Tal vez porque ese ojo no apuntaba bien se creyó que no veías.

TAL VEZ PORQUE NOS DEVOLVISTE LA ALEGRIA, TE LLORAMOS

Por Jorge Brusca*

El EternauK. Tal vez porque jugaste con el bastón se dió a entender que no sabías usarlo.

Tal vez porque ese ojo no apuntaba bien se creyó que no veías.

 

JB/

 

N&P: El Correo-e de la autor es Jorge Brusca jorgebrusca@infovia.com.ar