SIMPLEMENTE UN MILITANTE

Daniel Brión

danielbrion-2-1
Hace muchos años que no veía este fenómeno renacer, ayer caminaba por las calles céntricas, Av. de Mayo, Rivadavia, toda la zona, todo a pleno, todo lleno de pueblo

SIMPLEMENTE UN MILITANTE


Por Daniel Brión

 

El próximo 17 de noviembre se conmemorará nuevamente el Día del Militante Peronista, todos sabemos que es en recuerdo al ansiado , y peleado sin cuartel retorno a la Patria del Tte Grl Juan Domingo Perón, un retorno logrado con diecisiete años de luche y vuelve, años mas tarde a esa querida Resistencia Peronista, la del Comando Coronel Peron, la de los Uturuncos, la de los obreros y estudiantes en la calle, se le unió la juventud identificada claramente con la propuesta movilizadota y revolucionaria del peronismo, fue la gloriosa J.P., aquellos que no habían sido beneficiados por los años de gloria de sus dos mandatos anteriores, pero que si habían recogido las banderas de la Patria libre, Justa y Soberana que esa tercera posición ideada por el hombre que le puso una bisagra a la historia ideo, pensó y ejecutó para Argentina y la América todo, el ABC de entonces es el Americanismo de hoy.

 

Dijo Evita “… sentí, ya entonces, en lo íntimo de mi corazón algo que ahora reconozco como sentimiento de indignación. No comprendía que habiendo pobres hubiese ricos y que el afán de  éstos por la riqueza fuese la causa de la pobreza de tanta gente.”

 

Este sistema económico donde el capital se ha puesto al servicio de la economía invirtiendo lo que desde hace mas de cincuenta años se venia practicando, ha sido refrendado por el pueblo todo.

 

¿Cuál fue el detonador?

 

La muerte de Néstor Kirchner, estoy convencido que fue la chispa que puso al pueblo en guardia, que lo hizo levantar las banderas, llegar caminando, en auto, en colectivo, en subte, como fuera, como aquella querida marcha a Ezeiza, de todas partes venían entonces y de todas partes llegan hoy,   con dolor en el alma, pero con la alegría de poder decirle a la Presidenta “Cristina, ni un paso atrás, ni siquiera para tomar carrera. . .”.

 

Hace muchos años que no veía este fenómeno renacer, ayer caminaba por las calles céntricas, Av. De Mayo, Rivadavia, toda la zona, todo a pleno, todo lleno de pueblo, si olor de fueguitos de chorizan ni de micros despachados, era, nuevamente el pueblo en marcha, que recogía la bandera y la comenzaba a llevar nuevamente a la victoria.

 

¡Cuantos habrán pensado que volvió el “aluvión zoológico”, unos pocos se atrevieron, ignorante y enanos de la mente, a escribir en alguna pared “Viva la Carótida”,  como antes habían escrito “Viva el Cáncer”, pero saben que, sin ellos tampoco hubiera sido completo, porque a no descuidarnos van a venir con fuerza, con los tapones de punta, como vinieron hace años, pero esta vez tenemos que aprender, de una vea aprender NO PASARAN les gritamos por toda América y no van a pasar.

 

El pueblo se ha puesto en marcha, se levantó de su letargo, se dio cuenta que tenía que recuperar la calle, perder el miedo, salir con sus cánticos, con su fuerza, con su apoyo, nada se puede terminar de construir sin la presencia ACTIVA de ese pueblo y hoy la muerte de un militante la ha despertado, la ha movilizado, la ha puesto en marcha. Basta de que las calles las ocupen banderas que nunca reflejaron nuestra nacionalidad, que siempre apoyaron a todos los golpes de los milicos, ahora en democracia se creen dueños de esa calle, pero la calle, la militancia y la Plaza son nuestras compañeros.

 

Cuidado compañeros, la repugnante oligarquía no ha muerto, se oculta, espera agazapada, espera un descuido, aprovecha hasta la muerte de un ex presidente para escribir desde esos diarios que no quieren a Ley de Medios apenas un par de horas después de la muerte de Kirchner, en el diario La Nación “el analista” del establishment Rosendo Fraga escribió una especie de ultimátum al gobierno –que seguramente era la voz de esa oligarquía dictandoselo) a la Presidenta, que se encontraba en shock por la muerte del ex presidente, diciendo entre otras cosas:

 

“…La desaparición del líder del oficialismo genera múltiples interrogantes. Es la primera vez en la historia argentina que la ausencia de alguien que no es el Presidente genera una situación semejante.

Esto ante todo muestra que la Argentina estaba viviendo una situación anómala. Lo institucional estaba subordinado a lo político. La falta de Kirchner deja la sensación política de que falta el Presidente y es como si se planteara el interrogante de cómo va a actuar el vicepresidente.

Hasta el último momento él se encargó de hacer evidente que era quien ejercía realmente el poder y no su esposa, la presidenta Cristina Kirchner. Ella nunca lo rechazó, nunca buscó generar un espacio propio de poder ni en lo simbólico.

Ella ocupa ahora el centro de la escena y tiene la oportunidad de ejercer el poder por sí misma, un año antes de las elecciones y trece meses de que termine su mandato.

 

Tiene la oportunidad de modificar, rectificar, corregir, cambiar una serie de aspectos, estilos, orientaciones y políticas impuestas por su marido, que llevaron a una situación inédita, que un gobierno con la economía creciendo al 9% tenga la aprobación de sólo uno cada tres.

Ella ahora puede adoptar algunas decisiones que se reclaman, como tomar distancia de Hugo Moyano y terminar con su influencia. Quizás será lo primero que el mundo político mirará para saber si esta dispuesta a cambiar.

En principio, el peronismo que nunca vio con simpatía al Kirchnerismo y su alianza con la izquierda, que primero se dividió frente al conflicto con el campo, que después lo derrotó en las elecciones del año pasado y que en los últimos días mostró sus diferencias a través de Daniel Scioli, recupera protagonismo.

 

Podría conjeturarse que las figuras del poder más vinculadas a Néstor Kirchner, ahora pueden tener menos poder o bien podrían ser apartadas. Por ejemplo, Cristina tiene la oportunidad de reemplazar a funcionarios cuestionados, como Guillermo Moreno.

Si ella insiste en la línea fijada por su marido, no le será fácil gobernar. Ella no es la misma persona y además ese estilo, estaba claramente en crisis. “

 

Alguien puede ser tan hijo de puta, ¡si compañeros!, estos tipos pueden serlo, pero CUIDADO, pueden serlo mucho más los que no escriben, pero están al asecho, los Manieto y su diario buscando candidato opositor, la oligarquía terrateniente, la Sociedad Rural, los que no quieren nuestro comercio con China, toda esa puta oligarquía nacional e internacional hoy está al acecho.

 

¿Que responder a esto? , simple, concreto, un llamado a todo el pueblo recuerden la militancia, recuerden los diecisite años, recuerden el luche y vuelve, recuerden el poder que se tuvo para hacer frente a las balas, hoy no te dispara (de frente) pero siguen atacando volvamos a cantar “EL PUEBLO, UNIDO, JAMAS SERA VENCIDO”, “VIVA PERON CARAJO”, retomemos las calles, recuperemos la militancia, levantemos las banderas.

 

Ha caído un militante, los militantes se lloran en su caída y después ya no se lloran, se los honra, se reemplazan, a este militante lo tiene que reemplazar el pueblo todo.

 

Yo estuve mil veces en desacuerdo con pequeñeces de procedimiento de Néstor, si me gustaba o no me gustaba como lo hacía, si esto o aquello, si el dedo o no el dedo, se acabo, basta, es hora de unir filas y no de separarlas, es hora del TODOS UNIDOS VENCEREMOS.

 

En la vida sólo tenemos una certeza, la de que en algún momento nos vamos a morir, lo importante es lo que hagamos hasta que ese día llegue.

 

A la Presidenta Cristina, nada, simple, un abrazo de compañero, fraternal, sentido, comprometido, se lo que le debe estar pasando en lo anímico porque lo sufrí cuando tenía cuatro años y mataron a mi viejo en José León Suárez en aquel basural de junio de 1956, pero sé que tiene mas ovarios que muchos hombres otros atributos, y que también tiene la decisión, ahora querida Cristina también puede ver compañera que tiene al Pueblo apoyándola y pidiéndole que no afloje que la van a ayudar.

 

A la mierda con los Rosendo Fraga, a la mierda con la oligarquía, tómese unos días, descanse, elabore su duelo, se murió su compañero, la persona con quien compartieron 30 años de vida, de proyectos y de construcción política, nadie la apura, pero por favor Cristina, después háblele al Pueblo, háblele como usted sabe compañera, desde el corazón, pídales la ayuda que necesita y ¿sabe que?, le van a dar ese apoyo, lo va a sentir y por fin, después de tantos años vamos a ver renacer esa Patria Socialmente Justa, Económicamente Libre y Políticamente Soberana.

 

Pero por favor háblenle al Pueblo, hasta pienso en que debería hacer un día peronista y hablarles desde el histórico balcón, para agradecer tanto apoyo y pedirles ayuda en la tarea, para que pueda sentir el mismo orgullo de argentina que sintió el general aquel 17 de octubre, no lo dude, lo va a sentir.

 

Este gobierno es, sin dudas el único gobierno PERONISTA  desde que se ha recuperado la libertad, nadie lo puede dudar, basta de criticar los matices.

 

Nos comenzó a hacer económicamente libres, cuando sin dejar de ser socio del fondo monetario internacional negoció y pago la duda externa ilegitima, ilegitimizada por  Cavallo,  con la mayor quita que ese organismo haya reconocido en su historia, ya no pueden imponer sus recetas liberales para “sanear” la encomia, nos lleva de la mano por políticamente soberana al sacarnos las recetas liberales nos junta en UNASUR donde lidera la integración de la América morena (hoy mas amplia aún –por poder económico y gobiernos democráticos- que el ABC –Argenitna, Brasil y Chile- del Grl Perón), y estamos comenzando a recorrer a paso firme el trayecto de socialmente justa, asignación universal por hijo, reducción del desempleo, inclusión de la clase obrera en la política y la participación en la ganancia de las empresas (derecho constitucional no aplicado hasta ahora), viviendas, escuelas, polo tecnológico, etc.

 

Nos dicen muchos, claro, los que estuvieron reprimiendo tantos años, que basta de investigar el pasado de abrir heridas, pues bien, las heridas no se cierran hasta que les llega la verdadera paz que es la de la justicia. Pero desde el gobierno no se ha buscado revancha, como muchos señalan, después de antas perdidas, después de las bombas, de los fusilamientos, de los compañeros muertos y los desaparecidos, no los hemos ido a buscar para cumplir el ojo por ojo, porque aprendimos,  ser siempre perseguidos, que en el ojo por ojo finalmente terminamos todos ciegos, la nuestra es la generación del amor, no del odio, los fuimos a buscar POR JUSTICIA, no por venganza, claro que no les gusta, como les va a gustar si saben que el peso de la Ley caerá sobre ellos, pero eso no es revancha, es aplicar la ley y reconocer los derechos humanos  que las dictaduras genocidas han avasallado.

 

No los fuimos a buscar para ametrallarlos, fusilarlos, picanearlos, para hacerles perder sus genitales, para desollarlos vivos, o para tirarlos semidormidos al río desde aviones, o simplemente desaparecerlos y robarles sus hijos, no, no es así los pusimos a la orden de los Tribunales, de los Jueces, que lentamente, muy lentamente, despacio tienen que ir dictando sentencia, si esto se alarga se alarga por lo que se demora en los juicios, no se alarga porque desde el Ejecutivo pida que se alargue, es el Legislativo el que tiene que terminar la tarea.

 

Repito nosotros somos la generación del amor, que es la única revolución que al final triunfará.

 

Ahora no nos podemos detener el pueblo está en marcha, continuemos la marcha, repito no es hora de desunión, es hora de reencuentros, porque como bien decía Mansilla en el Combate de la Vuelta de Obligado un 20 de noviembre (hoy día de la Soberanía Nacional) y veía que se aproximaban las flotas anglo/francesas: “Que los parió a los gringos que se nos vienen. . .” , pero otra vez los vamos a estar esperando.

 

Ha muerto un Militante, esa muerte nos conmueve, pero como todo militante, nos deja el mensaje de la militancia, recuperemos esa militancia, festejemos el Día del Militante, y como siempre compañeros mezclando el himno con la marchita:

 

“todos unidos venceremos . . .

 

¡Oh juremos con gloria morir!”