ORGANIZARNOS PARA DEFENDER TODO LO QUE SE HA CONQUISTADO

Corriente Colina / Néstor Corsini

aliciakirchner-2
Construimos una sociedad mas inclusiva, que acepta la diversidad cultural y promueve igualdad de derechos, con la posibilidad de romper el monopolio informativo a traves de la nueva ley de medios

UN 10 DE DICIEMBRE QUE NOS ENCUENTRA ORGANIZÁNDONOS PARA SEGUIR HACIENDO REALIDAD LOS DERECHOS HUMANOS

“Estamos haciendo algo más que dar trabajo hoy a quienes no lo tenían… Vamos a seguir restituyendo derechos, devolviendo derechos a todos y cada uno de los argentinos a los que les hayan quitado esos derechos”

 Presidenta Cristina Fernández de Kirchner  

FUIMOS CAPACES, SOMOS CAPACES.

 

El 10 de diciembre “Día Internacional de los Derechos Humanos” se conmemora el aniversario de la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. 

 

Este instrumento internacional establece una serie de derechos que los estados reconocen y se obligan a garantizar a sus ciudadanos. 

 

Desde el año de la Declaración a nuestros días, el pueblo argentino ha luchado incesantemente por llevar a la realidad concreta, los derechos humanos que se encuentran en las normas.

 

Está claro que no alcanza con un reconocimiento formal de la existencia de esos derechos  si no hay voluntad política y condiciones materiales para que los pueblos y los estados hagan carne esos derechos en la vida cotidiana.

 

 No hablamos de ninguna cosa extraña, hablamos del derecho a la vida, a la libertad, a la igualdad,  al  trabajo digno, a la educación, a la salud, a la seguridad social, etc. 

 

A 72 años de esa Declaración, las argentinas y los argentinos nos encontramos atravesando una etapa histórica en la construcción del ejercicio de una plena ciudadanía, la que sin lugar a dudas debe profundizarse y defenderse con participación. 

 

Desde el año 2003, mucho se ha hecho por la restitución de derechos para el pueblo argentino que habían sido pisoteados por la maquinaria neoliberal que se había apropiado de nuestro país en 1976, a través de una  dictadura militar sangrienta que actuó como brazo armado de un modelo de país expulsivo, para pocos, al servicio de los grandes grupos económicos transnacionales y  que se profundizó aún más durante los años ´90.  

 

El concepto y contenido de los derechos humanos fueron reivindicados y transformados en políticas de estado por quienes a partir del año 2003 asumieron la responsabilidad de conducir los destinos de la nación, Néstor Kirchner y nuestra actual presidenta Cristina Fernández de Kirchner.  

Cuando hablamos de restituir derechos, esto implica poner la lucha por los Derechos Humanos en el lugar de vigencia, integralidad, universalidad y accesibilidad, que históricamente han defendido las mayorías populares. 

 

Basta con recordar algunos hitos de esta recuperación de la dignidad nacional como aquel momento histórico en que Néstor ordenó descolgar el cuadro de Videla, simbolizando su absoluto compromiso con derribar el muro de impunidad impuesto durante tantos años.

 

Se siguió luego con tornar posible ese reclamo histórico de juicio y castigo a todos los culpables con la sanción de la ley que anuló las leyes de punto final y obediencia debida, que permitió la reapertura de las causas por violaciones a los DDHH por la última dictadura y que hoy implica que se estén llevando adelante decenas de juicios a los responsables a lo largo y ancho del país.  

 

No podemos dejar de resaltar el impulso dado a la “lucha por la identidad” de los niños apropiados durante la dictadura. La gran tarea de las Abuelas de Plaza de Mayo se vio fortalecida con la voluntad política del gobierno nacional, en la búsqueda de la verdad y del juicio y castigo a los apropiadores, lo que permitió que en estos últimos siete años se haya avanzado significativamente en la restitución de identidad de niños que habían sido apropiados, muchos de los cuales hoy son jóvenes militantes de este proyecto nacional y popular.  

 

Pero aún entendiendo que la memoria de un pueblo y el castigo de crímenes que afectan a la humanidad, eran fundamentales para avanzar en una sociedad más justa y democrática, Néstor y Cristina no se quedaron sólo allí. Avanzaron con firmeza más de lo que habíamos siquiera podido imaginarnos cuando comenzó esta etapa de reconstrucción nacional.  

 

Cinco millones de personas pudieron tener trabajo nuevamente, 770% fue el incremento del salario mínimo, vital y móvil en los últimos 7 años.

 

El trabajo y la Educación, se transformaron en pilares de la política social inclusiva, así se construyeron 1000 escuelas públicas en todo el país, como nunca antes en toda la historia argentina. 

 

Con la firma de convenios paritarios y convenciones colectivas de trabajo se consolidaron derechos fundamentales del trabajo, en su categoría de derechos humanos. 3.700.000 niñas y niños se incorporaron a la Asignación Universal por Hijo.

 

Se otorgaron 2 millones y medio de nuevos beneficios jubilatorios, la jubilación mínima aumentó un 600% y  51,65% fue el incremento de los haberes en los últimos 18 meses.El estado recuperó el control de los fondos jubilatorios.

 

También se otorgaron 1 millón de nuevas pensiones no contributivas. Llegamos a una cobertura en la seguridad social inédita en la historia de nuestro país. 

 

Construimos una sociedad más inclusiva, que acepta la diversidad cultural y promueve igualdad de derechos como el matrimonio igualitario, se abre cada día la posibilidad de romper el monopolio informativo a través de la nueva ley de medios. 

 

Para los sectores más vulnerables se pusieron en marcha oportunidades de trabajo real a través del Programa Argentina Trabaja, se llega a lugares a donde nunca se había llegado con el Plan Ahí. Podríamos llenar páginas y páginas dando ejemplos. 

 

Sin lugar a dudas, esos derechos políticos, económicos, sociales y culturales plasmados en la Declaración Universal que  se conmemora, dejaron de ser letra muerta para pasar a tener un lugar primordial en la agenda pública. 

 

Y aunque los medios de comunicación de los grupos económicos y sus empleados de la clase política aglutinados en la oposición, intenten confundir, manipular o mentir, no logran acallar el ejemplo que encarna nuestro país en esta América latina tan golpeada, pero también hoy integrada en un sueño de destino común.

 

Mencionar estos enormes logros no nos impide ver que aún  falta mucho camino  por recorrer, mientras exista un solo habitante de nuestro país que tenga algún derecho vulnerado la tarea no estará concluida.   

 

Hoy nos resulta una tarea insoslayable organizarnos para defender todo lo que se ha conquistado e ir con la fuerza de nuestro pueblo por mucho más.  

 

Este espacio de militancia que conforma la Corriente de Liberación e Integración Nacional (Colina), es el cauce desde el cual nos sentimos convocados a participar de este proyecto nacional, colectivo politico quien con  su lucha incansable por hacer realidad cotidiana la plena vigencia de los derechos sociales del pueblo argentino, su compromiso con los más necesitados y una sociedad cada vez más justa e igualitaria, se torna en un referente ineludible de esta nueva Argentina. Este 10 de diciembre del 2010 la  Declaración cumple 72 años.

 

Por lo mucho que se ha hecho y por lo mucho que queda por hacer, estaremos junto a Cristina y Alicia, con la presencia de Néstor en nuestros corazones,  con millones de compañeras y compañeros,  fortaleciendo y restituyendo los  legítimos derechos de nuestro pueblo, construyendo una patria para todos. 

 

Alicia Kirchner, Juan Gelman, Andrés La Blunda, Mónica Gónzalez Vivero, Gustavo Piantino, Anabel Alcaide,  Luz Palmás Zaldua, Oscar Adrián Gómez, Leonel Curutchague, Flavia Fernández Brozzi, Jorge Carea, Delia Barrera y Ferrando, Rufino Almeida, Jorge Pedregosa, Luis Horacio Santucho, Claudio La Rosa, Raquel Robles, Mariano Robles, Agustín Cetrángolo, Emiliano Quintero, Gabriel Lerner, Angel Strazzeri, Lidia Abineme, Tatiana Sfiligoy, Carlos Garcia, Walter Docters, Susana Slamovits. Alberto Gandulfo, Aldo Marconetto, Alfredo Carazo, Alicia Soraire, Ana Herrán de Castagneto, Betina Mateos, Carlos Castagneto, Carlos Fagalde, Carlos Vivero, Claudia Arzúa, Claudio García, Claudio Morressi, Daniel Ezcurra, Daniel Fernández, Edith Staheli, Elisa Pineda, Elvio Macchia, Enrique Álvarez, Fabián García, Federico Martelli, Germán Aballay, Guillermo Martini , Héctor Lanza, Héctor Metón, Inés Páez, Karina Yarochevski, Liliana Fellner, Liliana Periotti, Lucía Corpacci, Luis Vivona, María Cecilia Velásquez, María Cristina Perceval, María Inés Grandoso, Mariana Grass, Mariana Sosa, Martha Arriola, Martín Cosentino, María Matilde Massa, Matilde Morales, Miguel Altamirano, Mirta Pulido, Norma Ficher, Orlando Barkin, Paola Vessvessian, Patricio Griffin,  Roberto Soria, Rubén Ferioli, Sebastián Puig, Silvia Esteban, Víctor Houdin, Wilson Parada, Juana Amaya, Adrian Vila. COLINA – DERECHOS HUMANOS  Mesa nacional y responsables provinciales 


10/12/2010