EDUARDO LUIS DUHALDE DEJÓ SU IMPRONTA EN TRES ÉPOCAS DE LA ARGENTINA

Telam

Duhalde y Ortega Peña publicaron en 1963 notas sobre la banca británica Baring Brothers y tres recordados libros, sobre Manuel Dorrego, Felipe Varela y Facundo Quiroga.

EDUARDO LUIS DUHALDE DEJÓ SU IMPRONTA EN TRES ÉPOCAS DE LA ARGENTINA

DuhaldeyOrtegaPeñaconPerónyJoseMariaCastiñeiradeDios-550-A

Duhalde (bigotes) Ortega Peña (Barba) con Perón y Castiñeira de Dios (Lentes)

TELAM

03/04/2012

 Eduardo Luis Duhalde, fallecido a los 72 años, dejó su más fuerte impronta como abogado e intelectual militante en tres épocas diversas: desde los años `60 junto a Rodolfo Ortega Peña, frente al régimen terrorista de Estado surgido del golpe de 1976 y como secretario de Derechos Humanos, a partir de mayo de 2003.

 Duhalde tenía más de cinco décadas de militancia durante las cuales defendió a perseguidos políticos y sociales, impulsó causas contra los represores y fue periodista e historiador.

Néstor Kirchner le ofreció la Secretaría de Derechos Humanos al día siguiente de asumir la Presidencia, el 26 de mayo de 2003.

«Te necesito en ese lugar porque la política de derechos humanos es una prioridad absoluta de mi gobierno», le dijo ese día a Duhalde.

Desde el cargo, en el que fue ratificado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en 2007 y en 2011, Duhalde impulsó el procesamiento de cientos de represores e innumerables iniciativas por la memoria, la verdad y la justicia.

 A fines de enero último inauguró en Brasil un Memorial dedicado a las víctimas de la Operación Cóndor y otras coordinaciones de la represión ilegal en Sudamérica, junto a la secretaria de Derechos Humanos de ese país, María do Rosario Nunes.

 «Esos procesos no significan quedarnos en el pasado, sino recuperar sus enseñanzas en función del presente y la proyección de un futuro venturoso de democracias consolidadas», dijo ese día.

El 10 de febrero, en su última actividad oficial, hizo pública su solidaridad con el juez español Baltasar Garzón, destituido en su país por impulsar la investigación de los crímenes del franquismo.

 Cinco décadas antes, Duhalde y Ortega Peña compartían la defensa de presos políticos y también ensayos de historia, entre otros textos, que influyeron en la potente expansión del peronismo a sectores intelectuales y universitarios, hasta entonces hostiles.

 Con herramientas de interpretación tomadas del marxismo, ambos publicaron en 1963 una serie de notas sobre el papel de la banca británica Baring Brothers y, hasta 1968, otros tres recordados libros, sobre Manuel Dorrego, Felipe Varela y Facundo Quiroga.

 Editores además de la revista «Militancia peronista para la liberación», los dos amigos formaron parte en 1972 del grupo de abogados de los prisioneros políticos que se habían fugado de la cárcel de Rawson pero luego, tras pactar su rendición, fueron fusilados en una base de la Armada en Trelew, Chubut.

DuhaldeenelveloriodeOrtegaPeña-550-A

 Dos años después, el 31 de julio de 1974 la Triple A asesinó al diputado nacional Ortega Peña y, a fines de 1976, la persecución dictatorial forzó el exilio de Duhalde en España, donde participó de la denuncia internacional contra el terrorismo de Estado.

 Restablecida la democracia, ejerció la docencia en universidades argentinas y extranjeras, dirigió el diario Sur, fue consultor de Derechos Humanos de la ONU, integró misiones de paz y se desempeñó como camarista de los Tribunales Orales en lo Criminal porteños.

 Nacido en 1939, Duhalde escribió 24 libros, entre los cuales se destaca «El Estado terrorista argentino», y recibió distinciones internacionales por la defensa de los derechos humanos y su ejercicio del periodismo.

 El 15 de febrero de 2013, el secretario de Derechos Humanos fue sometido a una intervención quirúrgica a raíz de un «aneurisma de la aorta abdominal».

Nunca se restableció y esta mañana, siete semanas después, falleció.