La popularidad de "El Intocable", como lo apodaban, comenzó a crecer, llenando el partenón máximo del boxeo argentino, es decir el Luna Park en cada una de sus presentaciones.

UN NUEVO ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DE NICOLINO LOCCHE.

POr Daniel Chiarenza

Nicolino Locche se consagró campeón mundial en la categoría welter junior ante Paul Fujii el 12 de diciembre de 1968, en Tokio, capital de Japón. Despues se desarrollo en todo el mundo «La Leyenda del Intocable». Ningún boxeador le podía pegar. Fué una especie de «Chaplín» sobre el ring.

1939 2 de septiembre nace en Tunuyán, Mendoza, República Argentina

ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DE NICOLINO LOCCHE.

Por Daniel Chiarenza

NAC&POP

Nicolino Locche nació un 2 de septiembre de 1939, en Tunuyán, Mendoza, República Argentina y falleció el 7 de septiembre de 2005, poco después de haber cumplido 66 años de edad, en Las Heras, otra localidad mendocina.

Fue un notable y original boxeador argentino.

Se consagró campeón mundial en la categoría welter junior ante Paul Fujii el 12 de diciembre de 1968, en Tokio, capital de Japón -un escenario propicio para los púgiles criollos ya que allí sólo cayó Carlos Cañete-; se impuso sin pueriles justificativos de parte de los nipones.

Su actuación de esa noche fue incomparable, quizás única en su dilatada campaña como amateur y profesional.

En el octavo round, el campeón japonés abandonó sin poder aplicarle un solo golpe.

La magia defensiva del argentino pudo más que su vitalidad.

Locche vs Paul «Takeshi» Fujii.

Hijo de inmigrantes italianos -como no podía ser de otra manera, digo, por lo de «Nicolino»- que escapaban de la Segunda Guerra Mundial y después de haber vivido los horrores de la Primera conflagración.

Nicolino comienza su carrera, como amateur, a los 9 años en el Mocoroa Boxing Club, con quién fuera su primer maestro Francisco Paco Bermúdez.

Como aficionado ganó 122 peleas, con apenas 5 derrotas.

Debuta como profesional el 11 de diciembre de 1958 ganándole por nocaut en el segundo round a Luis García, luego sería campeón mendocino, argentino y sudamericano liviano.

En 1966 ingresa a la categoría welter junior y también conquista las coronas nacional y continental.

Pero, siempre fue un bohemio inconstante (esta adjetivación ¿es mala o es buena?: depende del lector), enemigo del gimansio -algunos lo llamaban Juan Sebastián Bach porque afirmaban que era «el rey de las fugas»-, esto le ocurrió, tal vez, como una saturación de haberse hastiado de tantos años de haber trajinado por los rings.

La popularidad de «El Intocable», como lo apodaban, comenzó a crecer, llenando el partenón máximo del boxeo argentino, es decir el Luna Park en cada una de sus presentaciones.

En el año 1968 llega al auge de su carrera deportiva, siendo un personaje a quien también denominaban «el Chaplin del boxeo» y se consagra campeón mundial venciendo a Paul Fujii, en Tokio.

La crítica japonesa le adjudicó el mote de sensai, «maestro» en su idioma. Desde entonces su carrera fluctúa en una serie de desatinos.

https://youtu.be/TlOLU3bv_GU

El 4 de julio de 1969 se separaba de quien fuera su manager y técnico durante veinticuatro años, el hombre que le enseñara en su tierra, Mendoza, todos los secretos del arte del box, Francisco Paco Bermúdez.

Luego estuvo bajo la tutela de Juan Carlos Cuello.

Tampoco faltaron las escurridizas «desapariciones» repentinas del campeón cuyano y hasta dos graves accidentes automovilísticos que pusieron en peligro su integridad física.

Una de las entrevistas que brinda Nicolino, después de uno de sus consabidos accidentes.

Defendió su título en seis oportunidades: ante Manuel «Jack» Hernández, después ante el venezolano Carlos (Morocho) Hernández, el brasileño Joao Henrique, el nortemericano Adolph Pruitt -el 16 de agosto de 1970-, Antonio Cervantes y Domingo Barrera Corpas.

Cada vez le costaba más vencer.

Así es como el 10 de marzo de 1972 pierde la corona, por puntos, en Panamá, contra Alfonzo Frazer.

Un año después intenta recuperarla sin éxito y decide retirarse en 1975.

En el año 2003 ingresa al Salón Internacional de la Fama del Boxeo junto a George Foreman y el jamaiquino Mike McCallum.

El miércoles 7 de septiembre de 2005, debido a su precaria salud, muere en Las Heras, Mendoza.

Su última aparición pública fue el 24 de agosto de 2004, cuando recibe en su domicilio el cinturón de campeón mundial que había ganado en Japón, ya que esa vez le habían dado una réplica.

Una de las últimas fotografías de Nicolino, después de la «devolución de su cinturón de campeón original, pues en Japón le habían dado uno «trucho».

Deportivamente Nicolino Locche se caracterizó por su gran defensa, la cual le adjudicó su apodo (El Intocable), y sus ataques efectivos e inesperados.

Fue el primer boxeador de su país que logró llevar público femenino a sus combates, hoy en día es considerado un símbolo del boxeo argentino junto a Carlos Monzón, Pascual Pérez y algunos otros más.