NUESTRA PRESIDENTA HOY NO HA PERDIDO SÓLO A SU MARIDO SINO SU COMPAÑERO DE LUCHA

Clelia Luro de Podestá

cfkynkbrazoenaltorien-2-1.jpg
Los mismos sueños, las mismas luchas, el mismo programa de vida, los mismos ideales que partían de uno y de otro, fue y es hoy una realidad.

NUESTRA PRESIDENTA HOY NO HA PERDIDO SÓLO A SU  MARIDO SINO SU COMPAÑERO DE LUCHA

                                                                                 Por Clelia Luro de Podestá

 

Querida Cristina Jerónimo me decía “Ser compañera de lucha es más que ser compañera de vida, es comenzar a ser compañera de eternidad

 

Que razón tenía Jerónimo hoy  has perdido a un  compañero de vida pero Nestor  seguirá siendo tu compañero de eternidad. El siempre te acompañará porque siendo dos ustedes eran uno. Uno en las ansias de parir un país nuevo. Uno en las ansias de abrazar una América Latina Solidaria y Unida en  la Patria Grande.

 

 Los mismos sueños, las mismas luchas, el mismo programa de vida, los mismos ideales que partían de uno y de otro, fue y es hoy una realidad.. Fue así la vida de ustedes,  testimonio vivo de una pareja comprometida.

 

Por eso algunos no entendían y con la mezquindad y la pobreza de  quien no alcanzó a vivir esa realidad discuten: “A Nestor lo maneja Cristina “  en tiempo de su presidencia   Quien gobierna hoy no es Cristina, no, es Nestor y así con estos pobres razonamientos infectaban los medios de prensa o audiovisuales que  tienen el poder de entrar a los hogares  de argentinos que con la propia lucidez y sentido común del Pueblo elige a uno y luego al otro, sin diferencia porque los dos llevan el mismo proyecto que nos alegra a todos los que creemos en él.

 

Cristina querida, te he seguido todos estos años. Te he acompañado desde mi trinchera cuando hablabas en las Cumbres, cuando hablabas a tu pueblo de corazón abierto como vos lo hacés, por eso no necesitás leer lo que brota naturalmente de tu inteligencia y de tu alma. Desde mi casa en la pantalla todos estos años he podido captar  los rostros del Pueblo en las calles cuando emocionados escuchaban tus palabras.

 

Has comenzado con tu compañero el camino, hoy lo continúan juntos, te lo digo desde mi propia experiencia.  Ya tengo 84 años y cuarenta en mis neuronas y en mi espíritu. Te hablé de mi “trinchera” que generalmente es esta máquina que me acompaña para entregar toda nuestra lucha en palabras. Mi cuerpo no me responde como a mis amigas las Madres de Plaza de Mayo que tienen mi edad pero sin embargo caminan y son más valientes o saben enfrentar mejor el dolor. No es que yo no pueda, pero la verdad es que la espalda me duele incluso al escribir y al caminar. He resuelto aceptar mi cuerpo como está aunque mi espíritu hubiera volado  a darte  el abrazo que no pude hoy y darte además de la tuya mi fuerza que viene acompañada  de más de treinta años de experiencia de vida y militancia

 

No sé aún en que forma podré llegar a tus manos para decirte todo aquello que aquél día largamente conversamos  antes que de fueras elegida por tu Pueblo, espero lo recuerdes porque será bueno para el País. Luego les mandé a los dos a Olivos una cruz trabajada por Juan Pallarol imitando el pectoral de Jerónimo cuando  lo consagraron Obispo de Avellaneda.

 

 A los pocos días antes de que asumieras y a través de sus largos brazos me localizó Nestor del otro lado de la  baranda y me abrazó, le pregunté si habían recibido la cruz y si les había gustado.  Recuerdo que Néstor me dijo “si nos gustó mucho y  nos emocionó, te la llamo a Cristina “ estabas cerca rodeada de fotógrafos  y me acerqué sola, me abrasaste y me  dijiste “Qué lema se eligió Jerónimo , “Que Todos Sean Uno “   Y yo te respondí “Si todos fuéramos Uno en la Verdad y la Justicia, la Revolución ya estaría hecha, son palabras de Jesús”. Asomaron lágrimas a tus ojos  y me abrazaste.

 

Después asumiste la  Presidencia y me fue más difícil comunicarme tan fácilmente contigo. Hoy te pido que la tengas en la mesa de luz a tu lado y que estés segura que con Jerónimo te acompañaremos siempre en tu camino que no es fácil. Todavía no somos Uno, pero somos millones.

 

Has compartido tu vida con un Patriota que eligió su militancia a su corazón, así era él.  No se fue, está con nosotros y como también lo está Jerónimo, porque siempre estuvieron con el Pueblo.

 

En mis cartas que no sé si llegaron a tus manos al despedirme te felicitaba porque eras una buena pilota que sabías pilotear en la tormenta, y es verdad que supiste pilotear en la crisis , en tus luchas con el campo, en las leyes y cambios quijotescos que quisiste, quisieron y realizaron ambos liberándonos de la Deuda Externa que nos ahogaba, frente a la crisis mundial , frente a la pobreza que viene de herencia de décadas , hicieron tanto aunque dijiste bien que falta  y que mientras un solo argentino tuviera hambre  o uno no tuviera trabajo no estaba todo concluído.

 

De todo somos responsables todos. Los crímenes de lesa humanidad perpetrados por los golpes Civico Militares, frente a los cuales a decir verdad la única Institución que pidió perdón por su atroz complicidad de esa época, fue la Iglesia argentina de hoy, pero los políticos que golpeaban los cuarteles aún no lo han hecho.

 

En el mes de setiembre presenté mi último libro NUESTRA LUCHA POR MALVINAS. Se lo mandé a los dos con una dedicatoria a la Casa de Gobierno.

 

Después de la Cumbre de Cancún sentí la necesidad de entregar el material  cuando comencé a ver realizados nuestros sueños de entonces hace ya  28 años.

 

Frente a una guerra que no queríamos pero que estaba ya instalada en nuestra tierra, teníamos que enfrentarla con responsabilidad sin mirar para otro lado desmalvinizando el momento Hicimos varios viajes por América Latina recogiendo adhesiones a un MANIFIESTO  POR UNA AMÉRICA LATINA UNIDA Y SOLIDARIA que gestamos en nuestra casa de Gaona

 

El libro lo mandé a través de las embajadas a los Presidentes de cada país de la Región porque pienso que es un Documento profético que anuncia lo que hoy comenzamos a vivir.

 

Querida Cristina esta carta se está convirtiendo en una nota, pero de verdad que son muchas las temas que todo este tiempo hubiera querido conversar y que me han inquietado todo este tiempo, pero las guardaré  para el día que pueda verte como aquella vez que pudimos dialogar tranquilas

 

HOY NO PUDE LLEGAR A DARTE EL ABRAZO FUERTE QUE VA EN ESTA CARTA. La partida de Néstor es para todos los que lo queríamos y acompañamos un gran dolor pero te sé fuerte y con la fuerza de la verdad que encierra el proyecto político que gestaron y que todos hoy lo acompañaremos con más fuerza que nunca Un abrazo.