HONDURAS: EL FANTASMA DE OESTERHELD

Verboamerica

allanmacdonaldgorila-2-1.jpg
Una patrulla militar en Honduras ingresó a la casa del historietista y caricaturista Allan McDonald y lo arrestó junto a su peligrosa hija de 17 meses.

HONDURAS: EL FANTASMA DE OESTERHELD

 

Verboamerica

 

Horas después de consumarse el golpe de estado contra el presidente hondureño Manuel Zelaya, una patrulla militar ingresó a la casa del historietista y caricaturista Allan McDonald y lo arrestó junto a su peligrosa hija de 17 meses.

 

¿Porqué un caricaturista se habrá convertido en un objetivo militar?

 

Un caricaturista es alguien que hace reflexionar usando pocas palabras.

 

Que con sus dibujos, aptos para todo público, agiganta defectos y virtudes.

 

Que con sus garabatos difunde reflexiones políticas para iletrados.

 

El episodio no puede hacer más que evocar al fantasma de Héctor Germán Oesterheld y a sus hijas. 

 

Me preguntaba si el propio Allan conocerá a Oesterheld.

 

Me preguntaba si esos militares anticaricaturistas tendrían cosas en común con los militares argentinos.

 

Es posible que en su formación Allan haya conocido a los personajes de Oesterheld.

 

Pero está claro que los uniformados en su formación han conocido a los mismos oscuros personajes que difundieron la doctrina de seguridad nacional en todo el continente.

 

Por suerte, Allan y su hija no sufrieron más que cinco horas de detención.

 

Ahora, Allan perdió su trabajo en el diario conservador que hasta hace un mes toleraba su humor y está buscando un país para radicarse.

 

Muchos dibujantes de todo el mundo se solidarizaron con él y dio varios reportajes a varios medios.

 

De sus declaraciones, ninguna se adapta más a las aguadas e importantes críticas de los sectores conservadores dedicadas estos años al saco cruzado de Kirchner y a los habituales invitados a la Casa Rosada:

 

-Quiero decirte que los ricos odian a Zelaya más por su forma de ser que por sus posturas. Detestan que use bigote y sombrero, o que ande a caballo. Odian con locura verlo comer en el mercado con las manos. O que invite a la etnia más miserable del país, los tolupanes, a que se fueran a sentar en los muebles de lujo de la presidencial. Odiaron que se lleve con los feos y miserables. Por eso lo echaron.

 

 

ENLACES

 

https://verboamerica.blogspot.com/2009/07/honduras-el-fantasma-de-oesterheld.html

 

https://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/9-5418-2009-07-13.html

 

https://www.allanmcdonald.com/preambulo.html

 

https://es.wikipedia.org/wiki/H%C3%A9ctor_Germ%C3%A1n_Oesterheld