"Van llevados como corderos, van por plata, van por el choripan y el tetra".

¿QUE DIJERON ELLOS SOBRE EL 17 DE OCTUBRE DE 1945?

Por Eduardo Rosa (FOTO)

Allí no había violencia ni resentimiento, sólo rostros humildes, cansados y felices de ser protagonistas, por primera vez, en la gran ciudad que les volvía la espalda.

¿QUE DIJERON ELLOS SOBRE EL 17 DE OCTUBRE DE 1945? 

Por Eduardo Rosa

Telam

16/10/2010 

¿Mucha gente fué hoy a River al acto de Moyano?

Nadie lo niega, hubo muchísima.

La gente de la zona norte tuvo inmensas dificultades para circular, todas las calles estaban congestionadas. 

No hubo incidentes pero…

Los primates de hoy y de siempre siguen repitiendo lo mismo.

Van llevados como corderos, van por plata, van por el choripan y el tetra.

¡Hace SESENTA Y CINCO años que lo repiten!

¿Que dijeron del 17 de octubre de 1945?

CRITICA:

-Grupos aislados que no representan al autentico proletariado argentino tratan de intimidar a la población…En varias zonas de Buenos aires, los grupos peronianos cometieron sabotaje y desmanes

Muestra una foto con un pequeño grupo de siete personas con el epígrafe: He aquí una de las columnas que desde esta mañana se pasean por la ciudad en actividad revolucionaria. y afirma: que consta que la manifestación no reúne mas de 300 personas.

Aparte de otros pequeños desmanes, sólo cometieron atentados contra el buen gusto y contra la estética ciudadana afeada por su presencia en nuestras calles. 

-El pueblo los vio pasar, primero un poco sorprendido, y luego con glacial indiferencia.

LA NACIÓN:

Personas de ambos sexos –han acampado durante el día en la Plaza principal, en la cual, durante la noche, improvisan antorchas sin ningún objeto, por el mero placer que les causaba el procedimiento.

Y señaló: –el insólito y vergonzoso espectáculo de los grupos que se adueñaron durante un día de la Plaza de Mayo. 

ORIENTACIÓN, órgano del partido comunista: … –del malevaje peronista que, repitiendo escenas de la época de Rosas y remedando lo ocurrido en los orígenes del fascismo en Italia y Alemania, demostró lo que era arrojándose contra la población indefensa, contra el hogar, contra las casas de comercio, contra el pudor y la honestidad,, contra la decencia, contra la cultura, imponiendo el paro oficial, pistola en mano y [mediante] la colaboración de la policía que, ese día y al día siguiente entregó las calles de la ciudad al peronismo bárbaro y desacatado.

Victorio Codovilla -secretario del partido comunista argentino- completó así las definiciones de la prensa partidaria: –Los nazi-peronistas tienen un plan de acción y una dirección única encargada de hacerlo cumplir. Lo aplican escalonadamente, pero con una audacia sin límites, bajo el amparo de la policía. La huelga del 18 de octubre, lograda en parte por la demagogia social, e impuesta por la violencia, así lo demuestra […]. No hay que llamarse a engaño: el nazi-peronismo sabe actuar audaz y enérgicamente. Esa huelga y los desmanes perpetrados por las bandas armadas peronistas, deben ser consideradas como el primer ensayo serio de los nazi-peronistas para desencadenar la guerra civil.

La FUA decía que la Reforma Universitaria había protegido a la clase trabajadora y –ésta no podía progresar asociada a Perón que tiene en sus manos sangre de obreros y estudiantes.

La Mesa directiva del radicalismo afirmó que –las reparticiones públicas planearon al detalle este acto, y se sabe con certeza que en gran parte pudo hacerse usando la coacción y la amenaza […] se ultrajó a la ciudadanía con la ayuda policial […] el número de manifestantes no fue mayor de 60.000, de los cuales un 50% lo constituían mujeres y menores, teniendo informaciones fehacientes de que muchos recibieron dinero para concurrir.

Excluyendo Noticias Gráficas único periódico peronista nos preguntamos:

 -¿TODOS LOS PERIODISTAS DE ENTONCES ERAN MIOPES O HABÍA ALGUIEN QUE BAJABA LÍNEA? 

-NO TODOS, TAMBIÉN LOS HABÍA HONESTOS

El diario El Pueblo no era peronista, se autoproclamaba diario Católico.

En él escribía Delfina Bunge, notable literata y, como veremos una persona que razonaba. 

Delfina Bunge en un artículo titulado: –Una emoción nueva en Buenos Aires describirá este acontecimiento como lo vio desde su balcón: (…)

De todos los puntos suburbanos veíanse llegar grupos de proletarios; de los más pobres de entre los proletarios.

Y pasaban debajo de nuestros balcones.

Era la turba tan temida.

Era – pensábamos – la gente descontenta…

Con el antiguo temor, nuestro impulso fue el de cerrar los balcones.

Pero al asomarnos a la calle quedábamos en suspenso…

Pues he ahí que estas turbas se presentaban a nuestros ojos como trocadas por una milagrosa transformación. 

Su aspecto era bonachón y tranquilo. 

No había caras hostiles ni puños levantados, como lo vimos hace pocos años.

Y más aún, nos sorprendieron sus gritos y estribillos.

No se pedía la cabeza de nadie.  

Esas turbas parecían cristianas sin saberlo.

Y sabiéndolo, eran argentinas…

Sí, Jesús debió efectuar su milagro en favor de turbas semejantes a éstas, de desarrapados.

A nosotros nos toca no defraudar a un pueblo pacífico en sus esperanzas de buena acogida y de un mínimo siquiera de justicia social. 

RESULTADO

 Cantidad de suscriptores se borraron, el director debió renunciar y algunos conocidos llegaron a negar a Delfina el saludo por su actitud de comprensión hacia el nuevo fenómeno de masas iniciado en 1945.

Según Félix Luna, su voz fue la única sensata.

En ese momento de descontrol político-emocional, ella habló con total objetividad sobre lo que estaba viendo desde su balcón de la calle Santa Fe: allí no había violencia ni resentimiento, sólo rostros humildes, cansados y felices de ser protagonistas, por primera vez, en la gran ciudad que les volvía la espalda.

 ER/

N&P: El Correo-e del autor es Eduardo Rosa rosaeduardo@yahoo.com.ar