CORREA DENUNCIA MANIOBRAS MANIPULADORAS HACIA LAS FUERZAS ARMADAS

Prensa Latina

rafaelcorrea
El presidente, Rafael Correa, alerto hoy a oficiales y soldados a no dejarse engañar por pillos e irresponsables que intentan sembrar descontento y division en las F. Armadas como en septiembre 2010 CORREA DENUNCIA MANIOBRAS MANIPULADORAS HACIA LAS FUERZAS ARMADAS     

Por Pedro Rioseco  

Quito, 4 feb (PL) El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, alertó hoy a oficiales y soldados a "no dejarse engañar por pillos e irresponsables que intentan sembrar descontento y división en las Fuerzas Armadas" para crear otro 30 de septiembre como el 2010.   

Este es el gobierno que más ha trabajado por el bienestar laboral y la operatividad de las Fuerzas Armadas, subrayó el Mandatario en su habitual informe sabatino por radio y televisión, esta vez desde la localidad de Balsa, en la provincia amazónica de El Oro.   

Correa aseguró la semana pasada que la oposición no podrá derrotar en las urnas el 2013 al Movimiento PAIS, y advirtió hoy están desesperados y son capaces de cualquier cosa, porque pierden todo su poder y se hunden cada vez más en el merecido anonimato.  

Recordó la traición que hizo la oposición cuando fueron gobierno, regalando el petróleo ecuatoriano, el salvataje bancario que estafó al país, la sucretización, intromisión externa, fondo monetario, Banco Mundialâ�� y ahora quieren dar cátedras de cómo conducir el país.   

Dentro de esas estrategias desesperadas, precisó, quieren crear inconformidad, descontento, división en las Fuerzas Armadas y Públicas, y crear otro 30 de septiembre, como única posibilidad de evitar el nuevo triunfo electoral de la Revolución Ciudadana.  

Hay que estar muy atentos, subrayó, y denunció a "los politiqueros de siempre, oficiales en servicio pasivo entregados totalmente a la CIA como verdaderos traidores a la Patria, y algunos oficiales en servicio activo, en un llamado Plan Revancha".   

Al igual que en septiembre de 2010 desinformaron a sectores policiales diciendo que el gobierno les iba a quitar sus bonificaciones, condecoraciones y reducir el sueldo, ahora, dijo, quieren confundir a las Fuerzas Armadas con un exhorto parlamentario.   

Este gobierno, dijo, homologó y aumentó sustancialmente los sueldos de las Fuerzas Armadas, y aclaró que un decreto del 2006 del presidente Alfredo Palacios (2005-enero 2007) homologó los rangos de suboficial, capitán y mayor a categorías del sector público, no a cargos.   

El 2010, explicó Correa, cambiamos la categoría de directores del sector público y ahora vienen los politiqueros a decir que capitanes, mayores y oficiales tenían también que aumentar el sueldo, cuando ellos no son de libre remoción y equivaldría a pagarle más que a los coroneles.   

Por eso la homologación es con categorías no con cargos, recalcó. Los directores el 2008 estaban en la categoría 14 igual que los capitanes, a los directores se subió de categoría pero no teníamos por qué aumentar el sueldo en esa proporción a los capitanes.   

Sin embargo, aclaró, como las categorías a las que se homologaron suboficiales, capitanes y mayores habían tenido incremento de sueldo, en octubre del 2010 se acordó un sustancial incremento de sueldo pero sólo retroactivo hasta inicios del 2010.   

Capitanes y suboficiales primeros ganaban el 2006 mil 230 dólares y ahora ganan dos mil 267 dólares mensuales, y mayores y sub oficiales mayores pasaron de mil 850 dólares a dos mil 484 dólares a partir de octubre del 2010, con efecto retroactivo a enero de 2010.   

Todo estaba bien, dijo, hasta que vinieron los irresponsables de la Asamblea a crear incertidumbre, posiblemente parte de este Plan Revancha, y decirles a los militares que tienen derecho a un incremento retroactivo desde el 2008, que costaría al país unos 70 millones de dólares.   

Más allá de lo que cueste, aclaró Correa, si es un derecho hay que cumplirlo, pero no es así, se les está engañando, pues el decreto del 2006 homologaba rangos militares con categorías laborales no con cargos, y ya las Fuerzas Armadas tienen su propio escalafón.   

Fuente: Prensa Latina