Dan curso a una denuncia sin fundamentos, que debería haber sido desestimada.

DI TULLIO: ES UN GOLPE DE ESTADO EN PROCESO DESDE UN SECTOR DEL PODER JUDICIAL

Telam

juliana_ditullio-150-m.jpg
Juliana:-Miremos el intento de golpe que sufrió esta semana Venezuela o lo que sufrió la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff; o la misma Michelle Bachelet, en Chile.

Dan curso a una denuncia sin fundamentos, que debería haber sido desestimada.

DI TULLIO: “ES UN GOLPE DE ESTADO EN PROCESO DESDE UN SECTOR DEL PODER JUDICIAL”

Miremos el intento de golpe que sufrió esta semana Venezuela o lo que sufrió la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff; o la misma Michelle Bachelet, en Chile

 

La presidenta del bloque de Diputados del Frente Para la Victoria, Juliana di Tullio, se expresó sobre el avance que efectuó el fiscal Gerardo Pollicita en la causa que impulsaba el fiscal Alberto Nisman y manifestó que “es un golpe de estado en proceso desde un sector del Poder Judicial”.

 

En el mismo sentido, la responsable de la bancada oficial afirmó que a un sector de la justicia "se le fue la mano" y marcó que "se les nota mucho y la gente se da cuenta".

 

"En un solo día le dan curso a una denuncia sin fundamentos, que debería haber sido desestimada, contra la Presidenta de la República y pocas horas después otro fiscal hace una imputación descabellada contra el Jefe de Gabinete de Ministros, el Ministro de Salud y la Ministra de Desarrollo Social”, sentenció di Tullio.

 

Además, la diputada indicó que “también hoy un periodista de la corporación mediática amenazó al hijo de la Presidenta” al referirse a las declaraciones de Jorge Lanata que anunció que "estamos cerca" de que el juez Bonadio cite a declarar a Máximo Kirchner.

 

“Estos intentos desestabilizadores no los sufre nuestro Gobierno nada más, los padece todo el pueblo argentino”, analizó di Tullio.

 

Finalmente sostuvo que “lo mismo que pasa en nuestro país, sucede en la región" y agregó: "Sino miremos el intento de golpe que sufrió esta semana Venezuela o lo que sufrió la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff; o la misma Michelle Bachelet, en Chile”.