De esto se trata la política, de la lucha por el poder.

LA LUCHA POR LA HEGEMONIA

Norberto Colominas

norbertocolominas-150-m
Colominas:-Las próximas elecciones nacionales serán el ring donde se peleará por la hegemonía, es decir, por lograr que la mirada propia sobre la realidad sea la mayoritaria.

 

De esto se trata la política, de la lucha por el poder.

LA LUCHA POR LA HEGEMONIA

Las próximas elecciones nacionales serán el ring donde se peleará por la hegemonía, es decir, por lograr que la mirada propia sobre la realidad siga siendo o se convierta en mayoritaria.

 

Por Norberto Colominas

NAC&POP

26/04/2015

 

De esto se trata la política, es decir la lucha por el poder, tal como la definiera el filósofo italiano Antonio Gramsci.

 

Se pelea para eso, y con ese objetivo se emplean todos los medios disponibles, legales y de los otros.

 

En el escenario argentino hay dos proyectos en pugna.

 

Uno es el actual, que ha logrado separar la economía (y por ende la política) de los intereses del establishment.

 

Y otro es el que busca unir esas partes de nuevo.

 

Es un proyecto nacional y popular, distribucionista en términos de ingreso e igualitarista en cuestiones sociales, que ahora es representado por el kirchnerismo y antes lo fue por Perón.

 

El otro es el viejo plan reaccionario acomodado a las necesidades rentísticas de los distintos sectores de la burguesía (el financiero, el agropecuario y el de la industria más concentrada), que fueron representados históricamente por el Partido Conservador, por los seis golpes militares del siglo 20, por el peronismo de Menem (que no se presentó a la segunda vuelta en 2003 por temor al repudio) y por el radicalismo reaccionario de De la Rúa (que huyó de la casa Rosada en helicóptero dejando una estela de 30 muertos).

 

Esos últimos períodos hegemónicos de dominio burgués-corporativo terminaron mal.

 

Todo indica que el proyecto en curso terminará bien, sin la crisis fenomenal y sin los muertos que dejaron a su paso los otros dos.

 

Eso hace una diferencia.

 

Disciplinadas las fuerzas armadas al poder político, neutralizado el conservadurismo de la Iglesia, sólo el poder económico más concentrado y sus portavoces mediáticos (lo que no es poco) son rivales de peso.

 

En ese sentido mucho es lo que se ha avanzado desde la muerte de Perón hasta hoy.

 

Al trípode Establishment-Fuerzas Armadas-Iglesia le queda una pata sola.

 

Los tanques han sido reemplazados por lo medios.

 

Con eso les alcanza para pelear, pero no para ganar.

 

Cuando la Ley de Medios complete sus objetivos sólo quedará en pie el poder económico, que aunque seguirá siendo mucho ya no será tanto.

 

Los argentinos estamos ante una oportunidad única: prolongar por veinte años o más un proyecto nacional y popular al servicio de la mayoría.

 

Recientemente los medios hicieron una denuncia que es un elogio al kirchnerismo: el gobierno distribuye 17 millones de aportes entre jubilaciones (6,5 millones) y planes sociales de distinto tipo (10,5 millones).

 

Esto es, otra vez, lo que hace la diferencia; toda la diferencia.

 

NC/

 

N&P: El Correo-e del autor es Norberto Colominas norcolominas@hotmail.com.ar