Importa lo que dicen la historia electoral y el sentido común.

LAS PRIMARIAS Y EL SENTIDO COMUN MUESTRAN LA BUENA SALUD ELECTORAL DEL KIRCHNERISMO

Norberto Colominas

norbertocolominas-150-m.jpg
Colominas:-Concluidas las PASO en Salta, Mendoza y Santa Fe, los votantes del kirchnerismo volvimos a re
spirar tranquilos.

Las PASO

LAS PRIMARIAS Y EL SENTIDO COMUN MUESTRAN LA BUENA SALUD ELECTORAL DEL  KIRCHNERISMO

Concluidas las PASO en Salta, Mendoza y Santa Fe, los votantes del kirchnerismo volvimos a respirar tranquilos.

 

 

Por Norberto Colominas

NAC&POP

21/04/2015

 

En Salta el gobernador Urtubey le ganó a la derecha peronista al obtener más del 50 por ciento de los votos.

 

El resto de la oposición pasó desapercibido.

 

Concluyente.

 

En Mendoza, el rejunte de toda la oposición (UCR-PRO-CCV y el massismo) apenas se impuso por 4,5 por ciento de los votos, y eso sin considerar que el justicialismo se presentó dividido entre las fuerzas del gobernador Pérez y la Cámpora, a quienes no los une el amor.

 

Por fin, en Santa Fe, el kirchnerismo obtuvo 25 por ciento de los votos, y entre el candidato de la UCR-PRO-CC y la alianza histórica entre el socialismo y los radicales de la provincia hubo un empate técnico: menos de un punto de diferencia.

 

Los socialistas confían en ganar las próximas elecciones y así lo dijeron.

 

Es posible que los ayuden algunos votos peronistas, que odian prolijamente a Del Sel.

 

La cuarta PASO se realizará en la Capital el domingo próximo.

 

Es seguro que ganará el macrismo, ya sea en su expresión larretista o en su versión michetiana.

 

Pero Recalde, el candidato de La Cámpora, no deja de subir en las encuestas y el posible incluso que alcance entre el 30 y el 35 por ciento de los votos, mientras que Nielssen, el candidato del massismo, todavía no mueve el amperímetro.

 

Cuando se realicen las PASO en la Provincia de Buenos Aires (más del 30 por ciento de los votos de todo el país) se abrirá la puerta que conduce a la verdad electoral.

 

Y entonces Scioli mostrará todo su potencial.

 

En el principal distrito del país Massa tiene un poco (¿cuánto, hoy?) y Macri casi nada.

 

Además el radicalismo no reaccionario está partido entre las corrientes de Stolbizer, Alfonsín (h) y Moreau.

 

Y Sanz no llega al 2 por ciento.

 

Hay varias provincias tradicionalmente peronistas como la Rioja, Jujuy, Chaco, Misiones, Santiago del Estero (con aliados), Corrientes, Entre Ríos, La Pampa y Santa Cruz, en las que el kirchnerismo volverá a ganar e la mayoría de ellas o perderá por muy poco.

 

Neuquén es ahora mayoritariamente radical, aunque también hay votos peronistas.

 

Si no puede hacer diferencias importantes en Mendoza, Santa Fe y Capital, y lo tiene bastante mal en la mayoría de los otros distritos, ¿cómo hará la oposición para compensar la enorme diferencia que le sacará el kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires.

 

No importa lo que digan las encuestas, ya que la mayoría de ellas están bajo sospecha.

 

Importa lo que dicen la historia electoral y el sentido común.

 

NC/