DURA RESISTENCIA JUDICIAL A JUZGAR LOS CRIMENES DEL FRANQUISMO EN ESPAÑA

Julio Martínez Lázaro

garzonbaltazar.-2-1jpg.jpg
El juez del Tribunal Supremo Luciano Varela está a punto de sentar en el banquillo al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, por investigar los crímenes del franquismo.

Procesar a Garzón sería el peor golpe desde el 23-F asegura un grupo de intelectuales.

DURA RESISTENCIA JUDICIAL A JUZGAR LOS CRIMENES DEL FRANQUISMO EN ESPAÑA

 

Por Julio Martínez Lázaro

El PAIS – Madrid

12/02/2010

 

La delicada situación del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, a quien el juez del Tribunal Supremo Luciano Varela está a punto de sentar en el banquillo por investigar los crímenes del franquismo, multiplicó ayer las muestras de apoyo y solidaridad hacia el magistrado por parte políticos, juristas e intelectuales de izquierdas.

 

El portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, pidió respeto a las instituciones judiciales que tienen que decidir si expulsan a Garzón de la Audiencia Nacional, pero dijo que el magistrado es –un profesional decente al que deseó que le vaya lo mejor que le pueda ir en este trance.

 

La reacción más contundente fue la del primer fiscal Anticorrupción,

Carlos Jiménez Villarejo, ya retirado, que en declaraciones a la

cadena SER aseguró: –La extrema derecha española ha conseguido poner a su servicio a una parte de la magistratura. Es así. Seis magistrados

del Tribunal Supremo y cinco vocales del Consejo General del Poder

Judicial, lo cual ya es gravísimo en sí mismo.

 

Jiménez Villarejo atribuyó la situación de Garzón a actitudes –de recelo, de envidia, de venganza.

 

-Es el juez que más se ha enfrentado a ETA y a su entorno, el que más eficazmente ha combatido el narcotráfico y la delincuencia financiera.

 

Desarticuló las cuentas secretas del BBVA en Jersey o el caso Pretoria, que alcanza a Prenafeta y Alavedra.

 

Combatió la guerra sucia contra el terrorismo del GAL, el caso Gürtel de corrupción en el seno del PP, las dictaduras latinoamericanas…

 

-El factor determinante es que se atrevió a lo que nadie se había atrevido: a investigar las desapariciones forzadas, cien mil desapariciones.

 

El coordinador de Izquierda Unida, Cayo Lara, manifestó en nombre de

toda la organización su completa solidaridad con el magistrado de la

Audiencia Nacional y denunció la terrible paradoja que puede

producirse si Garzón acaba siendo juzgado.

 

Tras expresar su escrupuloso respeto al Tribunal Supremo, no dejó de valorar que se haya permitido –que llegue hasta aquí la persecución al magistrado.

 

Un grupo de intelectuales, que integran escritores como Juan Goytisolo y José Manuel Caballero Bonald, entre otros, suscribieron un manifiesto de apoyo al juez Garzón en el que muestran su preocupación por los pasos dados por el Tribunal Supremo.

 

El manifiesto, para el que solicitan adhesiones en la dirección de correo

electrónico hemosconocidolanoticia@gmail.com, lo firman también la

política y abogada Cristina Almeida, el cantautor Paco Ibáñez, los

escritores Manuel Rivas y Fanny Rubio y catedráticos como el arabista

Pedro Martínez Montávez o el filólogo Joan Oleza.

 

También lo suscriben, entre otros, el sociólogo José Vidal Beneyto, el hispanista Ian Gibson, el coordinador del grupo para la recuperación de la

memoria histórica Matías Alonso Blanco, el penalista Miguel Ángel

Rodríguez Arias y Carmen Negrín, nieta del último presidente del

Gobierno de la II República.

 

Los juristas e intelectuales dicen que se consideran sentados en el

mismo banquillo que el juez Garzón y tristemente convencidos de que

asistiremos, en palabras de Manuel Rivas, –al kafkiano proceso de un

tribunal que encausa, en carne, a la Justicia, sufriendo con ello

nuestra Democracia el peor golpe desde el 23-F.

 

El juez chileno Juan Guzmán, que ha sido citado por Garzón como

testigo, aseguró a la cadena SER que a él también podían haberle

acusado de prevaricación, porque no aplicó un decreto de amnistía que

dejaba sin investigar crímenes de lesa humanidad. "Técnicamente no

podían reabrirse, pero consideré que eran ilegítimos. Así pude

procesar a Pinochet en tres ocasiones y a numerosos agentes estatales

y militares que hoy día cumplen pena porque hubo un juez que se

atrevió a ir más allá de la normativa que impide a los jueces actuar".

 

Guzmán encontró increíble que se quiera juzgar a jueces que

investigan crímenes contra la Humanidad.

 

-Es como una traición a la propia judicatura prosiguió el magistrado chileno, a quien le hicieron renunciar a la carrera.

 

Me impidieron llegar a la Corte Suprema, el sueño de todos los magistrados para culminar su carrera judicial. Garzón es un juez de instrucción de selección, por no decir el mejor que ha habido en el mundo.

 

La Unión Progresista de Fiscales (UPF) siguió la estela de Jueces para

la Democracia y aseguró que sentar a Garzón en el banquillo por

investigar los crímenes del franquismo supone –criminalizar la

discrepancia jurídica.

 

La UPF respaldó la investigación de los crímenes contra la Humanidad porque –se ajusta completamente a la legalidad nacional e internacional.

 

Según los fiscales progresistas, la actuación de Garzón –de ningún modo puede considerarse jurídicamente infundada o arbitraria, y su trayectoria profesional no se hace acreedora a ser acusado y sentado en el banquillo por iniciativa de organizaciones relacionadas con la derecha más extrema de este país, herederas directas de algunas de las implicadas en los crímenes investigados.

 

El Seminario Internacional de Derecho y Memoria Histórica de la Universidad Carlos III criticó ayer el auto del juez Luciano Varela que desprecia la terrible realidad de los crímenes de la dictadura franquista.

 

-Denunciamos la resolución del juez Luciano Varela como acto contrario a la cultura democrática y a los derechos humanos, terminan.

 

NOTA DE LA NAC&POP: El plebiscito contrario a juzgar los crímenes de la Dictadura militar en Uruguay, la resistencia judicial en España que se niega a aceptar que Garzón ponga en juicio los crímenes del franquismo, la negativa con floreo en Chile a juzgar los crímenes de Pinochet, etc muestran la importancia de lo actuado en Argentina por su Democracia, desde los Juicios a las Juntas Militares de Alfonsín a la política de DDHH de los Kirchner. Ambos, son un ejemplo en el mundo entero. Un orgullo para todos los argentinos. MARTIN GARCIA / NAC&POP garciacmartin@gmail.com