BOLIVIA Y PERÚ CONVERTIRÁN ILO EN MEGAPUERTO DEL PACÍFICO

ABI

Potenciaran sendas inversiones hasta convertir Ilo en megapuerto, en el Oceano Pacifico y sur peruano, en la perspectiva de la carretera bioceanica que correra de este a oeste Sudamerica

BOLIVIA Y PERÚ CONVERTIRÁN ILO EN MEGAPUERTO DEL PACÍFICO

 

Por ABI 

 

Por acuerdo de sus presidentes, Ollanta Humala y Evo Morales, Bolivia y Perú potenciarán con sendas inversiones hasta convertir Ilo en “megapuerto”, en el Océano Pacífico y sur peruano, en la perspectiva de la carretera bioceánica que correrá de este a oeste Sudamérica y de equipararlo con los de Brasil, en el Atlántico, anunció el domingo el mandatario boliviano Evo Morales.

 

“Por eso tenemos que discutir seriamente con el presidente Ollanta Humala. Nos comunicamos hace 2 ó 3 días, conversamos bastante y me dijo que está acelerando, que se va aprobar esos acuerdos que tenemos con Perú, para empezar y buscar mayor inversión para tener megapuertos”, afirmó en declaraciones a la radio y televisión públicas de Bolivia.

 

Un día después de anunciar que su gobierno radicará “en los próximos días” una demanda contra Chile en la Corte Internacional de La Haya para obtener una salida soberana al Pacífico, Morales explicó que la decisión de potenciar en consorcio con Lima el puerto de Ilo responde a la necesidad de ponerse a la altura del nivel de exportaciones de Brasil a Asia y Europa, 209 millones de toneladas por una ruta marítima que implica 8.000 km (6.000 millas náuticas, más menos).

 

Mediterránea hace 134 años, consecuencia de una guerra territorial que, aliada de Perú libró con Chile, Bolivia inaugurará una carretera que conecte los puertos atlánticos de Brasil con los Perú, en el Pacífico sur.

 

Parte de su política de reivindicación marítima a Chile, Bolivia se ha propuesto, a través de una vía que cruza su territorio de oriente a occidente, servir la carga que sale de Brasil y conducirla hasta embarcarla a ultramarinos en puertos de Perú, por una carretera trinacional de 2.000 km lineales, es decir menos de un tercio de lo que la carga del gigante regional recorre para bajar por el Atlántico hasta el austral Cabo de Hornos y empinar hasta Asia y enrumbar luego Europa por el Pacífico.

 

“Aquí mucho tiene que ver Brasil. Brasil por supuesto exporta su productos hacia Shangai, China, Asia, Europa y por tanto no necesitamos pequeños puertos, como en Chile, como en Ilo, sino megapuertos”, sostuvo el mandatario.

 

El anuncio de Morales de sentar a Chile en estrados internacionales, se registró días después que la Asamblea Legislativa Plurinacional aprobara una Ley que elimina la reserva de Bolivia al artículo VI del Pacto de Bogotá o Tratado Americano de Soluciones Pacíficas, suscrito en 1948, y que allana el camino para acudir a la justicia de La Haya.

 

Morales se dijo dispuesto a pavimentar una ruta que incrementará el flujo de vinculación de Bolivia con Brasil, y que conecta la ciudad boliviana de Santa Cruz con su pares brasileñas de Cáceres y Cuyabá y que empalma con vías del centro y occidente andino de Bolivia, que mira el Pacífico, y que en el momento se halla en estado de camino de tierra apisonada.

 

“Hay que acelerar la construcción de camino pavimentado hacia San Matías, esa zona con rumbo a los, puertos del Perú, en especial, porque hay que hacer megapuertos”, machacó.

 

Fundado en datos de comercio exterior, el mandatario dijo que los puertos Chile, por los que circula el 70% de la carga boliviana a ultramar, tienen una capacidad infinitamente insuficiente para satisfacer las exigencias comerciales de Brasil.

 

En esa categoría incluyó a los del sur de Perú, en el área de influencia de Bolivia.

 

La decisión de La Paz de potenciar el puerto de Ilo sin declinar su centenario reclamo marítimo a Chile, país al que volvió a ofrecer el refuerzo de la complementariedad económica vigente, se basa en un acuerdo boliviano peruano en vigor desde 1992 y que fue perfeccionado en 2010, por Morales y su colega peruano de entonces, Alan García, que le permite a Bolivia usar como propio, por 99 años sin soberanía, el terminal marítimo y un pedazo de playa.

 

El documento, público como Tratado de Ilo, se encuentra a consideración del Legislativo peruano que debe ratificarlo o relanzarlo.

 

El primero de los casos le permitirá a Bolivia construir instalaciones para su Armada en Ilo.

 

También le acicateará a terminar de construir una carretera entre La Paz y el puerto.

 

“Había algunas observaciones que tuvimos que corregir con el gobierno del presidente Humala, eso nos hizo perder tiempo y, segundo, hablamos de cómo acelerar el camino pavimentado que conecte Ilo y La Paz en especial, en Bolivia tenemos dos proyectos”, sostuvo.

 

La orientación de la carga de Brasil a Perú no implica, necesariamente, la exclusión de Chile de comercio boliviano.

 

“No somos egoístas, nunca vamos a poder alejar a Oruro (sudoeste de Bolivia) de los puertos chilenos, estamos convencidos de eso, nadie les va a prohibir pero los puertos que tiene (Chile) son tan pequeños frente a la exportación de productos, sólo de Brasil”, sostuvo.

 

Morales formalizó asimismo su decisión de construir un ferrocarril que cruce de este a oeste su territorio para canalizar el comercio de Brasil y, de paso, fluir la carga de la mediterránea Bolivia hacia el Atlántico, por la vía fluvial Paraná Paraguay.

 

“También he apostado por un ferrocarril entre los océanos Pacífico y Atlántico”, sostuvo.

 

Bolivia perdió la Guerra del Pacífico ante Chile a fines del siglo XIX, y con ello, su salida al mar, después de firmar, según el Palacio Quemado, bajo presión, intimidación, el Tratado de 1904.