Patricia Breccia es una de las más importantes creadoras argentinas en el campo de las historietas

UN DIA, PATRICIA BRECCIA, ALBERTO BRECCIA Y HECTOR GERMAN OESTERHELD

patriciabreccia-150-m.jpg
Patricia:-Estábamos con mi viejo (Alberto Breccia), Hector, y yo en un café en una galería en la calle Florida. Tenía bigotes negros. Fué la ultima vez que lo vimos.

UN DIA, PATRICIA BRECCIA, ALBERTO BRECCIA Y HECTOR GERMAN OESTERHELD
serilletadehgoapb-410-max.jpg

NAC&POP

25/01/2015

“Estábamos con mi viejo Alberto Breccia), Hector, y yo. En un café en una galería de la calle Florida, fué la última vez que lo vimos. Tenía bigotes negros, y andaba con una gorra. Yo ni siquiera había empezado a publicar, o muy poquito, mis primeros pininos. Me dio esta servilleta autografiada ara mi. La guardé como oro en polvo, si saber lo que iba a pasar”. (Patricia Breccia)


Patricia Breccia es una de las más importantes creadoras argentinas en el campo de las historietas y el humor gráfico.

Hija del gran dibujante Alberto Breccia, comenzó muy joven a publicar sus trabajos.

 

La mayoría de sus trabajos se publicaron también en Italia.

Ha hecho historietas para niños, ilustraciones y story-boards para cine.

 

Comenzó dibujando con guiones de Guillermo Saccomanno en Humor, Siete Días y Superhumor la serie “Sol de noche”; en Fierro comenzó publicando con Juan Sasturain la tira “Museo” y luego con guión propio, “Sin novedad en el frente” y otras historias sueltas.

 

Ha participado en importantes publicaciones, tales como las revistas Sancho, Mengano, Mediasuela, Humor, SexHumor, Feriado Nacional  y Fierro, entre las más conocidas a nivel nacional, además de publicar para revistas europeas.

 

Nacida en Haedo, Provincia de Buenos Aires, a pesar de su trayectoria, el trabajo de Patricia Breccia suele ser invisibilizado en un campo hegemonizado por varones.


Su obra en la revista Fierro constituye una de las pioneras “irrupciones” de una historieta creada íntegramente por una mujer en el medio.

 

Sus historietas cuestionan el sistema desde una voz femenina que sufre de una angustia y soledad muy personal que a la vez expresa la situación de muchas otras mujeres.