En las orillas de mi pueblo, a veces / Me miraba con niños la pobreza / De la vida interior, y en mi garganta / Me ahogaba el viejo grito de su pena.

BALADA DE EVA NIÑA…

Poema de Osvaldo Guglielmino

En las orillas de mi pueblo, a veces/ Me miraba con niños la pobreza / De la vida interior, y en mi garganta / Me ahogaba el viejo grito de su pena.

Gentileza de R. Oscar Rovito

 BALADA DE EVA NIÑA…

 Un poema de Osvaldo Guglielmino

 

En el oeste original del mundo

Mi corazón de trigo y de verbena

Jugaba con la infancia y el verano

Del ángel memorioso de la tierra.

 

De profundas llanuras me traía

El duende de las pampas la epopeya

Que andaba en las guitarras payadoras

Encendiendo fogones y leyendas.

 

Mi corazón entonces no sabía

Lo que había detrás de su inocencia,

Qué dolor de la patria se ocultaba

En el largo silencio de sus leguas.

 

En las orillas de mi pueblo, a veces

Me miraba con niños la pobreza

De la vida interior, y en mi garganta

Me ahogaba el viejo grito de su pena;

 

Ese grito callado, detenido

En el tiempo tristísimo de América,

Con su voz de llanura me llamaba

La memoria profunda de la tierra,

 

La causa original, amordazada

Por extrañas palabras y fronteras…

Y entonces una antigua rebeldía

Subía en marejadas por mis venas!

 

 Del oratorio:

EVA DE AMÉRICA

De Osvaldo Guglielmio.