El viento de la historia le musita / Néstor, Flaquito, Pingüino o Lupín,/ santo y seña que dice, canta y grita / Rosas, Perón, Evita y San Martín.

QUIJOTE DE LA PATRIA (POEMA)

Por Bosquin Ortega

Flacura de botones jubilados / y un toque a Quijote y Discepolín, / inquilino de trajes despeinados, /con propia Dulcinea, tierra y rocín.// Tierno de sombra lunga, cumpa cierto, / pibe entre pibes: pibe de verdad, / su corazón ya es un pueblo despierto / donde cada hombre ya es su eternidad.

QUIJOTE DE LA PATRIA

Canción

Flacura de botones jubilados

y un toque a Quijote y Discepolín,

inquilino de trajes despeinados,

con propia Dulcinea, tierra y rocín.

 

Tierno de sombra lunga, cumpa cierto,

pibe entre pibes: pibe de verdad,

su corazón ya es un pueblo despierto

donde cada hombre ya es su eternidad.

 

Desde su jopo y palabras de prisa

guiñaba vida de frente y perfil,

y su esperanza de pura hacha y tiza

prendió la llama de otro Guayaquil.

 

El viento de la historia le musita

Néstor, Flaquito, Pingüino o Lupín,

santo y seña que dice, canta y grita

Rosas, Perón, Evita y San Martín.

 

Y los muchachos ya lo hicieron suyo,

(con sus edades volvía a nacer),

venía del barrio, potrero y yuyo,

argentino por ser y parecer.

 

En la memoria seguirá naciendo

su mandato y herencia popular,

como Pichuco, siempre, está volviendo:

la Patria Grande, su viviente hogar.

Letra y música: Bosquín Ortega

 NOTA DEL AUTOR: Mientras Néstor Carlos Kirchner regresaba a su tierra natal, yo viajaba camino al Tigre,  rumbo al obrador de Sueños Compartidos, de la Fundación Madres de Plaza de Mayo. En su trayecto nació Quijote de la patria, dedicada al líder argentino y suramericano.  BOSQUIN ORTEGA /   bosquinortega@live.com.ar