Los trabajadores organizados rendimos homenaje a Juan Domingo Perón, conscientes que su legado junto al de Evita y Néstor, ilumina el camino hacia la definitiva felicidad del Pueblo y la grandeza de la Patria.

EL LEGADO DE PERÓN: SU DOCTRINA

Por Julio Piumato

En 2003 el Pueblo pudo, acompañando la convicción de Nestor Kirchner, retomar el camino dejado por el General Perón y recomenzar la historia con Cristina Fernández.

EL LEGADO DE PERÓN: SU DOCTRINA

 

Por Julio Piumato

TELAM

01/07/2011

En la reconstrucción material de nuestra Patria y nuestro Pueblo, en la reconstrucción de las esperanzas y los sueños, en la recuperación de los valores comunes los trabajadores organizados rendimos homenaje a Juan Domingo Perón, conscientes que su legado junto al de Evita y Néstor, ilumina el camino hacia la definitiva felicidad del Pueblo y la grandeza de la Patria.

 Un nuevo aniversario de la muerte del General Juan Domingo Perón es, como todas las fechas sensibles en la historia de las luchas de los trabajadores y del Pueblo argentino, un motivo para reflexión. Una reflexión que no busca hoy pasar por los lugares comunes de esa obra grandiosa que significó poner de pie a un pueblo y edificar un modelo de país nacional y popular que aún perdura.

 Tampoco intento poner a la luz las razones que explican por qué esa obra revolucionaria que transformó la Argentina en una década, condicionó (y aún lo hace) la historia futura de los argentinos y es explicación de todos los dramas que debió soportar nuestro pueblo en las décadas sucesivas por quienes quisieron destruirlo. 

Razones que han hecho que el peronismo sea, al decir de John W. Cooke, el «hecho maldito del país burgués» y más aún de las metrópolis imperiales.

 Fueron muchas las atrocidades que devinieron al Pueblo y en especial a los trabajadores organizados desde los bombardeos del 16 de junio del 55, los asesinatos de la dictadura de junio de 1956, la represión y las persecuciones proscriptivas, los golpes de estado cada vez que el Pueblo podía expresar su voluntad, el boicot que rodeó el regreso de Perón e intentó abortar la reimplantación de ese estado de bienestar en 1973.

 Siguió desde 1976 la dictadura genocida más sangrienta y cruel que se conozca en la historia, y luego, después del fracaso de un intento socialdemócrata, nos impusieron una «dictadura financiera» instalada gracias un gobierno que produjo la experiencia de contrabando ideológica mas brutal y perversa que conozca la historia, como último intento de acabar con el peronismo.

 Se pretendió desmontar todo lo que quedaba del modelo de estado y sociedad justicialista destruyendo las bases estructurales de la Argentina y también queriendo eliminar las organizaciones de los trabajadores a través de la destrucción del trabajo.

 Aquello que la oligarquía comenzó con Pinedo, continuó Krieguer Vassena e impulsó a sangre y fuego Martínez de Hoz, fue retomado por Cavallo en más de una década de destrucción que costó más vidas por el hambre y el abandono que las sufridas por el pueblo argentino en la dictadura militar. 

A pesar de todo ello y de muchas otras miserias más, no pudieron doblegarnos.

 La resistencia popular, encarnada fundamentalmente por las organizaciones libres del pueblo más perfectas que Perón ayudó a consolidar, las organizaciones sindicales, impidió la consolidación de ese modelo antipopular y excluyente y abrió las puertas a la llegada de la transformación precisamente cuando la Argentina devastada debatía, hace apenas 10 años, su propia supervivencia como Nación independiente.

 En 2003 el Pueblo pudo, acompañando la convicción de Néstor Kirchner, retomar el camino dejado por el General y recomenzar la historia que hoy continuamos con Cristina Fernández de Kirchner.

 ¿Qué fue lo que impidió que el imperialismo consiga aquél objetivo planteado por R.Walsh de que los trabajadores no tengan historia? (1)

 ¿Qué pudo conservar el espíritu de lucha del Pueblo a través de esa larga resistencia?

 ¿Qué pudo calar tan hondo en nuestros corazones como para que Perón y Evita fueran las banderas de generaciones?

 ¿Qué hizo que los trabajadores defendieran sus organizaciones sindicales, condujeran la resistencia a la dictadura y al modelo neoliberal a lo largo del tiempo y defendieran al gobierno Nacional y popular desde el 2003?

 ¿Qué fue lo que logró quitarle el sueño a los Imperios, y que generó comentarios, entre tantos otros, de Churchill (2) de la Tatcher(3), de Condolezza Rice(4), y de la «Embajada»(5)?

 La resistencia y el momento en que hoy vivimos fue y es posible, esencialmente, porque el General nos legó una doctrina que le dio sentido a los valores espirituales, a los valores materiales, a la conciencia de la dignidad y de la libertad.

 Una doctrina que mantuvo su vigencia a lo largo de décadas, y que demostró una previsión de lo que iba a pasar con la Argentina y el mundo mucho después de su muerte.

 La misma doctrina que hoy nos sigue dando herramientas para seguir avanzando. 

Esa doctrina que adaptamos con facilidad a las nuevas realidades, sin necesidad de modificar su esencia, una doctrina sintetizada magistralmente en consignas que son bandera de lucha pero también marcan la profundidad de una concepción política, geopolítica, cultural y filosófica.

 Una doctrina que al decir de nuestro líder «es simple y sencilla para q la puedan comprender todos los hombres y mujeres de este mundo».

 Nuestra Doctrina de la Justicia Social, la Soberanía Política la Independencia Económica y la Unión Latinoamericana, que se desarrolla bajo la concepción filosófica de la «Comunidad Organizada» que la enriquece, aquélla donde «nadie se realiza en una comunidad que no se realiza» y que nos da la trascendencia y la conciencia de que somos parte de un sujeto social, para el cual la solidaridad es lo que permite la realización de cada individuo, que no pierde su ser propio pero que se enriquece y se realiza en un colectivo social que es la comunidad de valores, mucho más que de intereses.

 En la reconstrucción material de nuestra Patria y nuestro Pueblo, en la reconstrucción de las esperanzas y los sueños, en la recuperación de esos valores comunes que hermanan a todos, desde nuestros mayores a nuestra juventud, detrás de la conducción de nuestra presidenta Cristina Fernández de Kirchner, los trabajadores organizados rendimos homenaje a Juan Domingo Perón, conscientes que su legado junto al de Evita y Néstor, ilumina el camino hacia la definitiva felicidad del Pueblo y la grandeza de la Patria.

 

JP/ 

NOTAS: 

(1) «Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina, no tengan héroes y mártires. Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores: la experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan. La historia parece así como propiedad «Para la embajada, la decisión de la Corte resultó histórica. «El fallo ataca el núcleo del modelo peronista-corporativo de este país, buscando limitar el incont privada cuyos dueños son los dueños de todas las otras cosas». Rodolfo Walsh.

 (2)»La caída de Perón es la mejor noticia que he recibido despues de nuestro triunfo en la guerra mundial», dijo el primer ministro inglés WChurchill,, extrañamente eufórico.(1955) 

 (3) «¡La culpa la tiene Perón, que les hizo creer a los argentinos que las Falklands eran de ellos!». (Margareth Thatcher(1982) … Piñeiro: Historia de la Guerra de. Malvinas, Ed. Planeta, Buenos Aires, … 

(4) «el de Perón, era un populismo malo e irresponsable que no le traía beneficios a su país» «Para que el Sur del Continente pueda ser asimilado, debe alejarse de Perón. Sí, de aquel desprestigiado demagogo semi nazi argentino llamado Juan Domingo Perón» (Condolezza Rice ante el Senado de EUA mayo 2005).

 (5) «Para la embajada, la decisión de la Corte resultó histórica. «El fallo ataca el núcleo del modelo peronista-corporativo de este país, buscando limitar el incont estado poder de la CGT. Si se aplica ampliamente, el fallo no sólo amenaza la hegemonía de la CGT sobre las relaciones laborales, sino el propio cimiento sobre el cual se basa el peronismo.»(«Elogios por un fallo de la Corte» La Nación martes 15 de marzo 2011).

 

  *Secretario de Derechos Humanos de la CGT.