DESDE VENEZUELA, SERGIO LANDINI, DE FM LA BOCA, PARA CUBRIR LAS ACCIONES GOLPISTAS.

Sergio Landini

Aunque la guerra económica de desabastecimiento sigue generando problemas en la distribución de ciertos productos claves, cuyo precio es controlado por el gobierno.

Segundo informe para la Argentina:

DESDE VENEZUELA, SERGIO LANDINI, DE FM LA BOCA, PARA CUBRIR LAS ACCIONES GOLPISTAS.

 

 

SITUACION DE VENEZUELA – NUEVO REPORTE

 

Por Sergio Landini

FM LA BOCA

18/03/2014

 

En lo que transcurrió del último informe tuvimos la oportunidad de comprender mejor la dimensión del ataque que está sufriendo Venezuela.

 

El núcleo duro de la guarimba (acciones violentas) ha recibido entrenamiento militar en guerra urbana, probablemente en Colombia o Miami, o bien, son directamente, paramilitares colombianos.

 

Sus acciones tienen una planificación milimétrica y con una doctrina militar perfectamente desarrollada.

 

Tienen un cordón de jóvenes en alta vulnerabilidad social que contratan como mercenarios (en algunos casos por 5000 bolívares por semana) y por último un tercer cordón de “jóvenes estudiantes” de universidades privadas.

 

Estos últimos son los que aparecen frente a las cámaras y dicen repudiar la violencia, pero operativamente siguen brindando apoyo a acciones criminales.

 

Tienen una organización llamada JAVU.

 

Los rectores de las Universidades Privadas levantan las clases para que los jóvenes de posición elevada puedan salir a protestar.

 

Acá hacemos un aparte para caracterizar a los “estudiantes”

 

VINCULACION ENTRE “ESTUDIANTES”, LA CIA Y EL DEPARTAMENTO DE ESTADO DE EE. UU. EN LA LÍNEA DE LOS “GOLPES SUAVES” DESARROLLADA POR GENE SHARP

 

Siguen lineamientos de la CIA

 

Desde Serbia asesoraron al grupo político concentrado frente a la Magistratura

 

27 febrero 2013

 

En este reportaje realizado el día 26/2/13 , la estudiante Vanessa Eisig, integrante del movimiento Juventud Activa Venezuela Unida (Javu) confiesa la filiación de este movimiento con la organización OTPOR, que surgió hace siete años, financiada por la CIA y que ejecutó la campaña para derrocar a Slobodan Milósevic en Serbia, en el año 2000.

 

En esta ocasión pedían la destitución de Maduro por usurpador del poder ante la enfermedad de Chávez.

 

“Nuestro movimiento proviene de Otpor que nació en Serbia, donde uno de los fundadores es Gene Sharp. En Venezuela, al presidente fundador de Javu, Julio César Rivas le llamó la atención ese movimiento y la resistencia no violenta y así nos creamos”, explicó Eisig.

 

Agregó que Javu ha tenido contacto indirecto con Otpor, pues “es complicado vivir en Serbia y el idioma lo complica”.

 

Sin embargo, precisó que han conversado por correo electrónico con Sharp pues él “siempre se ha mantenido sumamente interesados en las actividades que realizan (Javu) en Venezuela”.

“Últimamente se ha puesto en contacto con nosotros la fundación de Canvas, que vendría siendo el centro de la resistencia no violenta a nivel internacional, y son todos aquellos que estuvieron en la Resistencia Árabe, por ejemplo. A nosotros lo que nos identifica a nivel internacional es la imagen del puño. Aquí es blanco porque es el clásico, pero en otros países le ponen los colores de su bandera. Ese puño es signo de resistencia y de burla al socialismo”, detalló esta estudiante de Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas.

 

El Centro para la aplicación de acciones y estrategias no violentas (Canvas por sus siglas en inglés), al que se refiere Eisig es una empresa que, tal como revelaron 73 documentos filtrados por Wikileaks el pasado 16 de febrero de 2013, actúa en Venezuela desde 2006 y diseñó un plan de acción para la oposición venezolana en 2010, con el fin de promover la desestabilización del país utilizando de forma preferente a estudiantes.

 

APOYO Y LOGÍSTICA

 

La integrante de Javu indicó que estuvieron preparando esta “protesta” desde principios del mes de febrero y eso les permitió desarrollar una logística en cuanto a comida y seguridad.

 

“Todo nuestro carnaval lo pasamos planeando qué íbamos a hacer. Los miembros de Javu, Movimiento 13 de Marzo de la Universidad de Los Andes en Mérida, Liberación 23, Operación Libertad y Ana Karina García de la UCAB nos conocemos de diferentes luchas y hemos coincidido en ellas. Así, nos pusimos de acuerdo, nos reunimos en Caracas y planificamos”, describió Eisig.

 

Asimismo, dijo estar agradecida con los medios de comunicación y la sociedad civil, quienes los han ayudado “en días anteriores y en años anteriores”.

 

De igual forma, Eisig informó que recibieron la tarde de este miércoles la visita de Antonio Ledezma, Richard Blanco y Diego Arria.

 

En cuanto a la logística, la estudiante ucabista precisó que se trata de un equipo de los movimientos que ahí se encuentran, quienes garantizan el suministro de alimentos, comida y medicamentos, en caso de ser necesarios.

 

Eisig enfatizó que se “radicalizará la protesta a medida que no se cumplan sus expectativas”.

 

NOTA:

Financiamientos de OTPOR: Desde el Departamento de Estado y a través de la USAID, la NED y el IRI, todas agencias de la CIA (Fuente: diario The New York Times). Instituto Nacional Demócrata para Asuntos Internacionales (NDI, por sus siglas en inglés), Freedom House (FH) y Open Society Institute (OSI). (Fuente Departamento de Estado).

 

La OSI depende de George Soros, uno de los principales accionistas de Monsanto, quien capitanea los procesos de legalización de la marihuana en Argentina y Uruguay, negocio jugoso para Monsanto y los terratenientes de ambos lados del Rio de la Plata.

 

La OSI es experta en camuflarse con la izquierda. Desde el 20 hasta el 26 de marzo de 2010 se realizó en el departamento uruguayo de Colonia un “Campamento Latinoamericano de Jóvenes Activistas Sociales”,

 

Una investigación permitió averiguar que el campamento contó con el auspicio del Open Society Institute de George Soros, y de otras instituciones vinculadas al mismo.

 

La sorpresa fue mayúscula porque en el campamento se realizaban reuniones en ronda, fogones y trabajos colectivos con papelógrafos, con fondo de whipalas y otras banderas de pueblos originarios.

 

Un decorado y estilos que hacían pensar que se trataba de un encuentro en la misma tónica de los Foros Sociales y de tantas actividades militantes que emplean símbolos y modos de hacer similares.

 

Algunos de los talleres empleaban métodos idénticos a los de la educación popular de Paulo Freire que, habitualmente, suelen emplear los movimientos antisistémicos.

 

Lo cierto, es que unos cuantos militantes fueron usados “democráticamente”, porque todos aseguraron que pudieron expresar libremente sus opiniones, para objetivos opuestos para los que los convocaron.

 

Este aprendizaje de la fundación de Soros fue aplicado en varias ex repúblicas soviéticas, durante la “revuelta” en Kirguistán en 2010 y en la revolución naranja en Ucrania en 2004.

 

En Argentina, la OSI, a través encuentros conjuntos entre organizaciones político estudiantiles y la Revista THC, difunde el consumo de drogas que ya es habitual en la juventud de izquierda universitaria del pais.

 

Estos actores son la base de una acción que se centra pura y exclusivamente en los sectores acomodados de la sociedad venezolana y allí donde la derecha tiene el control territorial (Este de Caracas, Barrio El Trigal y San Diego de Valencia – Carabobo, Lechería en Anzoátegui, en Mérida y en la frontera con Colombia en Táchira y Zulia).

 

Buscan ciertos lugares estratégicos, por ejemplo, en Mañongo buscan cortar abastecimientos desde Puerto Cabello.

 

O bien cortan el paso de importantes volúmenes de población para forzar la confrontación.

Sin embargo, los puntos donde se hallan las guarimbas son minúsculos en relación al enorme control territorial enorme que tiene el gobierno de Maduro.

 

Dentro del plan del fascismo este elemento es obviado.

 

No libran la batalla pensando en el territorio y la población venezolana.

 

No les preocupa realizar acciones criminales (como poner cables para que se degollen los motoqueros – con por lo menos 3 víctimas fatales-, atacar un jardín de infantes o destruir estaciones de subte) no les preocupa lo brutal de su control territorial y lo minúsculo de sus posiciones.

 

Saben que hagan lo que hagan la dictadura mediática va a decir que son “manifestaciones de jóvenes estudiantes pacíficos”, que “Venezuela está dividida por mitades”, que “todos los muertos son responsabilidad del gobierno” (si, hasta los guardias nacionales asesinados y los motoqueros degollados por la derecha).

 

Si no convencen, por lo menos, confunden.

 

Pero personalmente vi donde están las guarimbas o sus restos interrumpiendo la calle: las vi en Chacao (Caracas VIP) en Trigal, en San Diego (Valencia – Estado Carabobo VIP) y en Lechería (Anzoátegui VIP).

 

Siempre hay alcaldes de derecha y una policía que acompaña a los sediciosos.

 

En la inmensa bastedad del territorio venezolano, la gaurimba no pudo hacer pie.

 

Difícil es que un pueblo que no paró de avanzar desde que Chávez llegó al poder, que cuenta con salud y educación como nunca tuvo y con un gobierno que continúa construyendo viviendas a un ritmo vertiginoso, salga a la calle contra su propio interés.

 

Esto, aunque la guerra económica de desabastecimiento sigue generando problemas en la distribución de ciertos productos claves, cuyo precio es controlado por el gobierno.

 

El grupo nuclear de la guarimba cuenta con francotiradores altamente calificados en su tarea.

 

Lo que hacen los guarimberos es poner muchos cortes de calle que no acompañan con presencia de ningún militante.

 

Así de simple, dejan las bolsas de basura, los tachos o lo que sea, pero sin militancia atrás, los obstáculos están SOLOS.

 

¿Cómo se logra esto?

 

Lo que ha sucedido es que, puntualmente, se encuentran apostados en las cercanías estos francotiradores y cuando un guardia nacional se acerca a abrir la calle es atacado con disparos de mortífera certeza.

 

En Valencia mataron a un guardia de un tiro en el ojo y la población adinerada del barrio salió a festejar (se trata de una población que pide la intervención de los EE.UU), lo que buscan es desmoralizar a la guardia nacional y generar entre sus efectivos quiebre en la cadena de mandos, en la medida en que los guarimberos los atacan, escupen, le tiran orina, pero los guardias tienen la orden de no responder.

 

En este accionar queda claro el objetivo de buscar un rebote en los medios masivos de difusión internacionales de la imagen de un guardia reaccionando.

 

Con esta táctica de guerra urbana bien planificada buscan multiplicar los cortes de calle.

 

Los barrios ricos quedan cerrados y muchas personas de buen pasar sufren también el accionar de estos grupos que tienen a los marginales como mano de obra, pero dirigidos por cuadros que actúan con decisión.

 

Para pasar en algunos lugares están cobrando peaje, con lo que tienen una fuente de financiación extra.

 

Esto implica un control territorial zonal activo que puede ser el gérmen de la guerrilla urbana.

 

Lo que están haciendo es ejercer un control mafioso similar al que podía ejercer Escobar Gaviria.

 

El chavismo, con Maduro al frente debe librar una guerra de inteligencia para poder desarticular a este sector nuclear, esquivo, bien protegido en los barrios adinerados (o bien, controlando por terror), coordinado y con elevada formación combativa.

 

Está librando una novedosísima forma de lucha: la lucha por la paz, conteniendo a colectivos que tienen que apretar los puños cuando pierden a un camarada o guardias que son constantemente provocados.

 

En la zona pobre de Valencia – Carabobo- no pueden hacer cortes.

 

Lo que hicieron es organizar una “toma de tierras” por parte de bandas delincuenciales justo en terrenos donde se planifica construir un centro de salud y una escuela.

 

Justo en el país que tiene el ritmo de construcción de vivienda popular más asombroso del planeta.

 

La gente organizó cortes en protesta por tal acción logrando incorporar un poco más de caos en zonas donde no lo había.

 

Pero esta excepción demuestra lo que venimos viendo en los territorios populares: la guarimba allí no progresa.

 

El día miércoles el chavismo realizaba una marcha por la paz en La Isabelica – Valencia.

 

Se abrió fuego sobre la movilización y al menos 3 chavistas murieron y unos 30 fueron heridos.

 

Se mostró a dos francotiradores en Zurda Konducta, programa que sale por Venezolana de TV, disparando en perfecta posición rodilla en tierra y con un grupo operativo de unos 5 miembros encargados de recoger los casquillos de bala.

 

En la mira está el alcalde de San Diego, Scarano, quien a todas luces es cómplice, cuando no instigador, de la agresión fascista.

 

Esperamos su pronto desafuero.

 

En las redes sociales la derecha escuálida tiene ventaja.

 

Allí los jóvenes de clase alta se dan aliento ante sus acciones violentas (por ejemplo, quemar una garita de la guardia nacional, quemar un camión con carne, quemar buses donde se transporta al pueblo), pero no solo se festejan: también hostigan a chavistas, llaman a marcar sus casas con pintura y hasta se los amenaza de muerte.

 

Las amenazas de el Vicepresidente de EE.UU. John Kerry y el pacto de los medios masivos de difusión concentrados para sacar una hoja de calumnias acerca de lo que sucede en Venezuela no debe ser visto de otra manera que como el preparativo de una intervención armada.

 

En el campo internacional se expusieron al ridículo con la denuncia de Panamá ante la OEA, quedando solos Panamá, EE.UU y Canadá.

 

Pero el imperialismo tiene la máquina de hacer dólares y va a seguir trabajando.

 

Van a esperar una correlación internacional más favorable y una derrota del Kirchnerismo sería un golpe duro al escudo diplomático que hoy tiene Venezuela.

 

La izquierda que juega contra el kirchnerismo electoralmente será festejada por el imperialismo si permite que la derecha se haga del gobierno en Argentina.

 

Tal vez sea la ventana que necesita el imperialismo para intervenir en Venezuela.

 

El domingo16/03 María Corina Machado, diputada fascista, organiza una marcha a la Embajada Cubana, buscando frontalmente la represión.

 

Era una gran apuesta, pero solo lograron congregaciones de pequeñas cantidades de personas de buen nivel adquisitivo que piden que se vayan los cubanos, aun los médicos que atienden a la población pobre.

 

En un largo viaje que realicé en ese día, de más de 4 horas, solo vi a un grupete de unos 20 guarimberos fashion, con globos y todo el merchandaising gritando que estaban “en dictadura”. Fue en Barquisimeto.

 

El guión de Guerra de Cuarta Generación que aplican es de largo aliento, buscan la desmoralización del chavismo, la desarticulación de la cadena de mandos en las fuerzas armadas y de seguridad y tener una base para la propaganda de guerra que aísle internacionalmente a la revolución bolivariana.

 

Hasta ahora el movimiento guarimbero fue descendiendo y las marchas chavistas son infinitamente superiores en número.

 

 

Los cortes están provocando contradicciones con su propia base social, que en parte apoya, pero en gran parte sufre las medidas y la contaminación del aire que respiran por los cauchos y bolsas de basura quemados.

 

Si los chavistas se lo propusieran, acabarían con los núcleos de guarimba en cuestión de unas pocas horas.

 

Esto es real, pero una confrontación frontal sería un error, ya que la coordinación internacional de este ataque es amplia.

 

Los acontecimientos pueden dispararse en cualquier dirección dada la impunidad de los fascistas combinados con la dictadura mediática que está dispuesta a todo.

 

Luego de haber declarado la guerra mediática al pueblo venezolano, difícilmente la verdad se interponga en su tarea, sería jugar con su propia credibilidad aceptar que Venezuela sigue construyendo su revolución a pesar del ataque del fascismo.

 

La acción del gobierno es impulsar los diálogos de paz en todo el territorio aislando al núcleo fascista de la agresión y aguantar sin responder a las provocaciones.

 

Movilizar a las masas como garantía de la democracia.

 

El día sábado la movilización fue de solidaridad con la Guardia Nacional, pueblo y fuerzas armadas y de seguridad juntos contra la agresión persistente que reciben.

 

En los últimos llamados Maduro convoca a terminar con el accionar de las guarimbas, pero solo una vez que se acumuló la suficiente evidencia acerca de su accionar criminal y que se generó un cansancio en la propia guarimba y en su base social pudiente.

 

ESTAMOS RODEADOS “PAGINA 12 MIENTE”

 

“Vaporosos golpes suaves” es una calumniosa nota periodística firmada por el Sr. José Natanson, Director de Le Monde Diplomatique Edición Cono Sur y salió este domingo 16/03 en el diario Página 12.

 

Un vacuo ejercicio semiológico acerca de si estamos ante un “golpe suave” o vaya a saber qué, es el formato que toma una nota llamada a confundir a un público que apoya al chavismo, como lo es por lo general el que lee el Página 12.

 

No podemos pensar que un Director del Dipló pueda padecer de problemas de información, así que simplemente vamos a decir en que escamotea la verdad.

 

Vamos a numerar las claves de la construcción tendenciosa:

 una serie de protestas estudiantiles en demanda de seguridad derivó en una seguidilla de hechos de violencia que ya causaron unos veinte muertos de ambos bandos…

 

Este párrafo empieza con un nivel de simplificación burdo.

 

Como vimos, la organización estudiantil JAVU, protagonista de los hechos, jamás negó su vinculación con OTPOR, sino que usa el símbolo del puño derecho creado por esa organización.

 

Ante confesión de Vanessa Eisig, consideramos que no hacen falta más pruebas: poco importa la inseguridad aquí.

 

Pero tampoco se trató de una “protesta estudiantil”.

 

Rompieron una plaza y atacaron un importante edificio Judicial quemando 9 autos de la policía.

 

Oculta el carácter planificado y organizado probado hace tiempo.

 

En cuanto a las protestas, oculta que están circunscriptas a los barrios ricos y que la inmensa mayoría de las víctimas son chavistas y guardias nacionales.

 

Oculta el conocido accionar de francotiradores matando a ambos bandos que fue característico en el golpe del 2002 (no olvidemos los sucesos de Puente Laguno).

 

Que hasta ahora ha sido la derecha quien ha intentado dar una imagen de situación ingobernable buscando muertes de alto impacto internacional: coincide la muerte de una miss en un hecho de seguridad días antes de la protesta, con la miss que matan ya en plena protesta con un disparo que, según testimonio de los que estaban presentes en el lugar, vino de donde no lo esperaban, de atrás.

 

En Argentina se está viviendo una situación similar con generación de caos a través de asesinatos dizque por motivos de inseguridad pero que buscan originar caos y desestabilización.

 

Pero la situación sería incomprensible si no se considerara también la reacción represiva del gobierno, que utilizó a la policía para evitar manifestaciones, que alentó a sus seguidores a desarmar las barricadas por la fuerza (“apagar la candela”, en palabras de Maduro) y que hasta mantiene detenido a un dirigente opositor (que, por otra parte, había formulado declaraciones claramente sediciosas).

 

La impunidad con que actúan los guarimberos es cósmica, al grado que ya genera fricciones con la Guardia Nacional y con algunos colectivos.

 

Por no hallar la reacción deseada, los medios internacionales tuvieron que poner fotos de represiones en Grecia o Chile.

 

No podemos dar cuenta de todas las muertes que hubieron y cuál fue su ejecutor, eso es obvio.

 

Pero sí podemos decir claramente quien espera la represión, con escalada y guerra civil para avanzar con sus aviones.

 

No hace falta ni nombrarlo.

 

Un analista como Natanson no puede obviar este elemento de la realidad sin caer en el burdo lugar de un pobre escriba al servicio de las peores causas.

 

Maduro con un 49% en la última votación no necesita andar lidiando con este proceso desestabilizador.

 

No nos cabe la menor duda que si una denuncia involucra a algún agente del estado, el gobierno será el primero en tomar cartas en el asunto.

 

Por supuesto, Leopoldo López está preso porque fue instigador de actos criminales, según Natanson, estaría en entredicho si el Estado Venezolano debería aplicar su ley o no.

 

Todo esto en el contexto de un modelo que combina una evidente legitimidad popular con no menos evidentes signos de deterioro económico y, en menor medida, social (54 por ciento de inflación y 1,2 de crecimiento el año pasado).

 

Como en Argentina, grupos concentrados generan precios inflados para generar inestabilidad.

 

Claro que el gobierno podría, a la manera neoliberal, desregular el cambio de monedas y los precios.

 

En ese caso los empresarios fugarían capitales y estarían más que contentos, pero el país no se desarrollaría.

 

En ese escenario no habría guerra económica.

 

Cuando el gobierno cuida el desarrollo productivo nacional, allí aparecen las dificultades y allí luego aparecen los Natanson criticando.

 

Y aparecen las guarimbas justo cuando se promulga la ley de precios justos contra la especulación y fija un límite a las ganancias del 30%.

 

Guerra de cuarta generación, así de claro, en Venezuela como en Argentina.

 

Pero además resalta que “en menor medida… ( existiría deterioro)… social”.

 

Habría que preguntarle al pueblo venezolano que no conocía la medicina social, la asignación por maternidad y que es beneficiario del más ambicioso plan de construcción de vivienda social que funcione a nivel mundial.

 

Pero podría también consultar a los organismos internacionales que reconocen a Venezuela como el país donde más crecieron los indicadores sociales en estos últimos años.

 

Natanson habla de deterioro social, junta un lenguaje aparentemente neutro con una calumnia monumental.

 

¿De dónde cree el señor Natanson que le viene la “legitimidad popular” al gobierno?

 

Por otra parte ¿cómo no ligar las causas de esa legitimidad con las motivaciones de las ultraminoritarias guarimbas?

 

"Volviendo al planteo más general, digamos que resulta difícil determinar la línea exacta que separa el ejercicio democrático de la oposición, que incluye por supuesto el derecho a manifestarse en las calles y organizarse en las redes sociales y los medios de comunicación, todas cosas que han sido confundidas con intentos de desestabilización, del simple golpe de Estado.

 

Impedimento para que la gente salga de sus barrios, quema de ómnibus, de estaciones de subte, destrucción de edificios públicos.

 

“Organizarse en las redes sociales” como vimos, implica amenazas de muerte y transmisión de tecnología asesina.

 

Esto oculta Natanson.

 

"Henrique Capriles responde a las acusaciones del chavismo con el siguiente argumento: “Los civiles no dan golpes de Estado, los dan los militares”.

 

La pregunta … podría formularse en estos términos: ¿hasta dónde un golpe sin sujeto es realmente un golpe?”

 

Lo que dice Natanson podría resumirse así: “como estas acciones no encontraron al militar que las represente, no son intentos de golpe”.

 

El fracaso guarimbero, producto de la unidad y patriotismo que demostraron las FANB y el tremendo apoyo popular al gobierno, es usado en beneficio de los fracasados golpistas.

 

Natanson se hace el que desconoce la metodología de la CIA en estos casos.

 

Desconocerá entonces qué es la fase de “propaganda de guerra”

 

El actual momento en que los medios concentrados deciden publicar una página diaria de calumnias contra Venezuela y John Kerry, vicepresidente de EE.UU. amenaza a este país.

 

Tremendo analista internacional resultó siendo.

 

"Luego hace referencia al “…carácter ambiguo del tipo de gobierno que se ha consolidado en algunos países latinoamericanos, que por supuesto no puede ser descripto como autoritario, pero que indudablemente incluye un debilitamiento del componente republicano, y en menor medida también del componente liberal, propio de cualquier democracia.

 

A ello se suma, en Venezuela, la muy novedosa eliminación del freno más importante que históricamente encontraron las democracias presidencialistas para prevenir las tentaciones autoritarias: el límite temporal al ejercicio del poder por la misma persona (como se sabe, Venezuela es el único país sudamericano con reelección indefinida). “

 

A ver, el “republicanismo liberal” al que hace mención Natanson implica a Menem y de la Rúa en nuestro país.

 

Gobiernos de los ricos con pobres pulverizados por dictaduras monstruosas y medios concentrados.

 

Pero si nos referimos a Venezuela es peor.

 

Aquí la republicanísima y liberalísima alternancia se manejaba desde el 58 con el llamado Pacto de Punto Fijo, donde Acción Democrática y COPEI se garantizaban el ida y vuelta del manejo del gobierno.

 

La corrupta y asesina IV república que a tantos militantes persiguió, torturó, desapareció o directamente ejecutó.

 

En el mismo lodazal involucra al golpe de estado que dio el propio Hugo Chávez.

 

Desconociendo que Chávez fue a la cárcel por tal acto y que el antecedente del golpe fue el alzamiento popular del 89 conocido como “Caracazo” contra las políticas neoliberales.

 

Si lo dejamos desbarrancar en su republicanismo abstracto, Natanson llegaría a cuestionar el alzamiento del 19/20 de diciembre del 2001.

 

No lo hace porque sabe que sería intragable para el público argentino, pero si lo hace con los alzamientos del pueblo boliviano cuando le querían privatizar un elemento natural tan preciado como el agua.

 

Si sigue así, vamos a tener que revisar el 25 de mayo de 1810.

 

Se hunde en el fango de la depravación moral cuando aplica la teoría de los dos demonios al origen de los gobiernos de izquierda en el subcontinente “cuyo origen es menos diáfano de lo que habitualmente se admite” .

 

Afirma que las crisis que los precedieron, producto de la resistencia a políticas neoliberales serían equivalentes a estas guarimbas de ricos que piden la muerte de Maduro, por seguir dando beneficios a los pobres.

 

Cuando sectores fascistas pretenden un golpe, hay que ser bien claro, de qué lado se está.

 

El lector, en base a lo leído podrá decir de qué lado está quien pretende encubrir o jugar al confuso (y más en un medio que es leído por gente progresista) cuando atacan los fascistas junto al imperialismo