Querías volver a Libertador General San Martín, a Ledesma , para seguir siendo testigo de tantas cosas que pasan

YA SON MUCHOS AÑOS QUE TE FUISTE

Por Ricardo Ariel Aredez

No nos resignamos esa permanente impunidad que hay a 39 años del Golpe de Estado, donde el Poder Economico genocida, sigue triunfando en la historia misma

YA SON MUCHOS AÑOS QUE TE FUISTE

Por Ricardo Ariel Arédez*

NAC&POP

17/03/2015

Ya son 10 años que te fuiste, y como querías seguir viviendo.

Lo se, te escuché decirlo porque querías volver a tu lugar, había muchas cosas para seguir haciendo, para seguir acompañando a los que tienen esas ansias de poder vivir mejor.

Querías volver a Libertador General San Martín, a Ledesma , para seguir siendo testigo de tantas cosas que pasan , y ver las caras de los que quieren algo distinto, de los eternos conformistas, y de los cómplices para que nada cambie.

También me acuerdo de tus rabias, porque decías, que  no era posible tanta resignación en la gente a seguir viviendo así, hay mucha desigualdad social, y se nota tanto esto.

No te resignaste a un futuro desigual, no te resignaste y no nos resignamos a la desigualdad en el feudo de los Blaquier.

No me resigno a la impunidad, a esa permanente impunidad que hay a 39 años del Golpe de Estado, donde el Poder Económico Genocida  en el norte argentino, siga triunfando en la historia misma.

No me resigno a que se siga confiando en estas empresas que por el solo hecho de dar trabajo y encima mal pago y mal reconocido, miren para otro lado, aunque el olor a podredumbre invada hasta impregnar los corazones de todos.

No me resigno a la derrota, no, porque vi  tantas Madres, Padres, Hermanos e Hijos, cambiar el curso de sus vidas cuando ellos los desaparecidos y los detenidos , fueron llevados en esos móviles de ese Poder Económico que tan gentilmente “pusieron a disposición de las Fuerzas Conjuntas” siempre manejados por sus empleados.

No me olvido que en Ledesma sus tierras están regadas con la sangre de tantas gentes.

No me olvido en el año 1980, la inundación que ocurrió  y las correntadas de agua, piedras barro, bajaron desde los canales de riego de la Empresa Ledesma hacia la población, sepultado un gran barrio obrero al completo, donde hubo cientos de familias muertas, pero la consigna oficial era: “ solo hay 6 muertos”, muchos recordámos entonces que había un intendente en Ledesma que llegó  en 1973 y que se oponía tenazmente a la construcción de ese barrio en ese lugar, porque se pensaba que si había una fuerte lluvia, iba a haber graves complicaciones.

Ese intendente médico hoy es un detenido – desaparecido, el mismo que extendió el ejido municipal y obligó a pagar los impuestos a ese Poder Económico, por primera vez al municipio.

No me olvido de Jorge Osvaldo Wiesz y Carlitos Patrignanni, sindicalista y abogado del sindicato, que formaron el primer Sindicato Clasista Combativo y que nunca traicionaron a sus representados, hoy también son detenidos – desaparecidos.

No me olvido del control de opinión que había en la Escuela Secundaria del lugar, donde muchas docentes, esposas de funcionarios de esa Empresa investigaban al que pensaba distinto a lo establecido en el lugar, no me olvido que desde esa escuela salieron denuncias contra profesores y alumnos de pensamiento distintos, que los mismo pagaron tamaña osadía con prisión y tortura desde 1975.

No me olvido que desde la Iglesia se ejercía un férreo control de pensamiento en la población, y que el mismo que le dijo a Olga, que ellos habían puesto 40 móviles a disposición de las Fuerzas Conjuntas manejados por sus empleados, ese mismo personaje, era el Administrador de esa Empresa, el que impartía con su mujer un curso obligatorio de cristiandad, para las parejas que querían casarse, nadie se podía casar si no tenían aprobado ese curso.

No me olvido que en Julio de 1976 en la tercera semana, estaba ya mi padre detenido, nuevamente a las 22 horas se corta el suministro eléctrico de Libertador General San Martín, entré en pánico, mis compañeros y yo salimos corriendo de la plaza, cada uno a su domicilio en medio de la oscuridad, cuando faltaba una cuadra para llegar al domicilio de mis padres, siento y veo un móvil frenar delante mío, cortándome de golpe la carrera para llegar a la casa, me alumbran sus faros, abren las puertas de ese móvil blanco y veo nuevamente el logo de esa Empresa en la puerta de ese vehículo, el mismo logo de la empresa que vi en la madrugada del 24 de marzo de  1976, cuando lo cargaron a mi padre ya detenido y se lo llevaron;  y entonces  vi gente de civil,  “ellos me dicen documentos, ellos dicen” este es Arèdez”, mi madre gritaba desde una cuadra y me dejaron ir, durante toda la noche y madrugada, escuchamos gritos de gente pidiendo: “No me lleven”,

“Por favor ¿adonde me llevan?”

No me olvido de las amenazas, allanamientos, seguimientos, teléfono interceptados en el domicilio de mis padres desde 1975, porque era notable como se escuchaba que había gente casualmente escuchando lo que uno hablaba.

No me olvido de la policía privada de esa empresa, uno de cada miembro vivía en cada barrio, e informaba de movimientos sospechosos.

No me olvido que ya mi padre estaba desaparecido, yo estaba en 3 año de la Escuela Normal y tuve como profesora de Literatura a María Elena – Mimi – Blaquier de Pereyra Iraola, en ese entonces y en la salida de una clase me dijo: “Arédez yo tengo que hablar con Usted, lo espero en mi casa mañana”, cuando lleguè a la casa de mis padres, le conté a mi madre, ella se puso muy nerviosa y me prohibió salir , siempre pensé que sería si esa charla con la señora Blaquier se hubiera dado?

No me olvido que un día en la Plaza de Mayo, un jueves de hace casi tres años, se acerca un hombre y me dice: “Sos Ricardo Arédez no?, con tono de mis pagos, yo le digo que si, soy Ricardo, este hombre me dijo : yo fui unos de los comisionados por la empresa para manejar los móviles el 24 de marzo durante todo el día y en Julio del 76”, lo miré e inmediatamente me dijo, te digo esto porque el Doctor Arédez fue médico de mi familia, de mis padres e hijos y siempre los atendió, pero no puedo ayudarte en nada porque la Empresa me beca a mis hijos para que estudien, ahora mismo me voy a las oficinas de la empresa a cobrar la beca”, lo miré y le dije “por lo menos que tus hijos sepan la verdad, dales esa posibilidad, que sepan la verdad de lo ocurrido, rompe ese pacto de silencio con tus hijos, ellos seguro que te lo agradecerán.

También me dijo: “perdonarme hermano, pero no puedo hacer otra cosa que decirte esto” y se fuè rumbo a las oficinas de Ledesma en Buenos Aires.

Y se ahora, que nuestra búsqueda de la Verdad no fuè en vano, que valió y vale la pena seguir, que instalamos el tema desde el primer momento, EL PODER ECONÖMICO CÓMPLICE DE LA ULTIMA DICTADURA MILITAR y sabemos de esa historia del GRUPO AZCUENAGA, donde grandes empresarios, con el presidente de Ledesma a la cabeza, preparaban con dinero el golpe de Estado de 1976.

Y se que cuando llegó el Grupo Espacio para la Memoria a Ledesma, y pusieron el cartel a la entrada del Ingenio, con el logo de Presidencia de la Nación, donde decía: “INGENIO LEDESMA, AQUÍ SE COMETIERON CRIMENES DE LESA HUMANIDAD DURANTE EL TERRORISMO DE ESTADO” lentamente fuè apedreado, fuè apedreada también esa frase, siempre en la noche, en la oscuridad, creo que hoy no existe ya ese cartel.

El Poder Económico, nunca lo permitirá, porque naturalmente, a la historia, la siguen escribiendo ellos.

Y nosotros ¿que? ¿donde quedamos parados? ¿donde?

Claro que me siento muy angustiado, muy triste, muy impactado, porque en estos tiempos de Democracia se llegó a denunciar a este Poder Económico, en la figura de Carlos Pedro Tadeo Blaquier, Presidente del Directorio de la Empresa Ledesma, Alberto Lemos, Administrador, Federico Nicholson, ex vicepresidente de la UIA, Oscar Henrry Peverelli y a la dueña natural de ese poder económico, María Elena – Nelly – Arrieta de Blaquier como cómplices de la última Dictadura Militar.

Hoy la Sala IV de la Cámara de Casaciòn con Gustavo Hornos, Juan Carlos Geminiani y Eduardo Riggi, dicen que Blaquier no sabía para que serían utilizados sus móviles y da por terminado esta búsqueda de Verdad y Justicia.

Es cierto, es una empresa que da trabajo, es la opinión de muchos, pero a que precio?, con esta historia de tantos años y años de impunidad, de hacer lo que ellos quieren?

Me duele el pecho, me duele la cabeza, me duele la vida, me duele la Memoria, me duele las Madres, ahí recordándolas, sentadas, con la mirada perdida, con esos ojos de haber visto siempre la impunidad, esperando al hijo que lo larguen.

Esas Madres y Padres y Hermanos de Ledesma – Jujuy muchos ya no están con nosotros.

Hay que seguir y ser testigo de lo que pasará de ahora en más, ellos con solicitadas dicen: “Que seguirán colaborando con la Justicia”, ahora la Corte Suprema de Justicia de la Nación, esa corte, la misma que no le interesó ver el pedido que hiciste vos mamá para que esa Empresa dejara de contaminar a la población con el bagazo expuesto, ese pedido que llevó adelante el CODESEDH, con Norberto Liwsky a la cabeza, cuando dejabas la vida , por esa enfermedad que produjo esa contaminación del bagazo en tus pulmones.

Recuerdo que gente de Greenpeace Argentina, les dijo a los Blaquier y les recomendó que esa montaña de bagazo debería estar por lo menos a 10 km de distancia de la población y no como siempre está , ahí en la población, ellos como siempre se rieron de tamaña osadía en decirles a ellos que hacer en sus dominios.

Hay que seguir, no nos queda otra, esto quería recordar junto a vos mamá en este día cuando hace 10 años partías cansada de luchar.

Agotada, sin fuerzas y nos decías: “Sigan Ustedes, yo lo único que hice es luchar por la dignidad de mi pueblo Ledesma y denunciar al Poder Económico de Ledesma”

RAM/

NAC&POP: El mail de *Ricardo Ariel Arédez Márquez es ricardoarielaredezmarquez@yahoo.com.ar