EEUU Y EL ESPIONAJE A PETROBRAS

Contrainjerencia

rousseff
Rousseff dijo que de confirmarse este hecho, quedaria en evidencia que el espionaje no es por seguridad o lucha contra el terrorismo, sino que responde a intereses economicos y estrategicos estadounidenses

EEUU Y EL ESPIONAJE A PETROBRAS

 

Por Contrainjerencia

 

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, reclamó el supuesto espionaje hecho a la petrolera estatal Petrobras por parte de los Estados Unidos y dijo que de confirmarse este hecho, quedaría en evidencia que el espionaje no es por seguridad o lucha contra el terrorismo, sino que responde a intereses económicos y estratégicos del Gobierno norteamericano.

 

En una nota de prensa divulgada este lunes por la presidencia de Brasil, la mandataria condenó el hecho, asegurando que los intentos de violación y espionaje de datos e informaciones son incompatibles con la convivencia democrática entre países amigos. ”De nuestra parte, tomaremos todas las medidas para proteger al país, al gobierno y a nuestras empresas”, advirtió Roussef.

 

El pasado fin de semana, la cadena brasileña TV Globo, realizó otra revelación sobre un nuevo acto de espionaje de Estados Unidos hacia Brasil. Esta vez, se trató de una violación a la privacidad relacionada con el gigante petrolero Petrobras.

 

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha señalado este lunes que las tentativas de espionaje de datos e información “son incompatibles” con la convivencia democrática entre los países amigos, y son “manifiestamente ilegítimas”.   Al respecto, la presidenta brasileña destacó que su Gobierno tomará  ”todas las medidas para proteger el país, el gobierno y las empresas”, según señaló en un comunicado oficial.

 

Rousseff dijo que si las informaciones transmitidas por la prensa se confirman, resultaría “evidente” que el motivo para espiar datos de Brasil, cuyo objetivo sería ahora Petrobras, “no es la seguridad o la lucha contra el terrorismo”, sino “intereses económicos y estratégicos”.

 

“Sin lugar a dudas, Petrobras no representa una amenaza para la seguridad de cualquier país”, dijo la presidenta brasileña, quien destacó que la petrolera constituye “uno de los mayores activos de petróleo del mundo y un patrimonio del pueblo brasileño”.

 

Rousseff se refirió así al informe emitido este domingo por Globo TV, en el que se señalaba que según documentos filtrados por el ex asesor informático Edward Snowden, la red privada de ordenadores de Petrobras fue supervisada por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de los Estados Unidos.

 

La presidenta de Brasil destacó al respecto que el Gobierno brasileño está empeñado en obtener una aclaración por parte del gobierno de EE.UU. sobre las violaciónes eventualmente practicadas, y en exigir medidas concretas que eliminen “definitivamente” la posibilidad “de espionaje, del ataque a los derechos humanos, a nuestra soberanía y nuestros intereses económicos”, señala el comunicado.