ANTI Q CARACHAS. FUCK YOU ATÓMICO A GORILAS, CIPAYOS Y NO POSITIVOS

Una vez más se prohíbe la obra de un eternauta: Héctor Germán Oesterheld.. Esto nos demuestra nuevamente cuán peligrosas son las ideas.El Eternauta representaba la lucha contra todo el individualismo y proponía al héroe colectivo, porque nadie se salva solo.

ANTI Q CARACHAS. FUCK YOU ATÓMICO A GORILAS, CIPAYOS Y NO POSITIVOS

 NAC&POP

2 de septiembre de 2012

 

4 de setiembre: día de la historieta nacional.

 Una vez más se prohíbe la obra de un eternauta: Héctor Germán Oesterheld.

 Esto nos demuestra nuevamente cuán peligrosas son las ideas.

 Oesterheld, un argentino que escribió guiones de historietas y relatos de aventuras.

 Tal vez porque se había graduado en geología podía entender el subsuelo de la Patria.

 De su mano nacieron varios personajes como: Sargento Kirk, Bull Rocket, Ernie Pike, Sherlok Time y Mort Cinder, pero sin dudas El Eternauta logró concentrar, gracias a su gran observación y comprensión de los hechos de aquellos días, al héroe necesario y cotidiano: el pueblo, unido y organizado.

 Héctor Oesterheld planteaba a través de la historia de un guerrero del futuro (El Eternauta) la necesidad de la liberación frente a un enemigo poderoso y despiadado.

 El Eternauta representaba la lucha contra todo el individualismo y proponía al héroe colectivo, porque nadie se salva solo.

 Era este un mensaje claro del gran escritor y militante revolucionario que fue Oesterheld plasmado en la historieta que fue inmortalizada en los dibujos de Francisco Solano López (descendiente del político paraguayo)  y que se publicó en varias revistas.

 Las ideas no se matan.

 Un 27 de abril de 1977, en plena dictadura militar Héctor Oesterhel fue secuestrado en La Plata.

 Ya habían sido secuestradas sus cuatro hijas: Diana (24), Beatriz (19), Estela (25) y Marina (18). También desaparecieron sus yernos y nietos.

 Fue detenido y estuvo prisionero en Campo de Mayo, también en una cárcel clandestina de La Tablada, pasó por el CCD denominado “Sheraton” (noviembre 1977 – enero 1978) , también en el CCD “El Vesubio”.

 No se sabe con certeza las circunstancias ni la fecha exacta de su asesinato, pero se supone que fue en 1978.

 La desaparición, tortura y muerte de Osterheld se suma a la de otros escritores que representaban la nueva camada del pensamiento nacional.

 La dictadura nos prohibió leer, saber, pensar, y provocó un vacío cultural, un genocidio cultural.

 Con la desaparición de escritores como Rodolfo Walsh, Germán Oesterheld, Francisco Paco Urondo, Haroldo Pedro Conti y una extensa lista escritores, periodistas y trabajadores de prensa desaparecidos, torturados y asesinados por la Triple A y por los grupos de tareas de la dictadura militar 1976-1983 (ver listado al final) quedaba postergado un proceso de liberación nacional.

 Nuevamente quieren desaparecer El Eternauta y Oesterheld.

 En plena democracia un personaje metido a la política prohibió la lectura de El Eternauta en las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires.

 Muchos salieron a llamarlo “el etertonto” a la luz de la extensa seguidilla de desaguisados y medidas de persecución y prohibición que atentan contra la cultura y contra la educación argentina.

 Mauricio Macri, alcalde o jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires salió a efectuar declaraciones donde aseguró que no permitirá el libro de historieta El Eternauta en las escuelas de la ciudad de Buenos Aires.

 Las declaraciones las hizo a una radio del grupo Clarín.

 Con total desparpajo.

 Claro, Macri no estaba al tanto de que la figura de El Eternauta había sido utilizada por jóvenes militantes de una agrupación política (La Cámpora) que, cambiando la cara de aquél personaje por la de Néstor Kirchner,  había apodado a esta figura: El Nestornauta. 

 Entonces prohibió al “Nestornauta” cayendo (una vez más, como cuando confundió el 9 de julio con el día de la bandera… o tantas más) en el ridículo y recibiendo el total rechazo por la actitud más digna de los personajes de Farenheit 451 quemando libros….

 La inquisición de Macri.

 Su mensaje a través de su cuenta de Twitter fue clarísimo: no permitiría que se leyera “El Nestornauta” en las escuelas de Buenos Aires.

Una vez que su mensaje salió a publicidad ya no le quedó más remedio que salir a decir que no dijo lo que había dicho… Ridículo, ignorante, la rectificación sonó, como se dice habitualmente a un: “no aclare que oscurece”.

 El Eternauta. Eterno mensaje de Oesterheld.

 El mensaje de libertad, de que nadie se salva solo y que el héroe no es individual sino colectivo, responde a valores universales y se encuentran aunados en la figura de El Eternauta.

 A eso hay que agregarle el contexto histórico argentino.

 Esta conjunción resultaba, en los años en que nació como historieta, una clara alusión a la emblemática lucha de la resistencia popular posterior al golpe de Estado de 1955, ese de la Plaza bombardeada y el pueblo masacrado; ese mismo que fusiló la Patria un año más tarde.

 La figura de El Eternauta  siguió siendo transversal a la historia nacional que nuevamente vio a sus héroes fusilados en la década de 1970: el héroe colectivo, el pueblo organizado.

 Unidos y organizados.

 Macri volvió a desaparecer, a “fusilar” del pensamiento nacional, a la cultura nacional, atentó contra la idea y la figura del héroe colectivo.

 Es ideológica y política, sin dudas: la lucha:  es del individualismo contra las construcciones colectivas.

 De más está decir que por estos días El Eternauta, tanto en su edición tradicional en soporte de papel tanto como las ediciones digitalizadas, están siendo consultadas, paradójicamente por gente que tal vez ni siquiera tenía pensado leerlo.

 No se puede poner rejas al pensamiento.

 

La verdad es la única realidad

 Del otro lado de la reja está la realidad, de

este lado de la reja también está

la realidad; la única irreal

es la reja; la libertad es real aunque no se sabe bien

si pertenece al mundo de los vivos, al

mundo de los muertos, al mundo de las

fantasías o al mundo de la vigilia, al de la explotación o

de la producción.

Los sueños, sueños son; los recuerdos, aquel

cuerpo, ese vaso de vino, el amor y

las flaquezas del amor, por supuesto, forman

parte de la realidad; un disparo en

la noche, en la frente de estos hermanos, de estos hijos, aquellos

gritos irreales de dolor real de los torturados en

el angelus eterno y siniestro en una brigada de policía

cualquiera

son parte de la memoria, no suponen necesariamente

el presente, pero pertenecen a la realidad. La única aparente

es la reja cuadriculando el cielo, el canto

perdido de un preso, ladrón o combatiente, la voz

fusilada, resucitada al tercer día en un vuelo inmenso

cubriendo la Patagonia

porque las masacres, las redenciones, pertenecen a la realidad, como

la esperanza rescatada de la pólvora, de la inocencia

estival: son la realidad, como el coraje y la convalecencia

del miedo, ese aire que se resiste a volver después del peligro

como los designios de todo un pueblo que marcha

hacia la victoria

o hacia la muerte, que tropieza, que aprende a defenderse,

a rescatar lo suyo, su

realidad.

Aunque parezca a veces una mentira, la única

mentira no es siquiera la traición, es

simplemente una reja que no pertenece a la realidad.

 

Francisco “Paco” Urondo

Cárcel de Villa Devoto, abril de 1973

 

4 de setiembre día de la historieta nacional

Fue este el producto del esfuerzo de un  grupo de artistas, editores, críticos y lectores argentinos que desde el 2005 se unieron fuerzas para lograr instituir el dia de la historieta nacional. Recién a fines de 2010 el Senado argentino aprobó incluir en el calendario oficial el «Día de la Historieta Argentina». La fecha  fue elegida en virtud de que un 4 de setiembre de 1957 apareció publicado el primer capítulo de «El Eternauta» con guión de Héctor Germán Oesterheld y dibujos de Francisco Solano López la revista Hora Cero.