SE CREO LA 1º CARRERA DE ELECTRONICA APLICADA AL AGRO DE AMERICA LATINA

Sala de Prensa

tecnologiasnac
Especialistas de INTA participaron de la creacion de la primera carrera de ingenieria electronica con orientacion en aplicaciones agropecuarias del pais y America Latina

SE CREO LA 1ª CARRERA DE ELECTRONICA APLICADA AL AGRO DE AMÉRICA LATINA

 

Moltoni destacó la importancia de estimular la creación de tecnologías nacionales, debido a que eso permite sustituir importaciones y generar fuentes de empleo.

 

Sin precedentes en América Latina y el país, especialistas del INTA participaron de la creación de la primera carrera de ingeniería electrónica con orientación en aplicaciones agropecuarias, que se dicta en la Universidad Nacional de Moreno –Buenos Aires–. El programa de formación tiene una duración de cinco años y apunta a capacitar profesionales para trabajar en el desarrollo de tecnologías que permitan potenciar el sector agroindustrial.

 

“Dentro de las políticas de Estado, hoy día la ingeniería es clave para llevar a cabo un modelo industrializador basado en la sustitución de importaciones”, señaló Andrés Moltoni, responsable del Laboratorio de Electrónica del Instituto de Ingeniería Rural del INTA y docente e investigador de dicha unidad educativa.

 

Ante esta demanda, explicó que la mayoría de las universidades ofrecen una formación general en electrónica, la cual deja de lado las problemáticas de lo agropecuario y las de las economías regionales. En esa línea y dada la escasa disponibilidad de técnicos idóneos, el perfil de la nueva carrera prioriza el diseño de tecnologías aplicadas a los procesos productivos.

 

“La orientación en aplicaciones agropecuarias pretende formar un ingeniero capaz de comprender las necesidades y las potencialidades del sector agroindustrial para generar dispositivos electrónicos, que mejoren los procesos de producción, calidad y almacenamiento de la producción agropecuaria y contribuyan al crecimiento de las economías regionales”, observó.

 

Moltoni destacó la importancia de estimular la creación de tecnologías nacionales, debido a que eso permite sustituir importaciones y generar fuentes de empleo. Asimismo, agregó que los equipos diseñados a escala local tienen la ventaja de ajustarse a la realidad específica del país y, al no importarse, su costo es menor y se vuelven más accesibles para los productores.

 

Además de enseñar a desarrollar dispositivos de agricultura de precisión como monitores de rendimiento y computadoras de pulverización, la formación brinda herramientas para planificar tecnologías vinculadas con la agrometeorología, la ganadería de precisión, el seguimiento satelital, la trazabilidad, la apicultura y la cría de porcinos, entre otras.

 

La carrera se denomina ingeniería en electrónica con orientación en aplicaciones agropecuarias y se dicta en la Universidad Nacional de Moreno que, además, cuenta con un laboratorio para impulsar la investigación en agroelectrónica. Respecto de la orientación, está compuesta por 11 asignaturas teóricas y teórico-prácticas, que se intercalan entre el primer año y el quinto.