Vas a llegar en mayo. / Será el 7./ Vas a resucitar / en cada rinconcito de la Patria / como todos los años. Y serás recordada con el amor de siempre.

VOLVERÁS

Por Gerardo Eloy Abbruzzese

Vas a nacer en mayo, mes de Revolución./ Y eso será tu vida:/ una lucha constante,/ una pelea sin tregua, batalla tras batalla, / para cambiarlo todo y escribir otra historia.

VOLVERÁS

 

Poema de Gerardo Eloy Abbruzzese

NAC&POP

03/05/2012

Vas a llegar en mayo.

Será el 7, en Los Toldos,

un pueblito pequeño, lejano, casi anónimo.

Perdido allá, muy lejos,

donde el indio regó con su sangre la tierra

que, luego, fue del blanco.

 

Vas a nacer en mayo, mes de Revolución.

Y eso será tu vida:

una lucha constante,

una pelea sin tregua, batalla tras batalla,

para cambiarlo todo y escribir otra historia.

 

Como una tea encendida vas a arder en tu fuego,

quemando las mentiras de la falsa moral,

convirtiendo en cenizas la hipocresía y la lástima,

para construir un mundo de Justicia Social.

 

Te amarán los de abajo:

los “cabecitas negras”,

los que siempre esperaron con las manos vacías,

los que siempre quedaron fuera de los repartos,

los que no conocieron más que falsas promesas.

 

 Y estará bien que te amen,

que te nombren su reina,

que seas su hada buena, su eterna compañera.

Porque irás por la vida derribando injusticias,

construyendo derechos,

como en una epopeya.

 

Y hay otros que odiarán,

que desearán tu muerte.

En alguna pared dejarán su veneno,

pintarán “viva el cáncer” y esperarán ansiosos

con su rencor mediocre

 

Y estará bien que te odien quienes nunca han amado

más que a sus privilegios.

Cuando los “cabecitas” lloren tu despedida,

ellos, tras las ventanas, brindarán en festejo.

 

 Porque ellos no sabrán

que el 7 de mayo, cada año,

vas a resucitar.

que, como prometerás antes de irte,

volverás.

 

Cada año volverás.

Y para ser millones, volverás.

 

Y esos millones les contarán a otros

que con vos, con Evita,

recibieron aquél primer juguete,

la pelota de fútbol, la muñeca primera.

y que, a diferencia de muchos de sus padres,

de tu mano también llegaron a la escuela.

 

Serán millones los que contarán

cómo pudieron sus padres

hacer “su primer casita”.

Serán millones los que explicarán

que se llamaba Evita

esa mujer que un día

les enseñó a luchar

por la justicia y por la dignidad.

 

Y esta bien que así sea,

hoy, y mañana , y siempre,

que cada 7 de mayo resucites.

Porque el Pueblo jamás olvidará

tu lucha y tu palabra,

que en sus oídos volverá a vibrar.

 

Vas a llegar en mayo.

Será el 7.

Vas a resucitar

en cada rinconcito de la Patria

como todos los años.

Y serás recordada con el amor de siempre.

 

¡Volverás!

Porque nunca te irás.

 

¡Volverás!

¡Y serás millones!