#YO SOY 132

Pedro Echeverría V.

Tratan de destruir la organizacion estudiantil cuya consigna esencial fue:combate contra la empresa Televisa que manipula toda la informacion, que engaña y que busca imponer a su candidato …

El PRI, Televisa y el gobierno, buscan dividir y destruir el “Yo Soy 132” antes de las elecciones

 

#YO SOY 132

 

 

Por Pedro Echeverría V.*

 

 

1. En funestos noticiarios de Radio Fórmula he escuchado -con mucha alegría  de sus locutores o conductores- den la noticia (viernes 15 de junio) de que el Soy 132 se ha dividido y que cuatro de sus integrantes originales han llamado a la formación de otra agrupación; luego, el lunes18 de junio, esos mismos conductores han leído un documento de un joven que denuncia que el movimiento estudiantil está al servicio de López Obrador y por eso se ha retirado. Las dos noticias han sido respondidas por los estudiantes del Yo Soy 132 diciendo que esos personajes mienten y que han probado su identificación con el PRI; que el movimiento funciona con acuerdos plenarios, es político apartidario, que esos jóvenes han actuado por la libre y, por la solidez del movimiento, no son los primeros ni los últimos que serán usados por Televisa, el PRI y el gobierno.

 

2. Lo que hay que decir es que desde el 11 de mayo, día del surgimiento de la lucha estudiantil “#yosoy132” en la Ibero, los medios de información, encabezados por Televisa; el PRI y su candidato Enrique Peña Nieto, y el gobierno panista de Felipe Calderón, unieron sus fuerzas para tratar de destruir la organización estudiantil cuya consigna esencial fue: “combate contra la empresa Televisa que manipula toda la información, que engaña y que busca imponer a su candidato Peña Nieto como presidente de la República”. Y dado que también el movimiento denunció la corrupción y la muerte de más de 60 mil personas, los tres enemigos llegaron a acuerdos. ¿Puede olvidarse que también el movimiento estudiantil de 1968 tuvo como enemigos a todos los medios de información, al gobierno de de Díaz Ordaz y a los empresarios?

 

3. Sin querer comparar hay que decir que también el movimiento de 1968 fue acusado siempre de ser manipulado por los comunistas que llevaban al Che, a Ho Chiming, a DemetrioVallejo, a Sartre, a Bakunin, a Mao, en sus pancartas. Fuimos acusados de “tener héroes extranjeros comunistas” cuando existían mexicanos nacionalistas como Hidalgo, Morelos, Juárez, Villa y Zapata. ¿Qué acusaciones faltaban en los medios de información (prensa, radio y TV) para que uno a uno nos condenen al fusilamiento? ¿Y el famoso libro asqueroso de chismes intitulado “Mondrigo” redactado por la policía política con datos inventados y atribuidos a los más conocidos dirigentes? Basta con revisar un poco la prensa de la época para ver los discursos de priístas, panistas, incluso de Lombardo Toledano que decía que los radicales del movimiento estudiantil eran agentes del imperialismo norteamericano.

 

4. Así que el movimiento estudiantil actual que los medios de información y los políticos venales buscan atraerlo, pero también destruirlo, con premios y castigos, no deben asustarse o preocuparse porque seis o 10 se les van porque reciben dinero u ofertas de trabajo. La campaña del presidente Díaz Ordaz fue mucho más grande y poderosa y el movimiento sufría mil agresiones a diario. No existía La Jornada, ni Proceso, ni ninguna publicación de izquierda que defienda las acciones en las calles. Un año antes había desaparecido la revista Política y en 1968 apareció la revista ¿Por qué? Con buen contenido: publicó una gran cantidad de fotos y denuncias. Ningún periódico, ninguna estación de radio, ningún canal de TV daba una noticia que no estuviera tergiversada. El periódico El Día dejó colar algunas buenas noticias.

 

5. En la provincia, o en los 29 estados (no 31 como ahora) que entonces existían, los periódicos presentaban al movimiento estudiantil como nota roja donde los jóvenes aparecían como delincuentes. Se llamaba a los padres de familia a castigar o golpear a sus hijos si salían a la calle sin permiso o si se entretenían después de salir de la escuela. Los periódicos de provincia eran aún más derechistas que los de la Ciudad de México pues escondían el movimiento estudiantil de la misma manera que escondió la huelga nacional ferrocarrilera de 1959. Después de la década de los 60, en particular después de 1968, muchas cosas cambiaron en beneficio de la libertad de los jóvenes en la sociedad, de las mujeres en los hogares y de los estudiantes frente al maestro. Así que la lucha estudiantil hoy se da en condiciones no feudales como en 1968.

 

6. Hoy las mujeres y los jóvenes pueden salir a la calle a luchar, a gritar con libertad y no faltan decenas o cientos de personas que les brinden solidaridad y apoyo. En los años sesenta, cuando salían mujeres a la calle a protestar la gente ignorante y gobernante, las calificaba de locas o putas que deberían estar en la cocina de alimentos para sus maridos e hijos. Pero las luchas de los sesenta en el mundo fueron definitivas para su liberación, así como la de los jóvenes. Recuerdo que mi amigo Pepín –quien en un folleto que escribí en 1998 del movimiento estudiantil, sin querer, denuncié un poema que se escribió en el Diario de Yucatán contra la lucha estudiantil de 1968- con toda su honestidad y humildad, por ser mi amigo, me confesó que él era el autor, que estaba arrepentido y que vivía entonces toda la mala interpretación que se hacía de aquel movimiento de 1968.

 

7. A pesar de todas las maniobras de Televisa, TV Azteca, Radio Fórmula y el PRI, para dividir al movimiento estudiantil, inventarle escisiones y darle la voz a sus enemigos, fracasarán. Esos medios están despilfarrando mucho dinero para hacer que los jóvenes abandonen el movimiento inventando acusaciones contra López Obrador, pero no les darán resultados positivos para ellos. Las elecciones serán entre 12 días y López Obrador tiene muchas posibilidades de ganarlas. Hace seis años obtuvo la victoria pero fue despojado mediante un golpe de Estado electoral en que participó la clase política, empresarial y clerical. Hay algunas esperanzas de que ese despojo no se repita porque ahora la participación estudiantil tiene visos de ser más fuerte y duradera.

 

Este último periodo será importante, sobre todo por las dos gigantescas manifestaciones que se han programada para los días 27 y 30.

 

(19/VI/12)

 

https://pedroecheverriav.wordpress.com

 

pedroe@cablered.net.mx