Hebe: "Las Madres con mucho esfuerzo socializamos la maternidad "

LA OESTERHELD DECLARÓ PATRIOTAS DEL PUEBLO Y LA PATRIA GRANDE A LOS 30.000 DESAPARECIDOS»

Por la Asociacion Madres de Plaza de Mayo

Marechal nos enseño que la Patria no podía ser nada más que una hija y un miedo inevitable: un dolor que se lleva en el costado sin palabra ni grito (Jaramillo).

LA AGRUPACIÓN OESTERHELD DECLARÓ “PATRIOTAS DEL PUEBLO Y LA PATRIA GRANDE” A LOS 30.000 DESAPARECIDOS

Por la Asociacion Madres de Plaza de Mayo

28/04/2015

El grupo “Compañeros de utopías de la mesa de los sueños” de la agrupación Oesterheld declaró este lunes 27 de abril de 2015, a los 30.000 desaparecidos,  como “patriotas del pueblo y la Patria Grande” en un emotivo homenaje realizado en el Centro Cultural Torcuato Tasso con la presencia de la Asociación Madres de Plaza de Mayo que recibieron tal distinción. Nueve Madres encabezadas por su presidenta, Hebe de Bonafini, compartieron el encuentro, con emoción y alegría.

El periodista Martín García, referente de la agrupación y uno de los promotores del encuentro, fue quien brindó las primeras palabras de la noche: “Hoy es un día histórico para la Oesterheld porque tenemos el honor de contar con la presencia de las Madres de Plaza de Mayo”, comenzó.

Entre los presentes estaban militantes y referentes del campo popular, historiadores, docentes, periodistas y funcionarios nacionales, entre ellos Carlos López, uno de los secretarios de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

“Esta ceremonia tiene que ver con declarar patriotas a todos los compañeros desparecidos por la dictadura”, añadió.

Luego, fue Ana Jaramillo, rectora de la Universidad Nacional de Lanús, quien fundamentó la declaración: “Marechal nos enseñó que la Patria aún no tenía bautismo.

Que era un dolor que aún no sabía su nombre.

Que era un temor que había despertado y que le atravesó un costado y aún le duraba la cicatriz.

También nos enseñó que la Patria era un dolor en el umbral y era un peligro que florecía, que para nosotros la Patria no podía ser nada más que una hija y un miedo inevitable: es un dolor que se lleva en el costado sin palabra ni grito”, arrancó parafraseando al poeta.

En ese sentido, expresó: “Marechal nos dijo ‘No solo hay que forjar el riñón de la Patria, sus costillas de barro, su frente de hormigón: es de urgencia poblar su costado de Arriba, y soplarle en la nariz el ciclón de los dioses.

La patria debía ser una provincia de la tierra y el cielo. Por eso había que librar las batallas terrestres y celestes.

Hacerse pila para sostener un día la construcción de la patria y hacerse carozo para que otros vean la manzana que prometiste.

Había que vencer la Cobardía de ojos oblicuos y la Patria daría el santo y el héroe.

Había que vencerla o lloraría la Patria todavía en pañales’”.

Por último, sostuvo: “Esos pañales que nuestras Madres se los pusieron en la cabeza venciendo a la Cobardía y al miedo.

La Patria ya tiene el nombre de sus hijos, nuestros compañeros: los patriotas del pueblo.

Lloramos y gritamos y nos duran las cicatrices, pero le seguimos poniendo hormigón a la Patria.

Nos multiplicamos como carozos porque nos faltan ellos para seguir haciendo lo que prometimos, esa Patria que soñamos: justa, libre y soberana”.

“A los que bautizaron la Patria con su sangre los declaramos y bautizamos patriotas”, concluyó.

Posteriormente, la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini, fue invitada a compartir sus sensaciones.

En ese mismo todo el público presente se puso un pañuelo blanco sobre sus cabezas para simbolizar su deseo de heredar y compartir la lucha de las Madres.

“Es muy emocionante que este pañuelo tenga tanta fuerza, que transmita amor, respeto, coherencia, lucha y que represente a los desaparecidos.

Hablé mucho con Martín y yo no quería que él hiciera lo que yo quería como si fuese una nena caprichosa, sino que entendiera.

Las Madres con mucho esfuerzo socializamos la maternidad”, afirmó Hebe.

Además, añadió: “Ser Madres de miles y miles es un honor.

Muchas familias no hicieron nada por sus hijos, por eso decidimos ser Madres de todos y por eso no llevamos los nombres de los hijos propios en el pañuelo, por eso no queremos homenajes individuales, ni baldosas.

Esto de hoy es un honor enorme porque son patriotas de verdad, patriotas anónimos.

A 38 años de lucha esto es lo mejor que nos puede pasar, mejor que la condena a un militar”.

“Les pido a todos que entiendan que no hay un desaparecido mejor que otro.

No importa dónde estuvieran o militaban porque todos querían una patria casi como la que tenemos ahora.

Falta todavía, pero por eso queremos tanto a Néstor y Cristina.

Gracias por acompañarnos y por este honor que todavía el país les debe”.

“A ninguno se llevaron por ir al Colegio Nacional, por ser físico o por ser trabajador.

A todos se los llevaron por ser revolucionarios entregados a un país y por una patria mejor”, concluyó Hebe.