Los Medios hegemónicos ya vetaron a Mariotto cuando hizo dupla con Scioli.

ANÍBAL Y MARIOTTO ¿FUTUROS GOBERNADOR Y VICE?

Germán Celesia

mariotto-anibal-150-m.jpg
Aníbal Fernández, y Gabriel Mariotto, podrían ser compañeros de fórmula del FpV en los comicios provinciales, contra la opinión de los medios hegemónicos

 

Los Medios hegemónicos ya “vetaron” a Mariotto cuando hizo dupla con Scioli.

ANÍBAL Y MARIOTTO ¿FUTUROS GOBERNADOR Y VICE?

Aníbal Fernández, y Gabriel Mariotto, podrían ser compañeros de fórmula del FpV en los comicios provinciales, pero en contra la “opinión publicada” por los medios hegemónicos

 

Por Germán Celesia

Agepeba

14/May

 

Entonces Joaquín Morales Solá, Eduardo Van der Kooy y Julio Blanck, entre otros, le adjudicaban animosidad hacia el gobernador, Daniel Scioli, a quien Mariotto hoy apoya como candidato a Presidente.

 

Decía Clarín el 15 de junio de 2011: “Cristina impone a Mariotto para acompañar a Scioli en la fórmula”.

 

Luego hablaba de un supuesto “disgusto del gobernador y malestar en el peronismo”, jugando ya entonces con la idea de que el movimiento surgido a partir del liderazgo de Juan Domingo Perón no tendría puntos de contacto con el kirchnerismo.

 

Pese a la trayectoria política de los dos presidentes surgidos en este proceso político.

 

Según decía entonces el matutino, “la Presidenta le comunicó al gobernador su decisión ayer, por teléfono.

La noticia cayó como una bomba en el gobierno provincial.

Anoche, Scioli se encontraba reunido con sus principales asesores para tratar de resistir la designación”.

 

A contrapelo de esta visión que trataban de imponer en el electorado que votaría masivamente la dupla Scioli-Mariotto, el propio Aníbal, en su anterior gestión en la Jefatura de Gabinete nacional, salió a “bancar” al segundo de la fórmula frente a las operaciones mediáticas que sufría el entonces responsable de la Afsca.

 

“Scioli está muy contento con la designación de Gabriel Mariotto (que) es una figura importantísima y va a ser no útil sino híper útil para Daniel Scioli", dijo Fernández, según reprodujo el portal de la revista política La Tecla.

 

Ya en la gestión pública, esos mismos medios le adjudicaron a Mariotto y La Cámpora la autoría de un plan “golpista” contra el mandatario provincia.

 

Una vez interesadas. “No veo que Mariotto tenga un sólo gesto destituyente", dijo el 15 de julio de 2012 al sitio de noticias Infobae.

 

Según la opinión editorial del medio, “el distanciamiento entre el Gobierno nacional y el bonaerense es marcado y queda en evidencia de manera contundente con la áspera relación que mantienen Scioli y Gabriel Mariotto, quien fue su compañero de fórmula en las elecciones pasadas”.

 

Lo curioso es que esa opinión era colocada por delante de la desmentida contundente del legislador nacional, condicionando al lector con ese análisis a contrapelo de la evidencia presentada.

 

Poco después, el 15 de julio, Clarín se resignaría a publicar otra opinión de Fernández que marchaba en la misma dirección: “Mariotto nunca le puso un palo en la rueda a Scioli”.

 

Nada  hizo cambiar la opinión editorial de los medios sobre Mariotto y el kirchnerismo.

 

Aníbal candidato

 

Una vez que Fernández anunció que sería precandidato a gobernador bonaerense, la prensa hegemónica comenzó a adjudicarle baja intención de voto a su favor o mala imagen.

 

De hecho, este jueves 14 de mayo La Nación publica un artículo de Joaquín Morales Solá donde  elogia a Scioli porque “ha hecho una muy buena gestión”.

 

Pero entre pregunta y pregunta el matutino no resiste la tentación de criticarlo: “Uno de los argumentos que utilizan sus rivales para condicionarlo es la alta imagen negativa que tiene el quilmeño, que desde su entorno aseguran que es producto de que ‘siempre pone la cara‘ (…)”.

 

Esa “mala imagen” en los medios le ha valido ganarse consideraciones mediáticas similares a las que supo ganarse Mariotto, un “gendarme de la Presidenta”, según decía Eduardo van der Koooy el 4 de julio de 2012, y supuesto autor de una “exigencia de disciplinamiento político” a Scioli, según afirmó Rodolfo Lara el 15 de mayo de ese año, siempre en Clarín.

 

Ahora, Julio Blanck habla de “Aníbal, el disciplinador bonaerense”, según titula su columna del 8 de mayo pasado.

 

Es decir, como una suerte de reemplazante de Mariotto en la tarea que le adjudicaban los medios dominantes.

 

“Si se le ponen los patitos en fila –expresión elocuente que está entre sus favoritas– Aníbal podrá alzarse en agosto con la candidatura a gobernador. Sería el premio mayor, hoy todavía lejano.

Tiene antes una tarea que cumplir, encomendada por el alto mando de Olivos”, conjetura el columnista del “gran diario argentino”.

 

Podría conjeturase también que la denominación “disciplinador”, como el “dogal” al que se sometería a Scioli, en lugar de describir una realidad a través de metáforas, en realidad esconde un menosprecio respecto de la tarea de los dirigentes políticos en su rol de articuladores de opiniones y aspiraciones diversas y como impulsores de iniciativas políticas acordes con el proceso político en curso a nivel nacional.