LUGO JUNTA UN GABINETE DE RESISTENCIA AL GOLPE EN PARAGUAY

Pagina /12

lugosugabinete-2-1.jpg
Lugo:-Con los ministros queremos convertirnos en fiscales, observadores y monitorear todo lo que van a hacer los nuevos funcionarios.      Con el apoyo de los países de la región, el mandatario destituido confirmo que asistirá a la reunión del Mercosur

LUGO JUNTA UN GABINETE DE RESISTENCIA AL GOLPE EN PARAGUAY

“Con los ministros queremos convertirnos en fiscales, observadores y monitorear todo lo que van a hacer los nuevos funcionarios”, dijo quien fuera hasta el viernes el presidente de Paraguay.

 

El ex presidente paraguayo, Fernando Lugo, anunció ayer que dará continuidad a su gabinete para fiscalizar al nuevo mandatario Federico Franco. Con el apoyo de los países de la región, el ex mandatario confirmó que asistirá a la reunión del Mercosur.

 

Poco antes del amanecer, se reunió con lo que fue su gabinete hasta el viernes –cuando fue destituido por un sumarísimo juicio político en el Congreso– y anunció en rueda de prensa que dará continuidad a su cuerpo de ministros, al estilo de un gabinete “a la sombra” del oficial, para controlar su actividad.

 

“Con mis ministros queremos convertirnos en fiscales, observadores y monitorear todo lo que van a hacer los nuevos ministros”, dijo el presidente destituido.

 

La reunión tuvo lugar en la sede del Partido País Solidario, integrante de la coalición que lo respaldó en el poder, en el centro de Asunción.

 

Entre los ex ministros se encontraban el que fue canciller, Jorge Lara Castro, y el ministro del Interior Carlos Filizzola, cuyo recambio tras la matanza de Curuguaty (noreste), que dejó seis policías y once campesinos muertos, generó la actual crisis política.

 

El ex mandatario explicó que en la reunión celebrada ayer se trabajó en la evaluación y organización de cómo responder a los próximos acontecimientos, con el resultado de la constitución de un pequeño gabinete político con todas las fuerzas que quisieran resistir al golpe de Estado, consignó Prensa Latina.

 

Lugo insistió en que el restablecimiento del orden democrático es la única solución a la crisis. “En el país hubo un quiebre institucional del proceso democrático, algo reconocido no sólo por el pueblo paraguayo, sino por la gran mayoría de la comunidad internacional”, sostuvo y adelantó que otras instancias organizativas de la lucha están surgiendo y actuando.

 

Mencionó al respecto al Frente Guasú y al Frente Nacional de Defensa de la Democracia, detallando que estos organismos están integrados por campesinos y movimientos sociales y un equipo dedicado a la comunicación con medios, gobiernos y movimientos sociales extranjeros.

 

Lugo recordó que la Constitución incluye en su articulado el derecho a la resistencia pacífica ante un gran descontento nacional e internacional que no es posible ocultar y reiteró que la solución pasa por el reintegro al poder de las autoridades desplazadas por el golpe de Estado y aseguró que se hará la apelación correspondiente a las instancias judiciales nacionales e internacionales haciendo este reclamo.

 

También hizo referencia al planteo que le hicieron los llamados brasiguayos (brasileños propietarios de grandes extensiones de tierra de Paraguay) a la presidenta de Brasil para que reconozca al nuevo gobierno y la negativa de la mandataria.

 

Explicó que había solicitado al Mercosur la oportunidad de asistir a su reunión cumbre del próximo jueves y viernes en la ciudad de Mendoza para explicar ampliamente las características y consecuencias del golpe de Estado ocurrido en Paraguay.

 

“Solicitamos a la presidenta argentina, Cristina Kirchner (anfitriona de la cumbre), tener una presencia en esa reunión para poder explicar pormenorizadamente lo que ha ocurrido aquí la semana pasada”, dijo Lugo en conferencia de prensa.

 

Anticipó que no se puede definir qué pasará en Paraguay en los próximos meses.

 

“La lucha que hacemos es para restablecer el orden democrático”, sentenció.

 

De forma paralela, el nuevo presidente paraguayo, Federico Franco, tomó juramento a varios ministros en la sede del gobierno (ver página 24).

 

Mientras Unasur, que se reunirá también el viernes en Mendoza, todavía evalúa qué acciones tomar tras la destitución de Fernando Lugo, los países del Mercosur y los asociados decidieron el domingo la suspensión de Paraguay y expresaron su más enérgica condena a la ruptura del orden democrático en esa nación, que quedó sin derecho a participar en la reunión de Mendoza.

 

Por su parte, la Organización de Estados Americanos (OEA) adelantó para hoy la reunión extraordinaria del Consejo Permanente para tratar de la destitución de Lugo en la presidencia de Paraguay, fijada inicialmente para el miércoles.

 

Ante la OEA, los embajadores realizarán una “apreciación colectiva” de la situación en Paraguay y en caso necesario tomarán las decisiones que el Consejo Permanente acuerde.