SOBRE EL GOLPE DE ESTADO DEL 16 DE SEPTIEMBRE DE 1955 Y LA REVOLUCION FUSILADORA

Daniel Brion

El 16 de septiembre de 1955, un grupo, de resentidos instrumentados por la oligarquía y el imperialismo capitalista, se instalo en el gobierno.

SOBRE EL GOLPE DE ESTADO DEL 16 DE SEPTIEMBRE DE 1955 Y LA REVOLUCION FUSILADORA

 

 

Por Daniel Brión

 

El 16 de septiembre de 1955, un grupo, de resentidos instrumentados por la oligarquía y el imperialismo capitalista, se instalo en el gobierno.

 

Este hecho no fue consecuencia de una victoria militar, sino la culminación de una campaña confusionista, de una ofensiva de acción psicológica hábilmente desarrollada, que logro enervar a quienes debían defender al gobierno legal y con el al orden social y constitucional existente, poniéndolos en contra del mismo, a la vez que sembrando el terror en el pueblo.

 

Lo hicieron en tres etapas, cual tirador que ajusta la mira al blanco, disparando tres tiros.

 

Comenzó el Grl. Benjamín Menéndez, un aficionado conspirador, el 28 de septiembre de 1951, con un intento golpista, junto con la escuela de caballería de campo de mayo, impulsados por las personalidades civiles de la época, con un frustrado vuelo de aviones de la marina, que despegaron de punta indio.

 

Si bien fracaso como intento, les sirvió como experiencia. (Aquí cayo muerto, en brazos de su compañero Marcelino Sánchez, el cabo Fariña, uno de los suboficiales que evito el triunfo de los golpistas)

 

Continuaron el 16 de junio de 1955, nuevamente los aviones de la marina bombardean y ametrallan al pueblo en plaza de mayo y una cantidad de zonas aledañas con la excusa de querer matar a Perón,  estaban pretendiendo inhibir, por el terror, a la resistencia popular,  en su próximo intento golpista. (Dejaron, entonces, miles de heridos y muertos entre el pueblo que caminaba por plaza de mayo y los diferentes sitios donde atacaron, no preguntaron si eran o no peronistas, les basto con verlos desde el aire caminando desprevenidos)

 

Finalmente, el 16 de junio de 1955, concretan su intención instaurando en el país a la autodenominada revolución libertadora, daban en el blanco. . .

 

Llegaron diciendo que no habría ni vencedores ni vencidos, prometiendo que las conquistas sociales serian mantenidas cuando no, acrecentadas, hablando de libertad, de paz, de reencuentro nacional, de moralización de la vida publica.

 

¿Quien no anhela tales cosas?

 

Pero, poco a poco, a medida que se afianzaron en el dominio de las guarniciones, y se fueron sintiendo fuertes y poderosos, comenzaron a experimentar, como lobisón en luna llena, una extraña metamorfosis: les creció el pelo, los dientes, las garras, y asomaron todos ellos “los gorilas” que iniciaban la destrucción del país, y de todo el que se les opusiera.

 

Reemplazan las palabras por los tanques, arremeten contra el cadáver de evita y la convierten en la primer desparecida, luego de mancillar su cuerpo, dicen entonces que las conquistas obreras no solo no pueden mantenerse sino que deben desaparecer, inventan la falsedad de un país en ruinas, gritan al tomar la CGT. que esa revolución se ha efectuado para que el hijo del barrendero muerda barrendero. Reemplazan por decreto la Constitución Nacional, creada por Convención Nacional Constituyente en 1949, lamisca que habían jurado defender.

 

Se encuentran en ese momento dos Argentinas, que se cruzan y reemplazan.

 

Una, la argentina de un país en marcha, de un país real y en evidente desarrollo, el país de la nacionalización del banco central, de los estatutos de los trabajadores, del aguinaldo, de las leyes sociales,  el país de la declaración de independencia económica, el de las 8000 escuelas, el de las universidades, los hogares escuela, la universidad obrera, las ciudades estudiantiles, el del plan de salud pública y la revolución sanitaria más importante de la América del Sur, el de la energía atómica, el de la marina mercante enmarcada entre las mas importantes del mundo, de las cajas de jubilaciones, del voto femenino, de los derechos del trabajador, de la Constitución de 1949, de la siderurgia con SOMISA, el del IAPI (Instituto Argentino de Promoción del Intercambio), el de las fabricas de aviones, automóviles, tractores, motos, lanchas, veleros, de un país sin deuda externa, el de la política petrolera y minera, el del gasoducto más grande del mundo de entonces, el de ocho años consecutivos de superávit económico (1946-1954), la de los convenios bilaterales con todos los países de América y Europa, incluida la URSS, en definitiva, un país en serio, el país de una patria socialmente justa, políticamente libre y económicamente soberana.

 

Repitiendo las palabras del Grl. Perón – …insistir en el detalle de la obra realizada sería casi imposible. Si le dedicásemos solamente un minuto a cada una de las obras efectuadas durante cinco año del 1er plan quinquenal, debería hablar por espacio de mas de mil doscientas horas.

 

A ese país se lo reemplaza, criminalmente, a partir de 1955, lazándolo hacia atrás, empobrecido, desmoralizado, humillado.

 

Se entra en el fondo monetario internacional, se destruyen las industrias y se pretende volver a ser “el granero del mundo” como pretendía Canning, el vocero del imperio británico, y continúa pretendiendo ese mismo imperio y su adlatere norteamericano.

 

Entregándole el manejo de la economía a Raúl Prebisch, en las propias palabras del Grl. Perón, “el prototipo del cipayo, es decir quien desde la función publica sirve a los intereses del imperialismo por beneficios pecuniarios.”

 

 

 

¿Habrían olvidado su participación en la formulación del Pacto Roca-Ruciman, su actuación como Gerente del Banco Central de Sir Otto Neimeyer, o su defensa de los intereses extranjeros en el escándalo de la carne?

 

El capital extranjero fue presentado como mágico curalotodo, se anularon los convenios bilaterales, país a país, se desvalorizó el peso a la mitad,

 

La elección de los asesores se redujo a los agentes telúricos de los grandes monopolios internacionales: Eugenio Blanco, Álvaro Alzogaray, Adalberto Krieger Vasena, Cuetro Rua, Laurencena, y no mucho otros.

 

No tenemos que olvidar que pese a los antecedentes nefastos para la economía del país también fue Prebisch el principal asesor económico en la presidencia de Raúl Alfonsin.

 

Al decir de Alberto Buela: “¿será acaso que ese gobierno “social-demócrata” bajo su máscara progresista, permisiva y democrática tenía encubierto el viejo proyecto imperialista de dominación? Al menos su principal asesor económico no varió.”

 

Esas son las dos argentinas que se cruzan y reemplazan, con la dictadura de Aramburu y Rojas, y por esa argentina que se desechaba, por todos esos logros y conquistas, en defensa de ellos es que ese mismo  16 de septiembre de 1955 nace la heroica Resistencia Peronista.

 

La persecución, cárcel, tortura, y asesinato de tantos compañeros –incluidos los asesinados y fusilados en Junio de 1956- otro golpe de terror para desalentar opositores- durante los dieciocho años del Luche y Vuelve, nos ha dejado claramente la sensación de que tanto ellos, como nosotros estábamos arrepentidos,

 

 

 

ellos de no haber asesinado antes y nosotros de no haber concretado nuestra convicción de combatirlos y haber entregado mansamente el gobierno.

 

El 9 de junio de 1956, ellos sí concretan esa convicción, la de asesinar, los crímenes fueron concretados con tal decisión y rapidez que únicamente se los puede concebir cometidos con una larga y fría  premediación.

 

Ellos utilizaban la cruz en la solapa, pero transformaron a cristo en Satanás; nosotros la flor del nomeolvides, nunca olvidamos ni al General, ni a Evita ni a cada uno de nuestros queridos compañeros caídos en las luchas por la recuperación de la democracia y de la vigencia de la Constitución Nacional.

 

Los que asesinaron el 9 de junio de 1956, los que ametrallaron y bombardearon Plaza de Mayo en junio de 1955, los que pusieron las bombas en los subtes en abril de 1953, los comandos civiles que salían a perseguir y torturar o asesinar a compañeros, pretendieron no solo las muertes físicas que provocaron, pretendieron fusilar al ejercito nacional reemplazándolo por un Ejército de castas (el mismo que existió previo al Grl. Perón), y asesinar toda posibilidad auténticamente nacional y popular.

 

Este fue el basamento filosófico de la primer dictadura genocida en la Argentina contemporánea, aquí nacio también el proceso neo liberal oligarca y extranjerizante que nos ha llevado a tanta lucha, extendida hasta hoy, lucha en la que ninguno de nosotros debe permanecer ajeno, comprometerse con la defensa de estos ideales y asumir hoy  la acción que, entonces, no pudimos o no quisimos, o no supimos asumir.

 

GLORIA A TODOS LOS COPAÑEROS CAIDOS EN DEFENSA DE ESTOS IDEALES

 

A PESAR DE LAS BOMBAS, DE LOS FUSILAMIENTOS, DE LOS COMPAÑEROS MUERTOS, DE LOS DESAPARECIDOS. . .

NO NOS HAN VENCIDO

 

VIVA LA PATRIA – VIVA PERON – VIVA LA AMERICA GRANDE