El 16 de septiembre de 1976 fueron secuestrados varios adolescentes de entre 14 y 18 años, acusado de delitos de Subversión por la dictadura.

LOS LAPICES SIGUEN ESCRIBIENDO

Juventud Sindical

Este acto nefasto representa el aparato ideológico y represivo de la derecha reaccionaria, que pretende que el pueblo argentino vuelva a sentir temor para expresarse y para denunciarlos; y que, fruto de ese mismo temor, se vuelva a aceptar la impunidad para los genocidas.

LOS LAPICES SIGUEN  ESCRIBIENDO

Juventud Sindical

15/09/2010

El 16 de septiembre de 1976 fueron secuestrados varios adolescentes de entre 14 y 18 años, acusado de delitos de Subversión por la dictadura.

El 16 de septiembre de 1955 un golpe de estado, derrocaba a un gobierno democrático elegido por las 2/3 partes de nuestra población, amparándose en la –defensa de la libertad.

La fecha no fue una casualidad.

Los militares que habían derrocado el gobierno de Isabel Perón el 24 de marzo del 76 sabían lo que hacían y por eso habían elegido el aniversario de la Revolución Fusiladora para llevar a cabo ese operativo que, con cinismo, ellos mimos bautizaron como La Noche de Los Lápices. 

Durante los años 80 en el marco de la teoría de los dos demonios, la película que lleva el mismo nombre dio una visión maniquea del asunto, en donde los jóvenes secuestrados pasaron a ser –inocentes e idealistas, cuyo compromiso los había llevado únicamente a pelear por el Boleto Estudiantil.

Hoy, sin embargo, una nueva historia comenzó a escribirse.

Otra historia estamos haciendo.

Con la militancia de miles de compañeros, teniendo como ejemplo la incansable lucha de las Madres y Abuelas, y con la decisión política que este gobierno nacional llevó adelante, entendiendo que la memoria necesitaba de verdad y justicia, fuimos avanzando.

Desde la Juventud Sindical no queremos dejar de resaltar que todos los compañeros y estudiantes secundarios asesinados y desaparecidos en esos días eran jóvenes militantes del peronismo, identificados con el ideario del general Perón y Eva Perón y convencidos de la necesidad de la organización política para poder llevar a nuestro pueblo hacia la Justicia Social.

Tampoco podemos dejar de mencionar con cierta alarma la preocupación que vemos en el resurgir de cierto discurso que persigue a la militancia política, como si esto fuese un delito, sobre todo en algunas autoridades, que justamente ejercen cargos públicos.

Para los que dicen que debemos pensar únicamente en los derechos humanos de hoy, les recordamos que hace 4 años volvimos a sufrir un golpe muy doloroso con la desaparición del compañero Jorge Julio López.

Este acto nefasto representa el aparato ideológico y represivo de la derecha reaccionaria, que pretende que el pueblo argentino vuelva a sentir temor para expresarse y para denunciarlos; y que, fruto de ese mismo temor, se vuelva a aceptar la impunidad para los genocidas.

Creemos que la película cumplió su rol de denuncia en su momento en donde la política de DD HH del gobierno era fuertemente condicionada y contradictoria.

Creemos también que hoy no podemos seguir negándoles la identidad a los compañeros, porque es hacerlos volver a desaparecer.

No fueron secuestrados al azar, sino que en forma sistemática el Estado Terrorista se dedicó a terminar mediante el terror el proyecto de país que había nacido el 17 de octubre de 1945.

Hoy sus banderas nos siguen marcando el camino de lucha, por un país más justo, libre y soberano.

Por una educación pública que actúe como herramienta estratégica para el desarrollo y el crecimiento del país, en busca de dar respuestas a las necesidades de nuestro pueblo.

DANIEL RACEROMARIA CLAUDIA FALCONE;  MARIA CLARA CIOCCHINI;  FRANCISCO LOPEZ MUNTANER; CLAUDIO DE ACHA; HORACIO UNGARO

COMPAÑEROS PERONISTAS

¡PRESENTES!

Juventud Sindical