EL MINISTERIO DE TRABAJO LE CONTESTA AL DIARIO LA NACION

Agustin Pineau

logo-ministerio-de-trabajo150
El MTEySS realizo un informe en donde se destaca la evolucion del empleo publico en relacion a la creacion de empleo privado. De esta manera desmiente la publicacion realizada por el diario

EL MINISTERIO DE TRABAJO LE CONTESTA AL DIARIO LA NACION


A partir de una publicación realizada por el diario La Nación el martes de está semana, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social realizó un informe en donde se destaca la evolución del empleo público en relación a la creación de empleo privado. De esta manera, el Ministerio desmiente la publicación realizada por el diario.


Leemos el informe del Ministerio a continuación:


La Nación titula en su tapa de hoy una noticia sobre la evolución de empleo público y el privado. Este medio afirma que el empleo público, más específicamente el correspondiente al Poder Ejecutivo Nacional (PEN), creció un 46% entre 2003 y 2014 y seguidamente sentencian que cae el trabajo en el sector privado. Es altamente probable que cualquier lector que no profundiza en la nota se quede con la impresión que la dinámica de las dos categorías ocupacionales planteadas hacen referencia al mismo período temporal, pero esto no es así. Mientras que para el empleo público se compara 2003 con 2014, para el empleo privado se evalúa, en el mejor de los casos, el último año, aunque ni siquiera es cierto que se verifique una caída como la anunciada por el matutino.


Lo que no dice La Nación es que en el período comprendido entre 2003 y 2014, mientras que la cantidad de puestos de trabajo en el Poder Ejecutivo Nacional (PEN) se expandió efectivamente un 46%, el empleo registrado del sector privado creció un 70%.


ndicetabla1

Tabla Nº 1 |  Evolución del empleo registrado del sector privado y del Poder Ejecutivo Nacional. Período 2003 – 2014. Total País.


Pero lo más importante aún es que a pesar de las alarmas que dispara habitualmente este medio de comunicación sobre la expansión del empleo público desde el año 2003, la participación del mismo en el total del empleo asalariado registrado no sólo no creció exponencialmente, sino que cayó. Para probar esta afirmación se señala que en 2003 había 15 puestos de trabajo en la actividad privada por cada empleo en el PEN. Once años después, en 2014, se contabilizan más empleos del sector privado por puesto del ámbito público: 18 empleos privados por cada empleo público en el Poder Ejecutivo Nacional.


Es decir, si bien es cierto que la cantidad de puestos de trabajo en el PEN creció, este fenómeno se encuentra en sintonía con la expansión de los servicios y prestaciones que brinda el Estado Nacional, y sobre todo, con el crecimiento de la estructura productiva del país y del empleo formal.


Por otra parte, si se observa la variación del último año (2013 vs. 2014) se puede afirmar que, como viene repitiendo la Presidenta, el Jefe de Gabinete y los Ministros de Economía y de Trabajo, el empleo registrado del sector privado pudo sostenerse en la Argentina, pese al contexto adverso que nos tocó transitar durante 2014. La cantidad de puestos de trabajo en la actividad privada no creció, pero tampoco se contrajo.

…………………..

Articulo

 

Aumentó 46,1% la dotación del Gobierno

Ocurrió entre 2003 y 2014, según datos oficiales; cae el trabajo privado

Por Francisco Jueguen

  | LA NACION

  

No sólo las picardías del Indec contienen el incremento de la desocupación en la Argentina. En los últimos años, el empleo público actuó como un bálsamo para contener la destrucción de puestos de trabajo. Un dato sirve de ejemplo: según cifras oficiales, entre 2003 y 2014 sólo el Poder Ejecutivo Nacional (PEN) aumentó su plantilla laboral 46,1%, y la mayor expansión se dio durante el gobierno de Cristina Kirchner. Datos privados estiman que en total hay en la actualidad unos 3,5 millones de empleados públicos.

empleadospublicossegundiariolanacion

 

En el sector privado, según FIEL, el trabajo cayó 1,3% el año pasado, mientras que el empleo público trepó 4,5%. Esta dinámica se repite desde 2008, según explicaron en FIEL.

 

El mayor reclutamiento estatal se da en las provincias, y luego aparecen la Nación y los municipios.

 

"En los últimos siete años el empleo público creció siempre muy por arriba del privado", afirmó Juan Luis Bour, economista jefe de FIEL y especialista en mercado laboral.

 

De acuerdo con el Boletín Fiscal presentado por el Ministerio de Economía en enero pasado, en el tercer trimestre de 2003 el PEN contaba con 245.366 empleados. Los datos del mismo trimestre de 2014 muestran que el sector que incluye a todos los ministerios y a las diversas modalidades de contratación suma hoy 358.491 trabajadores. Los números oficiales no contemplan los llamados tercerizados, que les facturan a empresas o universidades, pero en concreto trabajan en el Estado.

 

El sector que más se expandió en los últimos años fue el de las empresas y sociedad estatales. Desde el tercer trimestre de 2006 hasta el mismo período del año pasado, los recursos humanos de esas compañías crecieron 173,3%: pasaron de 9566 a 26.151 empleados, sin contar el personal de Aerolíneas Argentinas, YPF, Correo Argentino, AYSA, Enarsa y Arsat, entre otras firmas. Los otros entes u organismos descentralizados del sector público no financiero mostraron en los últimos once años un incremento de 11,6% (de 9566 a 26.151 trabajadores).

 

Entre las gestiones de Néstor y Cristina Kirchner existe una diferencia de volumen. Mientras el primero aumentó 13,73% la dotación del PEN, la actual presidenta expandió 27,5% esos recursos. El paralelismo es válido, ya que en los últimos años la creación de empleo público reemplazó a un estancado empleo formal privado. Según la consultora FIEL, en un informe basado en datos públicos, en 2008 el trabajo en el sector privado creció 1,2%, mientras que el empleo público avanzaba a una velocidad de 3,7%. Lo mismo ocurrió hasta 2014, cuando incluso cayó 1,3% el empleo privado.

 

"El crecimiento del empleo público es elevado cuando la economía se contrae, como ocurrió en 2009 y en 2014", explicó Bour. Según FIEL, el 63% de los trabajadores estatales están en las provincias; 17%, en municipios; 17%, en la Nación, y 3%, en empresas estatales y bancos públicos.

 

El Indec estimó que en el segundo trimestre del año pasado el sector público provincial tenía 803.347 trabajadores, mientras que los municipios sumaban 117.923 empleados. En ambos casos, existió un crecimiento de la plantilla laboral en 2014 en comparación con un año atrás, a pesar del mal momento económico.

 

Sin embargo, los datos del organismo estadístico se basan en los números del sistema previsional (SIPA), y no contemplan las provincias que no transfirieron sus cajas previsionales a la Nación (Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Chubut, Entre Ríos, Formosa, La Pampa, Misiones, Neuquén, Santa Fe, Santa Cruz y Tierra del Fuego).

 

"La acumulación de empleo público es, junto con el aumento de pensiones, que se duplicó en los últimos nueve años, un importante factor de crecimiento del gasto público que condicionará a cualquier nueva administración", opinó Bour. "El recurso de apelar al sector público como sustituto tiene un límite dado por el creciente deterioro fiscal", coincidió Jorge Colina, de Idesa.

 

"En 2014 se confirma la tendencia. No hay creación de nuevos empleos asalariados formales en el sector privado, lo que se compensa con más empleo público", indicó, y agregó: "El problema de fondo es la falta de competitividad de la economía, que hace muy difícil a las empresas crear nuevos empleos".

 

Los ministerios con más personal en planta permanente y transitoria son los de Defensa y Seguridad. En sus filas suman a la policía y al Ejército. Entre los contratados -más expuestos a la utilización de la política- el podio se lo lleva la cuñada de la Presidenta. De acuerdo con el Boletín Fiscal, Alicia Kirchner controla a 8488 trabajadores en el Ministerio de Desarrollo Social.

 

Trabajar en el Estado -cerca de la cúpula del poder- puede ser un buen negocio. En la actualidad, hay 12.380 empleados que ganan más de 48.000 pesos brutos mensuales. En rigor, el promedio salarial en esta franja es de 65.202 pesos, según los datos oficiales. No obstante, el salario bruto promedio en el PEN y otros entes del sector público es de $ 17.340, aún lejos de los $ 100.624,15 que todos los meses cobra la presidenta de la Nación..