Y SE TERMINO, NO MAS, CHE!

Daniela Bambill

brindis-ao-nuevo150
La unica verdad es la realidad y la realidad es que concluye este 2013 y si me permiten quiero levantar mi copa por algunas cosas chiquitas y simples:

Y SE TERMINO, NO MÁS, CHE!

 

Por Daniela. A. Bambill

 

 

Termina el año irremediablemente, termina….

 

Ella dijo "preparensé para las cosas más estrambóticas" y se quedó corta.

 

Cacelorazos, la "ruta del dinero k", las bóvedas, los bolsos con billetes, la amante de Néstor y todas las mentiras reproducidas hasta el hartazgo por la máquinaria enfermiza a control remoto, las elecciones de candidatos erráticas con el consiguiente resultado y las fotos caprichosas y glamorosas como vuelto a la confianza, la "nueva política" elogiada por el cabezón innombrable y omnipresente en cada movida desestabilizante, narco-policías en Córdoba, robos organizados por las policías provinciales, cortes de energía disparados a mansalva, héroes de pacotilla que interrumpen sus vacaciones para armar el circo mediático y vuelven al descaso sin soluciones concretas, denuncias delirantes de la blonda pitonisa y sigue la lista poco original y previsible…

 

En el medio, un pueblo que ha sabido recuperar la dignidad, un pueblo que se extiende mucho más allá de la General Paz y la pantalla de TV adónde es tan importante una denuncia por corrupción que jamás llega a comprobarse, un asesinato espantoso, un choque en Retiro, como la cocción de un huevo en el asfalto del microcentro.

 

Hay un pueblo que está acostumbrado a mirar atónito reality show en que se ha convertido el intento sistemático de la oposición por arrebatarle las conquistas con la anuencia de mezquinos personajes que cambian de convicciones como de calzones, mira atónito "la debacle total, el caos y la destrucción" mientras preparan sus mesas de fin de año compartiendo con sus familias la alegría de reunirse y festejar la magia que se enciende cuando se apaga el noticiero, esa que trae de pronto la realidad tan diferente a la de un país para pocos.

 

Hay un pueblo que mira atónito mientras comienza a pensar en concretar el sueño de la casa propia porque el Pro.Cre.Ar es una realidad efectiva, mira atónito mientras compra regalos navideños para los pibes, porque desde que existe la AUH los únicos privilegiados, de verdad, son ellos.

 

Mira atónito esas noticias horribles mientras celebra el ingreso a la Universidad del primero de la familia que puede hacerlo… Detrás de las cosas estrambóticas que se presentan a diario, hay un pueblo que un día apagará definitivamente la tele para comenzar a vivenciar su realidad concreta.

 

Mientras tanto seguirán apareciendo "entidades" de dudoso prestigio que contrastarán sus análisis con los de la CEPAL sin ponerse colorados y sicarios de la información que seguirán esgrimiendo esos análisis como verdades absolutas. Seguirá existiendo un mediopelo disconforme con todo lo que le rodea y responsabilizando del calor al gobierno, de las lluvias y de las papas radiactivas de Chernovyl…

 

Porque eso también es parte de la cosa, este Pueblo es tan heterogéneo y contradictorio, con humores tan diversos como oferta de temas instalados hay. Falta mucho por hacer, falta muchísimo y será muy duro el 2014.

 

Las cosas estrambóticas ya no serán exclusividad de la oposición sin brújula, seguramente personajitos de poca monta con intenciones de grandes estadístas comenzarán el desgaste interno, la mezquindad y la ambición son inherentes a la condición humana y eso de "todo en su medida y armoniosamente" parece haber quedado en el tiempo para algunos muchachos/as….

 

La única verdad es la realidad y la realidad es que concluye este 2013 y si me permiten quiero levantar mi copa por algunas cosas chiquitas y simples: la salud de la Presidenta, luz que ilumine los cráneos de la dirigencia intermedia (que bastante oscurita está por cierto), coherencia que guíe cada acción militante por pequeña que parezca, férrea constancia en sostener y profundizar las conquistas alcanzadas (nada es definitivo si no se cuida como corresponde) y mucho pero mucho debate….

 

Nos lo debemos, lo necesitamos, es la única manera de construir consensos sólidos, y cuando digo "consenso" lo pienso hacia adentro, ya sabemos que hacia afuera connota una suerte de "bajada de pantalones" frente a los sospechosos de siempre.

 

Les deseo desde lo personal de todo corazón un año en que al volver a casa encuentren el nidito caliente, lleno de eso fundamental para cada uno de nosotros que se llama AMOR, porque no se olviden que el AMOR VENCE AL ODIO y que encaren los días con esa terca alegría que solemos apagar frente a las vicisitudes cotidianas, porque nada grande se construye sin alegría y los PUEBLOS TRISTES NO VENCEN ni crecen.

 

FELIZ AÑO NUEVO PARA TODOS Y TODAS y a prepararse con todo que LA PATRIA nos necesita fuertes, convencidos y alegres!

 

Daniela. A. Bambill

 

 

danielabambill@gmail.com