EN EL 2010 JUAN PUTHOD SUBIO A LA JOTAPE DEL COMANDO CELESTIAL

Toro

juan-puthod-2-1.jpg
Juan Puthod. Fue secuestrado a raíz de organizar el monumento a Pereyra Rossi y Cambiasso abatidos en la Contraofensiva en Zárate.

JUAN PUTHOD SUBIO A  LA JOTAPE DEL COMANDO CELESTIAL

 

Por Toro

 

Ya que a los 18 años militaba en la rama juvenil del movimiento nacional y popular que era el peronismo.

 

Militaba en la Jotape en Zarate principalmente y su influencia llegaba a Campana.

 

En 1976 con el advenimiento de la dictadura estuvo preso y en el Morature, el barco prisión de la Marina lo luego lo alojan  en La Plata donde permanece por 6-7 años.

 

Sale con libertad vigilada en 1982.

 

Comienza su militancia de los Derechos Humanos.

 

Cada 24 de marzo organiza unos festivales de la memoria que son muy conocidos y seguidos por la militancia.

 

También crea una Casa de la Memoria y comienza a precisar el lugar de la muerte de Pereyra Rossi y Cambiasso generando una movida social y política en ese sentido.

 

A raíz de esta inquietud suya hace un par de años fue nuevamente secuestrado por mano de obra desocupada.

 

De todas maneras el monumento a la memoria de estos compañeros se completo y hoy está allí, a la vista de todos, también como un testimonio de su gestión.

 

Participó en una FM de Zarate que cubría Zarate, Campana y Escobar.

 

Participaba -en los últimos tiempos- del Proyecto Nacional y Popular donde militaban Vulcano, Luisito Pereyra, y otros compañeros apoyando esta etapa de la Revolución del Bicentenario que encabezan Néstor y Cristina.

 

Ultimamente estuvo sumando razones para tener problemas circulatorios, diabetes, infecciones respiratorias, y un accidente ACV como el de Balestrini.


Tuvo un coagulo y se lo operaron con éxito en una clínica de San Miguel.


Había perdido la visión del ojo izquierdo pero estaba bien.

 

De esa había salido ya, iba periódicamente a ver a su neurocirujano, pero volvió a tener un derrame, este domingo 2 de abril de 2010 a las 5 y media de la madrugada y, finalmente se nos fue.

 

Su cuerpo estaba a disposición del INCUCAI.


De esta madera hay poco.

 

Tenía –si no me equivoco, 52 años.


Quizás alguno más.

 

Quedan su amada esposa Graciela y su hija Laura.

NOTA DE LA NAC&POP:

Compañero

JUAN PUTHOD

¡PRESENTE!

Tu nombre será inscripto por los compañeros y los hijos de los hijos de los compañeros en el carro de la victoria.