Cristina lanzó una serie de medidas de estímulo al consumo de las familias.

LOS ADULTOS MAYORES COMO PILARES DE CONSUMO

Noelia Torres

Desde la nacionalización de los fondos que tenían las AFJP hasta la actualidad el valor del FGS aumentó casi un 422% y el último año registró un crecimiento del 36,5%

 

LOS ADULTOS MAYORES COMO PILARES DE CONSUMO

 

Por Noelia Torres*

GEENAP

04061403

 

Durante las últimas semanas, la Presidenta Cristina Fernández y su equipo económico lanzaron una serie de medidas de estímulo al consumo de las familias.

 

Una de ellas está específicamente relacionada con los adultos mayores y es el anuncio acerca de los nuevos beneficios que tendrán los titulares de la tarjeta ARGENTA.

 

ARGENTA es un programa de préstamos para jubilados y pensionados que es financiado con recursos del Fondo de Garantía y Sustentabilidad (FGS) de ANSES y se encuentra vigente desde julio de 2012.

 

El objetivo de este programa es brindar préstamos convenientes y accesibles a los adultos mayores.

 

Antes de detallar las nuevas medidas, es necesario realizar un balance desde el lanzamiento de la tarjeta hasta la fecha.

 

En estos dos años y medio se otorgaron más de 1,5 millones de créditos que representan un monto total de más de 10 mil millones de pesos (alrededor de 4.400 préstamos diarios, que representan 56 millones de pesos) y el promedio de los préstamos es de $11.936, siendo el plazo de pago promedio de 36 cuotas mensuales.

 

Otro dato es que la colocación de créditos aumentó un 240% desde agosto de 2014 a marzo de este año.

 

Esto es realmente interesante, ya que es una variable que explica las expectativas positivas sobre el rumbo de la economía argentina en el corto plazo.

 

Ahora bien ¿en que gastan los jubilados con esta tarjeta?

 

Los principales rubros son Supermercados (29% y la mitad corresponde a línea blanca), Artículos del Hogar (28%) y Construcción (20%), es decir que casi un 63% de los gastos de los jubilados se destinan a mejoras del hogar o a la adquisición de nuevos electrodomésticos.

 

Es importante establecer una comparación entre las tasas de los préstamos otorgados por ARGENTA contra las tasas de las entidades financieras, sean estas públicas o privadas.

 

Supongamos que un jubilado quiere contratar un crédito con un plazo de 40 cuotas ARGENTA lo financia con una tasa de interés del 32,44% anual, mientras que el Banco Nación (el Banco público con menor tasa) le brinda una tasa de 41,4% (es decir 8,7p.p. más) y el Banco Macro (el banco privado con mejores condiciones de financiación) brinda una tasa de 61,55% (29,11 p.p. más).

 

A la luz de estas cifras, se puede concluir que ARGENTA es el crédito más accesible para financiar el consumo, particularmente los jubilados y pensionados.

 

¿Qué cambios se introdujeron?

 

En primer lugar, se aumentó el monto máximo de los préstamos de $20.000 a $30.000.

 

Este cambio se dio debido a la movilidad jubilatoria ya que en el último año el haber mínimo aumentó un 38,6% pasando de $2757 a los actuales $3822.

 

Además hasta el 50% del préstamo se podrá retirar por cajero automático.

 

En segundo lugar, se anunciaron otros beneficios para los titulares de ARGENTA como son los descuentos en trenes de media y larga distancia y los viajes financiados hasta en 48 cuotas por Aerolíneas Argentinas.

 

Por supuesto, que las condiciones para que todas estas políticas sean posibles no se dieron por arte de magia.

 

Desde el año 2003 en adelante se trabajó para recuperar el haber mínimo que en el periodo 2003-2007 aumentó un 298% pasando de $150 a $596 y la tasa de cobertura previsional pasó del 66% al 86,2% luego de la Primer Moratoria Previsional.

 

Si bien todas estas medidas mejoraron la calidad de vida de los adultos mayores, el gran salto cualitativo se dio en el año 2008 con la recuperación de los ahorros de los trabajadores a través de la estatización de las AFJP.

 

Los fondos administrados por dichas empresas se traspasaron al ya mencionado FGS que es una herramienta para el crecimiento económico ya que los recursos que lo integran son invertidos en distintas operaciones que permiten el desarrollo de capitales local y el financiamiento a los sectores de la economía real.

 

Desde la nacionalización de dichos fondos hasta la actualidad el valor del FGS aumentó casi un 422% y en el último año registró un crecimiento del 36,5%.

 

Como se señaló anteriormente, este fondo se compone mayoritariamente en Títulos Públicos (65%), Proyectos Productivos y/o de Infraestructura (12%) y Acciones de empresas privadas (11,1%).

 

Un dato no menor es que del monto total de inversiones más de 19 mil millones de pesos se destinaron a la construcción de viviendas con la implementación del Programa PRO.CRE.AR.

 

Esto significa que estos recursos se dirigen a generar un circulo virtuoso en que los recursos de la seguridad social generan un mayor nivel de empleo (lo que vuelve al sistema previsional más sostenible en el largo plazo).

 

A casi siete años de la estatización de las AFJP es bueno recordar que, si bien ese sistema no era sostenible en el tiempo debido a las altas comisiones que se cobraban a los trabajadores (llegaron a cobrar un 2,5% del sueldo bruto), existió la decisión política de mejorar el sistema previsional y de hacer de la dignidad de los jubilados una realidad efectiva y no solamente una promesa de campaña.

 

·        *Economista del GEENAP