Heredero de una familia de prósperos caficultores, se pudo dedicar al estudio de la ciencia y la mecánica en París.

HOMENAJE AL PIONERO DE LA AVIACION ALBERTO SANTOS DUMONT.

Por Diego Carbone

Los latinoamericanos tenemos múltiples talentos. Sin movernos de los principios del siglo XX: desde Carlos Finlay hasta Jorge Newbery o el Ing. Druetta (inventor de la cosechadora mecánica automotriz, nada menos) podemos hacer una larga galería de héroes de la creatividad técnica.El mejor homenaje a los Santos Dumont del pasado es crear las condiciones para que los Santos Dumont del presente (que los hay a carradas) no se queden en mérito nostálgico sino que sean, como los Wright, el cimiento fundador de inmensas ramas industriales.

HOMENAJE AL PIONERO DE LA AVIACION EL PIONERO, SANTOS DUMONT.

Por Diego Carbone

 NAC&POP

22/07/2012

Alberto Santos Dumont, nacio el 20 de julio de 1873 en Palmira, rebautizada en su honor como Santos Dumont, en el estado de Minas Gerais, Brasil fallecio el 23 de julio de 1932 a los 59 años en la ciudad de Guarujá, São Paulo, Brasil.

 Aviador, inventor e ingeniero. Considerado pionero de la aviación.

 Santos Dumont fue el primer hombre en despegar a bordo de un avión, impulsado por un motor aeronáutico; algunos países consideran a los hermanos Wright como los primeros en realizar esta hazaña, debido al despegue que ellos realizaron el 17 de diciembre de 1903.

 Sin embargo, Santos Dumont fue el primero en cumplir un circuito preestablecido, bajo la supervisión oficial de especialistas en la materia, periodistas y ciudadanos parisinos. 

El 23 de octubre de 1906, voló cerca de 60 metros a una altura de 2 a 3 metros del suelo con su 14-bis, en el campo de Bagatelle en París.

 En menos de un mes, repitió la hazaña delante de una multitud de testigos, recorriendo 220 metros a una altura de 6 metros.

 El vuelo del 14-bis fue el primero verificado por el Aeroclub de Francia, de un aparato más pesado que el aire en Europa y posiblemente la primera demostración pública de un vehículo levantando vuelo por sus propios medios, sin ser impulsado.

 El 14-bis tuvo un despegue auto-impulsado, razón por la cual, Santos Dumont es considerado por parte de la comunidad científica y aeronáutica (principalmente en su país de origen, Brasil) como el Padre de la aviación.

 Heredero de una familia de prósperos caficultores, se pudo dedicar al estudio de la ciencia y la mecánica en París.

 Al contrario de otros pioneros de la aviación de la época, dejaba sus descubrimientos en el dominio público y sin registrar patentes.

 La casa donde nació Santos Dumont está situada en el municipio de Santos-Dumont (Minas Gerais) (llamado así en honor a él), a 240 km de Belo Horizonte y 220 km de Río de Janeiro. 

El sitio fue transformado en el Museo de Cabangu. 

También existe un pequeño museo acerca de su vida y hazañas en la ciudad de Petrópolis, en donde Dumont tenía una casa.

 Alberto Santos Dumont nació en la localidad minera de Palmira, siendo el sexto hijo del matrimonio de Henrique Dumont y Francisca dos Santos

 Sus abuelos paternos fueron François Dumont y Euphrasie Honoré, ámbos de nacionalidad francesa.

 François viajó a Brasil en busca de piedras preciosas para los negocios relacionados con orfebrería que tenía su suegro.

 Allí tuvo tres hijos, falleciendo prematuramente.

 Henrique Dumont, se formó en la École des Arts et Métiers (Escuela de Artes y Oficios de París) gracias a la ayuda de su padrino, especializándose en ingeniería. 

Al volver a Brasil, se empleó trabajando en el servicio de obras públicas de la ciudad de Ouro Preto.

 Se casó en 1856 con Francisca dos Santos, mudándose a Palmira debido al trabajo en la construcción del ferrocarril Don Pedro II (Central de Brasil), que unió Río de Janeiro con el estado de Minas Gerais, asumiendo la construcción del tramo ubicado en la Sierra de la Mantiqueira, instalando su campamento de obras en la localidad de

Cabangu, cerca de Palmira, hoy Santos Dumont.

 Allí fijó su residencia junto a su esposa y tuvo a su hijo, Alberto Santos Dumont. 

Francisca dos Santos era hija del comendador Paulo Santos y de Doña Rosalina.

Henrique y Francisca se casaron el 6 de septiembre de 1856, en la Iglesia de Nuestra Señora del Pilar, en Ouro Preto.

 La pareja tuvo ocho hijos.

 DC/

¡¡¡NUESTRO PEQUEÑO HOMENAJE AL PIONERO DE LA AVIACION…!!!

NOTA DE LA NAC&POP: Es bueno recordar a Santos Dumont. También hay que tener en cuenta, sin embargo, que si bien los Wright llegaron tarde a la carrera, la sociedad estadounidense, industrializada, continental y moderna, le brindó a «sus» pioneros el sustrato que Santos Dumont no encontró en el fragmento agroexportador y anticuado de la Nación Latinoamericana que era (y sigue siendo, pese a las apariencias) el Brasil. Un símbolo: Santos Dumont era hijo de chacareros del café, los Wright tenían un tallercito mecánico. Aquello que en nuestro héroe científico era, en parte, un pasatiempo que le brindaba un nombre deportivo en París, era en los yanquis un modo de vida, un intento de crear una nueva rama de la producción. Santos Dumont no es el único. Los latinoamericanos tenemos múltiples talentos. Sin movernos de los principios del siglo XX: desde Carlos Finlay hasta Jorge Newbery o el Ing. Druetta (inventor de la cosechadora mecánica automotriz, nada menos) podemos hacer una larga galería de héroes de la creatividad técnica. Pero el atraso social, el coloniaje y la balcanización siempre terminan poniéndolos en el rincón de las curiosidades, mientras que los palurdos del Norte, que supieron liquidar a sus oligarcas cuando era el momento, terminan en el centro de la escena. El mejor homenaje a los Santos Dumont del pasado es crear las condiciones para que los Santos Dumont del presente (que los hay a carradas) no se queden en mérito nostálgico sino que sean, como los Wright, el cimiento fundador de inmensas ramas industriales. NÉSTOR GOROJOVSKY / R-P / NAC&POP nmgoro@gmail.com.ar