El pais siguio desde el 2003 un camino de recuperar la identidad nacional

LA ARGENTINA BAJO FUEGO CORRECTIVO

Jorge Rachid

jorgerachid2015
He sido siempre un desconfiado de las visiones conspirativas de la historia,hasta que los hechos documentales demuestran lo que pensamos en los momentos en que los acontecimientos se estaban desarrollando.

LA ARGENTINA BAJO FUEGO CORRECTIVO

 

Por Jorge Rachid*

 

He sido siempre un desconfiado de las visiones conspirativas de la historia, hasta que los hechos documentales demuestran lo que pensamos en los momentos en que los acontecimientos se estaban desarrollando.

 

Así fue con los documentos desclasificados de los ingleses en su ofensiva contra Perón y el pueblo argentino, culminando en 1955 con los discursos de Wiston Churchill en la Cámara de los Comunes, a dos días del golpe genocida de la Fusiladora, proclamando que "ellos" habían derrocado al” tirano prófugo", anunciando que los perseguirían vivo y después de muerto también, para que no quede memoria viva de él, o sea el peronismo.

 

Con los años nos enteramos también de los golpes de estado pergeñados y ejecutados por el Escuela para las Américas de EEUU, que funcionando en Panamá, entrenaba a los militares latinoamericanos, para ejecutar los mismos, defendiendo los intereses de las empresas y financistas de EEUU.

 

Fue así como el mismo Kissinger, Secretario de Estado de EEUU, quien propició el golpe y asesinato de Salvador Allende en Chile, el mismo Kissinger que sigue escribiendo hoy, en el diario Clarín, como columnista y le pidió a Videla que "todo lo que tenían que hacer, lo hiciesen rápido", es decir el genocidio que aún hoy nos cuesta dolor y búsquedas, de madres y abuelas de décadas de dolor.

 

No tuvieron pudor en invadir Guyana y Panamá, exponiendo su verdadero rostro, ni de provocar los golpes llamados "blandos" en Honduras y Paraguay de la mano de sus embajadores, teniendo algunos fracasos como en Bolivia con la segregación de la Media Luna y con Correa en un intento de magnicidio, hoy lo intentan con Venezuela y Brasil, esmerilando las democracias populares, llamadas populistas por el imperio en su intento de denigrarla, desde una visión supuestamente superior, actitud colonial que siempre han ejercido sobre Latinoamérica.

 

De ahí que el presente de nuestro país hoy sea convulso, como lo viene siendo desde el 2009, al inicio mismo de las medidas estructurales, destinadas a desmontar décadas de construcciones neoliberales, que apuntalando al sector financiero, verdadero rostro de la destrucción del patrimonio nacional, de empresas públicas, del sistema de transporte ferroviario, aéreo y marítimo, responsable de la caída de la industria nacional y su secuela infame de desocupación de heridas sociales, que aún hoy se están reparando, 25 años después del tráfico ideológico en nombre del peronismo, el de las relaciones carnales, la claudicación y la sumisión de la segunda década infame de los 90, sólo enfrentado por el movimiento obrero en el MTA, el CTA y los movimientos sociales, surgidos en la época de la mano de la tragedia humana, que provocan, los dueños del poder en su afán de lucro. los que quedaron dentro del sistema, miraban para otro lado, son los nostálgico de hoy que piensan en Miami y en dólares, como paraísos perdidos, de una época, donde el dolor e inseguridad social fueron únicas en el siglo XX.

 

La Argentina siguió desde el 2003 un camino de recuperar el camino de la identidad nacional, amigar la política con el pueblo, desmontando la lógica monetarista, desendeudando al país, creando trabajo, ampliando derechos sociales, apuntalando derechos humanos conculcados por la concepción del "consenso", hipócrita al servicio de los poderosos y los genocidas.

 

Sacudiendo esquemas rígidos de los organismos de crédito multilaterales como el FMI, el BM y el BID, que vieron disminuidas sus capacidades de operación y extorsión financiera, con monitoreos incluidos que nos llenaban de vergüenza como argentinos, con una embajada de EEUU que operaba a cara descubierta a favor de los sistemas de seguros, para apropiarse del ahorro interno delos argentinos como las AFJP, las ART, la flexibilización laboral, la ejecución del Plan Brady de privatización de empresas estatales, en un verdadero saqueo nacional.

 

Todo eso fue enfrentado desde el 2003  con Néstor Kirchner, con éxitos y fracasos, como toda acción política, pero con un camino marcado de emancipación, en un compromiso pleno con nuestros hermanos y compatriotas latinoamericanos. Esta acción al principio simple de su enunciación ya comenzó a provocar las reacciones de los sectores que se sentían afectados, que había lucrado por décadas, con los golpes de estado, habían hecho fortunas como contratistas del estado, se habían asentado como factores económicos de poder, consolidando su presencia institucional, como el Capo Padrino, tratando de hacerse decente frente al Papa.

 

Estos supuestos empresarios exitosos, prebendarlos del estado, que se quejan por los subsidios a los humildes cuando vivieron de ellos, de las transferencias de riquezas a los sistemas de Seguridad Social, que alimentan desde sus propios medios de comunicación monopólicos, los parlantes internacionales sobre supuestas catástrofes económicas y sociales que sólo caben en su imaginación, porque ni siquiera sus negocios han sido afectados, excepto aquellos mal habidos, como se investiga hoy.

 

Estas políticas llamadas heterodoxas por aquellos "ortodoxos" que nos llevaron a la ruina durante 40 años, de la mano de políticas neoliberales, son la punta del iceberg de una operación política superior, con una estrategia que despliega desde el esmerilamiento hasta la destitución anticipada, desde el caos social a los golpes de Mercado, desde crímenes sospechosos hasta autoatentados, a los cuales los norteamericanos son tan afectos, recordar sólo el estallido del Maine en Cuba a principios del siglo XX, para iniciar la guerra con España y quedarse con la isla, el incidente de la Bahía de Tonkin que inició la guerra de Vietnam, entre otros ejemplos de autoatentados, repetidos por sus socios israelíes cuando mataron los ortodoxos a su propio primer ministro Rabin, cuando hizo acuerdos en Oslo, con Arafat, después envenenaron al mismo líder de la Autoridad Palestina, todas excusas para iniciar nuevas incursiones genocidas sobre el pueblo palestino.

 

Hoy la Argentina bajo fuego articulado de poderes fácticos concurrentes a una misma estrategia, soporta una operación única, inédita en su historia porque es a la vista de todos, porque desde que vino el embajador de EEUU, dos días antes de la muerte de Nisman, hasta la protección  mediática de los candidatos señalados como potables por "ellos", pasando por argentinos colonizados que responden a sus órdenes, desde diputados a periodistas, desde fiscales a jueces que no dudan en recibir instrucciones de EEUU, concurrentes a la presión del juez Griesa amparado por su Corte y su ejecutivo, usando a los Fondos Buitres como ariete punzante sobre la recuperación económica de nuestro país.

 

Esa operación que tiene como objetivo llegar a las elecciones, si antes no logran anticipar las mismas o destituir a la Presidenta, ya que el poder acumulado por el peronismo en estos 12 años, recuperando su perfil ideológico, político y doctrinario ha instalado un nuevo paradigma en la conciencia colectiva del pueblo argentino, una identidad soberana, una herramienta de poder como la política, instrumento único de forjar el nuevo modelos social solidario del siglo XXl.

 

Lo sabe el enemigo, si lo sabe y por eso intenta por todos los medios, desde ahora con conflictos nacionales, pedidos maximalistas de sueldos, ajustes imposibles, con la colaboración de una ofensiva internacional, intentando frenar los acuerdos con China o Rusia, criticando la alianza con nuestro socio mayoritario Brasil, implosionando el UNASUR y la CELAC o el MERCOSUR, con la nueva Alianza del Pacífico, de arancel cero con EEUU, Australia, nueva Zelandia, Japón, Singapur, es decir la estrategia Asia Pacífico, correcta si fuese en término igualitarios, sin asimetrías, pese a lo cual han adherido Chile, Perú, Colombia, México que ya sufre su NAFTA desde hace años con su balcanización del poder actual, por ser maquila de EEUU y un estado narco dominado por las mafias alimentadas por el mayor consumidor del mundo que es el país del norte.

 

Sin este panorama es imposible analizar la realidad actual, lo cual dificulta en ese caso la defensa de los logros obtenidos en estos años, que deben apuntalarse con una batalla cultural que desplace los ejes culturales individualistas, del salvarse solo, del hoy sin un mañana posible que se instaló en el subconsciente colectivo, aún de los militantes del campo popular, de cada uno de nosotros en un mundo que nos tiene como consumidores, antes que como seres humanos, que nos trata como números de marketing en vez de hombres y mujeres que luchan por su destino, lo cual trasladan a la política tratando de derrotarla como herramienta esencial de construcción, haciendo de "la gestión" un fin en si mismo, sin compromiso con el futuro, sin estrategia de desarrollo nacional, sin ideología que la sustente.

 

No existe gestión sin ideología, ni ideología sin gestión. Esto genera contradicciones, marchas y contramarchas, porque en política se construye con lo que hay, mientras se gesta lo nuevo, se acumula en la búsqueda de nuevos caminos a recorrer ante nuevos escenarios. ya no es lo mismo que en el 2003, ahora debemos avanzar en la construcción de una Patria Justa, Libre, Soberana, Patria Grande Latinoamericana, profundizando las realizaciones, convocando a nuevos actores, abriendo mercados emergentes, apuntalando la pequeña y median empresa, volcando conocimiento, democratizando el poder en todos sus estamentos, pensando una nueva Constitución, no su Reforma sobre una matriz ya acabada del siglo XlX, una nueva de cara al siglo XXl. Eso lo sabe el enemigo, por eso opera cada día, cada instante intentando evitarlo, para retomar su ritmo de acumulación obscena a expensas del pueblo argentino, en especial el pueblo argentino humilde y trabajador que sufrió hasta el 2003 la mayor expropiación económica y social, desde 1930 ante el golpe de Irigoyen. Con Perón en 1955 pudieron derrocarlo, pero no derrotarlo porque había cambiado la historia.

 

Les tengo una buena noticia la historia volvió a cambiar, el pueblo ha hecho suyo el nuevo paradigma económico social se ha empoderado de su identidad latinoamericana, defenderá estas conquistas mas allá de cualquier acontecimiento, hará suyo el pueblo el compromiso de lealtad que mantiene con el peronismo desde hace 70 años, por ser el movimiento nacional de liberación nacional y latinoamericana, único movimiento nacional triunfante en la región desde los tiempos de la lucha emancipadora de nuestros Padres Fundadores, Bolívar, San Martín y Artigas, que intentaron continuar, después de Caseros , Irigoyen y Perón, ambos derrocados, ambos adoctrinadores de las mayorías populares, como ahora en este tiempo fueron Néstor y Cristina, que seguramente deberán mantener nuestros compañeros que asuman, si luchamos como corresponde ocupando la calle como el primero de marzo, en cada fecha: 24 de marzo, primero de mayo, 25 de mayo, 9 de junio, 9 de julio (fusilamientos), 26 de junio ( primera Constitución Nacional de la Liga de los Pueblos Libres artiguista),17 de agosto y así cada día, con nuestro fervor, nuestras banderas, nuestra alegría, nuestra juventud que sólo nosotros podemos exhibir. Nuestros enemigos tendrán embajadas, dinero, medios pero carecen de mística, ilusiones, utopías que llena nuestras emociones y devuelve nuestra dignidad militante.

 

jorge rachid jorgerachid2003@yahoo.com.ar