fatalmente inevitable por el propagandista Samuel Hunttington, también miembro del Consejo de Seguridad Nacional [estadounidense].

La dificultad, para los occidentales, está en que ya no logran encarar ese tema de forma razonable.

Eso es consecuencia de la propaganda, que no es la ciencia de la mentira sino la del reclutamiento.

Cuando aceptamos, por cobardía, adoptar como propias ideas o cosas que sabemos que son falsas, nos vemos arrastrados en una sucesión de mentiras y sin lograr volver atrás.

Alexis Kropotkine: ¿Qué quiere usted decir con eso?

Thierry Meyssan: Por ejemplo, en Francia fingimos haber vivido la Segunda Guerra Mundial cuando la realidad es que el país vivió en paz desde junio de 1940 hasta junio de 1944 y sólo luchaban la Francia libre y la Resistencia.

Fingimos creer que el III Reich había planificado la masacre contra los judíos de Europa cuando en realidad su objetivo oficial y público era masacrar a todos los pueblos eslavos y colonizar el este de Europa.

Estamos convencidos de haber sido colonialistas y la realidad es que, cada vez que el Pueblo francés fue consultado sobre ese tema, expresó su oposición a ello, etc.

Y señalo que sólo estoy citando ejemplos bastante viejos para no ofender.

Pero si usted quiere ejemplos actuales, aquí va uno: fingimos creer que los estadounidenses eligen a su presidente mediante el sufragio universal indirecto, cuando en realidad quienes lo eligen son los delegados de los gobernadores de los diferentes Estados de la Unión.

Y por eso no logramos explicar cómo fue que la Corte Suprema [de Estados Unidos] declaró, en el 2000, que no le interesaba saber el resultado del voto popular en La Florida.

Fingimos tener «valores comunes» con Estados Unidos cuando en realidad no tenemos ninguno: los franceses somos republicanos y los estadounidenses piensan, por el contrario, que la idea de «interés general» conduce a la dictadura; los franceses somos demócratas y los redactores de la Constitución [estadounidense] no lo eran; nosotros somos universalistas y ellos son supremacistas.

Para volver a su pregunta sobre los atentados de enero [en París], cuando ustedes sacaron a la luz la implicación de antiguos miembros del DPS en el caso Coulibaly, no pude menos que volver a mi hipótesis inicial:

¿Y si esto también fuese una manipulación de los servicios secretos de la OTAN?

Alexis Kropotkine: ¿Por qué se implicaría hoy la OTAN en una operación bajo bandera falsa en el territorio nacional de uno de sus primeros miembros?

Thierry Meyssan: Si usted cree que la OTAN es una alianza defensiva formada para enfrentar la amenaza soviética y que se perennizó, no tiene lógica la manipulación.

Pero, por un lado, la OTAN no se formó para enfrentar una amenaza sino para amenazar a la URSS, que se vio entonces obligada a crear el Pacto de Varsovia.

Y además la OTAN no ha defendido nunca a ninguno de sus miembros.

Lo que sí hizo la OTAN, por el contrario, fue organizar una campaña terrorista en Serbia y después habló de una respuesta desproporcionada por parte del gobierno de Milosevic para justificar así la destrucción de Yugoslavia; la OTAN afirmó que los talibanes eran corresponsables del 11 de septiembre para justificar la ocupación de Afganistán; la OTAN fabricó testimonios falsos presentados al Consejo de Derechos Humanos en Ginebra para hacer creer que existía una amenaza contra la población libia y derrocar la Yamahirya Árabe Libia, a pesar de que esta última gozaba de un masivo respaldo expresado en manifestaciones populares gigantescas.

Lejos de ser una alianza defensiva, la OTAN es un sistema de relación entre un amo y sus vasallos, lo cual es una violación de la Carta de las Naciones Unidas, que estipula que todos los Estados son soberanos e iguales entre sí.

Los historiadores han demostrado que la OTAN ha organizado numerosos atentados y asesinatos en sus países miembros y los trabajos de esos historiadores se han visto confirmados por documentos oficiales sacados de los archivos estadounidenses.

Pero esos trabajos son solamente sobre los primeros años de la OTAN, debido a lo difícil que resulta tener acceso a los archivos recientes.

En Francia, en 1951, la OTAN experimentó, en el departamento de Gard, con la aplicación de drogas a la población, a espaldas de esta, y más tarde, en 1961-1966, la OTAN financió unos 40 intentos de asesinato contra el presidente Charles De Gaulle, realizados por la OAS [5].

Es muy desagradable pensar que a menudo somos simples piezas de ajedrez en manos de Washington.

Pero esa es la realidad, ya comprobada en el pasado y que hoy en día se hace evidente.

Por esa razón habría que haber prestado atención cuando Jean-Marie Le Pen dijo que los yihadistas de Charlie Hebdo tenían características de individuos vinculados a los servicios secretos.

N&P: ¡Gracias Walter Moore!

El artículo completo está en

https://www.voltairenet.org/article187733.html