LOS INGLESES LE PEGAN A CRISTINA COMO LE PEGABAN A PERÓN PERO ADELANTAN SU POSIBLE TRIUNFO.

N&P

cfkenportugal-2-1.jpg
Dice The Economist "A fines de los '40 una política similar, con similares condiciones favorables del comercio, convirtió a Juan Perón en un héroe popular"

En The Economist el periódico que responde a las corporaciones financieras de la bolsa de Londres.

LOS INGLESES LE PEGAN A CRISTINA COMO LE PEGABAN A PERÓN PERO ADELANTAN SU POSIBLE TRIUNFO.

Dice The Economist "A fines de los '40 una política similar, con similares condiciones favorables del comercio, convirtió a Juan Perón en un héroe popular"

 

PARA THE ECONOMIST CRISTINA KIRCHNER NO ATRAE INVERSIÓN PRIVADA.

"LA ALEGRE Y DESPREOCUPADA CRISTINA": CRÍTICAS DE THE ECONOMIST A CFK

 

PARA THE ECONOMIST CRISTINA KIRCHNER NO ATRAE INVERSIÓN PRIVADA.

Perfil.com

22.08.2010

 

El semanario británico The Economist no se ahorró críticas y aseguró que el gobierno de Cristina Kirchner, en el largo plazo, "terminará espantando a la inversión y harán a la economía menos eficiente".

 

Esto se debe al "hostigamiento" que surge de la aversión que tienen la Presidenta y su marido Néstor Kirchner "hacia los negocios privados", junto a controles de precios y medidas proteccionistas "menos evidentes" que las de "su amigo, Hugo Chávez".

 

Señala además que, "pese a las previsiones de fatalidad de los economistas ortodoxos, la economía está rugiendo".

 

Y agrega que las condiciones de la economía están rebosantes y que la recuperación actual "se debe a circunstancias afortunadas", especialmente al mundo que compra alimentos y a Brasil que compra automóviles.

 

"A fines de los '40 una política similar, con similares condiciones favorables del comercio, convirtió a Juan Perón en un héroe popular", añade.

 

Para The Economist, el matrimonio Kirchner fue "torpe", ya que "sus esfuerzos para exprimir al campo provocó una revuelta fiscal exitosa en 2008 e hizo la señora Fernández impopular".

 

Al respecto, el reporte señala que la "aprobación" (imagen) de Cristina Fernández "no así la de su marido", estaba "reviviendo a la par con la economía y ella todavía puede esperanzarse con un segundo mandato".

 

En el final, la revista añade que debido al "hostigamiento" a los empresarios la Argentina atrae apenas "la mitad de la inversión extranjera que tiene Chile", pese a ser el doble de su tamaño.

 

"LA ALEGRE Y DESPREOCUPADA CRISTINA": CRÍTICAS DE THE ECONOMIST A CFK

 

La Nacion

Sábado 21 de agosto de 2010

 

La revista británica cuestionó nuevamente la política económica del Gobierno y atribuyó sus éxitos a "una suerte extraordinaria"; sin embargo, vaticinó una posible reelección

 

"Los Kirchner han tenido una suerte extraordinaria", opina la revista británica

 

La prestigiosa revista británica The Economist, crítica de la gestión de Cristina Kirchner en varias oportunidades, volvió a cuestionar la política económica del país, y le atribuyó a la "suerte" los aciertos financieros que acompañan a la Presidenta.

 

En un artículo titulado "Happy-go-lucky Cristina" ("La alegre y despreocupada Cristina"), publicado el jueves último, la revista se hizo eco de las recetas económicas que la Presidenta esparció alrededor del mundo tras la crisis económica internacional, ante la que se mostró inmune.

 

"En esencia fue: «Al diablo con el FMI y sigan gastando»", precisa el artículo.

 

Y agrega: "Es lo que ella y su predecesor y esposo, Néstor Kirchner, han practicado desde 2003".

 

La nota explica que a pesar "del desastre pronosticado por economistas ortodoxos", por los "pocos vínculos financieros con el mundo y muy poco crédito bancario", "la economía ruge".

 

Aunque inmediatamente reparan que puede que eso sea sólo lo que dice los poco creíbles, a su criterio, números oficiales.

 

Con escepticismo, la revista sostiene que las expectativas de crecimiento para este año, de 8% según economistas privados, "se debe principalmente a circunstancias afortunadas".

 

Entre ellas, nombra el fin de la sequía, el efecto rebote por el crecimiento de Brasil y "las políticas expansivas de la Presidenta, que alimentan un boom del consumo".

 

Luego, cuestiona el excesivo gasto público de la Casa Rosada: "Cuando la economía comenzó a desacelerarse, Cristina Kirchner siguió con el gasto: dio préstamos a fabricantes de autos multinacionales y subsidió para mantener los puestos de trabajo".

 

"Con la recaudación en caída, financió estas medidas saqueando la lotería nacional y el sistema de jubilaciones, que nacionalizó en noviembre de 2008", añade.

 

"Los Kirchner han tenido una suerte extraordinaria dado que su período en el poder ha coincidido con un auge de los términos de intercambio para la Argentina", insiste el artículo.

 

En ese sentido, compara la política económica del kirchnerismo con la de Perón, pero remarca que "los Kirchner han sido torpes" porque "sus esfuerzos por exprimir a los productores agropecuarios provocaron una exitosa revuelta contra los impuestos en 2008 e hicieron impopular a la Presidenta".

 

Sin embargo, augura que la "suerte" de los Kirchner continuará, "al menos hasta la elección presidencial del año próximo" y hasta vaticina que, dado que la oposición está dispersa y la imagen de Cristina mejora, "puede llegar a lograr un segundo mandato".

 

"Pero las medidas de Cristina Kirchner acumulan costos ocultos", afirma The Economist.

 

El primero de ellos es la inflación oculta detrás de las cifras del Indec.

 

"El Gobierno tácitamente dio credibilidad a las estimaciones mucho más elevadas de economistas independientes, al convalidar aumentos salariales de alrededor del 25% a los trabajadores y elevó recientemente las categorías impositivas un 20 por ciento", indica.

 

Otra de las consecuencias, detallan, es que "por la falta de credibilidad del Gobierno, el spread sobre canjes de crédito en default para la deuda argentina es de 8,2% (similar a lo que paga Grecia)".

 

Una de las soluciones, explica, sería acercarse al FMI.

 

"Esto último puede ser demasiado para los Kirchner, a quienes les gusta culpar al Fondo por el colapso de 2001/02, en gran medida provocado por el propio país", sentencia el artículo.

 

Por último, la nota destaca que "la política de la pareja gobernante de perseguir a empresas privadas con las que no se lleva bien, la imposición de controles de precios y de medidas proteccionistas han sido menos ruidosas que las de su amigo Hugo Chávez, en Venezuela, pero a largo plazo disuadirán la inversión y harán menos eficiente la economía".

 

Por eso, concluyen: "Quienes predecían el derrumbe de la Argentina se equivocaron hasta aquí. Pero al final pueden terminar teniendo razón".