Lapolla no tendrá su calle, cuando la tenga es porque comenzaremos a tener una Revolución...

ALBERTO LAPOLLA, INTELECTUAL DE SECTORES POPULARES SE FUE AL CIELITO

Por Fernando Abel Maurente 

Alberto Lapolla, ingeniero agrónomo, historiador y militante de larga trayectoria  ingreso al Comando celestial en Buenos Aires a los 59 años.

ALBERTO LAPOLLA, INTELECTUAL DE SECTORES POPULARES SE FUE AL CIELITO.

«Cielito, cielito y cielo / cielito de los Compañeros, / en el Comando Celestial, / con el Che, Evita, y Néstor»

NAC&POP

6 May de 2011


Alberto Lapolla, ingeniero agrónomo, historiador y militante de larga trayectoria junto a los sectores populares, quien se desempeñaba actualmente en la Central de Movimientos Populares (CMP), fallecia en la ciudad de Buenos Aires a los 59 años, afectado por un cáncer.

 «Era una pérdida enorme porque Alberto fue un formador de generaciones de dirigentes sociales con una enorme experiencia y conocimiento», lo recordaba Luis D’Elía, quien recordó que Lapolla se autodefinía como un indoamericanista.

 Como ingeniero agrónomo desarrolló una larga lucha contra la sojización, fue autor de numerosos libros y artículos históricos.

Desde Abril de 2011 participaba de un programa en Radio Rebelde. 

El velatorio se realizó a las cero horas del viernes (6 de Mayo) en la CENTRAL DE MOVIMIENTOS POPULARES (Pueyrredón 19, segundo piso), donde Lapolla dirigía el Instituto de Formación.

A las 15 horas era trasladado al cementerio de la Chacarita rodeado de sus hijos, su mujer y los queridos compañeros como Vicente Zito Lema, el poeta, Ricardo Gil Soria, el actor y Ana Lorenzo, la educanda, Carolina, la colorada que canta bonito tropical, y muchos de sus amigos.

ALBERTO LAPOLLA

Por Fernando Abel Maurente 

Encendido lo ví,
no importaba su silla de ruedas
ni su bastón amigo.

Moreno, el jacobino, concitó
la atenciòn del jacobino Lapolla,
nos dio una clase simple,
como la de los grandes maestros,
en aquella sala de la Biblioteca Nacional
ahora, abierta a los nacionales,
y habló sobre Moreno y habló y contó
como chico con juguete nuevo,
tanto conto que el Goro dijo
Che Alberto me dejaste sin argumentos

Lo escuchè a Alberto batallar fuerte
donde pudo, era un todo terreno,
cuando fue la de la 125,
explicando y explicando…
como corresponde a un combatiente.

Ha muerto…Ha muerto, me pregunto?

Cuando los pueblos recuerdan a sus combatientes.
a los que dieron todo por la Patria,
esos, los patriotas son inmortales.


La oligarquia nos lleno de nombres las calles
en un intento para que no olvidemos
a los vendepatria.

Pero todos buscan en los mapas y repiten
sin sustancia: Rivadavia, Bartolomé Mitre y tantos otros

Lapolla no tendrá su calle,
cuando la tenga es porque comenzaremos
a tener una Revolución…

Alberto, no fui su amigo,
apenas nos vimos un par de veces.

No hace falta más, dejó una huella en mi
memoria y en mi corazón.

¡Hasta la Victoria, Querido Cumpa!

¡Como te vamos a extrañar!

Compañero

Alberto Lapolla

¡PRESENTE!

Tu nombre será inscripto por el pueblo en el carro de la victoria