Eva está alegre, /*y aunque solita y apartada, espera / que elijamos de nuevo por qué camino andar. // ¡Pues adelante, compañeras!”

EVA

Poema de Yiyi Constenla

Evita ya no está./ Levantó su bandera y hace punta,/ mientras inquiere con ansiedad:/ -¿Decidieron al fin hacia dónde marchamos? / ¡Pues adelante, compañeras! /Yiyi Constenla(FOTO)

EVA

Poema de Yiyí Constenla*

 

Ustedes supieron tener una Evita

Dijo finalmente la humilde peruana.

Nos quedamos mirándola.

¡Cómo registra el pueblo

el paso de las gentes a su historia!

 

Pero a mí me parece que Eva está entre nosotras.

Que la tersura de su piel y de su pelo,

apenas trastocada

por estos duros años, la embellece,

y que es casi normal llamarla abuela

Porque mis hijos y los hijos de mis hijos la conocen también.

 

¿Y esto decía Evita en 1949

y por ella votamos las mujeres?

 

Es así. Entonces Maria Eva va y viene

con nosotras cuando nos encontramos.

Mociona una y otra vez lo mismo

y nos compulsa a “una lucha sin cuartel

contra los bastardos expoliadores del capitalismo”.

 

II

 

La supimos tener y la tenemos.

Es nuestra y es de ustedes, latinoamericanas.

A veces se distrae en su alegría de abuela.

Las cuencas centelleantes de la muerte,

que no pudo matarla, la miran con rencor.

Nosotras decimos con lujo de palabras,

nuestra acción se nutre de su enorme energía.

 

Eva está alegre,

y aunque solita y apartada, espera

que elijamos de nuevo por qué camino andar.

 

Cuando una compañera alza la voz para gritarle

“¡Vienes, Evita, vienes!”, Evita ya no está.

Levantó su bandera y hace punta,

mientras inquiere con ansiedad:

“¿Decidieron al fin hacia dónde marchamos?

¡Pues adelante, compañeras!”

*María Isabel Constenla,  Yiyí, poeta y periodista, nacida en San Miguel de Tucuman. Compañera inseperable de las filas de la Izquierda Nacional y de nuestro querido Jorge Enea Spilimbergo.