Evita es una mujer irreemplazable de la vida política y social de nuestro país hasta nuestros días; es la mujer que superó todos los tiempos.

JEFA ESPIRITUAL, ABANDERADA DE LOS HUMILDES

Por las 62 Organizaciones de Rosario

Por primera vez en la historia del país la esposa de un candidato lo acompañaba. Estaba junto a él en los actos, tenía contacto directo con la gente. Con su trabajo y dedicación, Evita se ganó el reconocimiento de las mujeres, convirtiéndose en su portavoz.

JEFA ESPIRITUAL, ABANDERADA DE LOS HUMILDES

Por las 62 Organizaciones – Rosario

NAC&POP

26/07/2009


Fallecimiento de nuestra Jefa Espiritual María Eva Duarte de Perón – Julio 26, 1952

A tantos años de la muerte física de nuestra amada Evita, recordamos con orgullo a quien por siempre será nuestra abanderada de los humildes

Era el 26 de julio de 1952, a las 20 y 23 horas, cuando el Doctor Taquini miró a Perón diciendo: –No hay pulso.

A las 21 y 36 horas el locutor J. Furnot leyó por la cadena de radiodifusión la terrible noticia: –Cumple la Secretaría de Informaciones de la Presidencia de la Nación el penosísimo deber de informar al pueblo de la República que a las 20.25 horas ha fallecido la Señora Eva Perón, Jefa Espiritual de la Nación. Los restos de la Señora Eva Perón serán conducidos mañana, al Ministerio de Trabajo Previsión, donde se instalará la capilla ardiente…

Así fue el final de la mujer más grande en la historia argentina hasta nuestros días, tanto en lo político como en la lucha por la igualdad y dignidad social, a tal punto que hasta en sus últimas horas trabajó sin parar por el bienestar del pueblo argentino y en especial por los grasitas, sus amados descamisados.

Con su trabajo y dedicación, Evita se ganó el reconocimiento de las mujeres, convirtiéndose en su portavoz.

El 6 de mayo de 1944, había sido elegida presidente de la Agrupación Radial Argentina, entidad de propósitos solidarios y gremiales de la que fue fundadora en 1943.

El 23 de septiembre de 1946, en medio de un gigantesco acto cívico en Plaza de Mayo, se promulgó la ley que impulsaría el sufragio femenino.

A partir de esta Ley el 14 de septiembre de 1947 el Consejo Superior del Partido Peronista resolvió modificar sus reglamentos de afiliación, lo cual permitió la formación del Partido Peronista Femenino.

Por primera vez en la historia del país la esposa de un candidato lo acompañaba.

Estaba junto a él en los actos, tenía contacto directo con la gente.

Se perfilaba otra mujer, Eva entraba decididamente en la política.

El 18 de febrero de 1946 dio un paso más, se celebró un mitin de las mujeres obreras en el Luna Park para proclamar su adhesión a la fórmula laborista.

Pocos meses después sería aclamada.

A partir del 24 de septiembre, ocupó el despacho de Perón en la Secretaría de Trabajo y Previsión.

Eva se concebía a sí misma como el puente que acercaba a Perón con su gente.

Comenzaba a trabajar por la mañana en la Residencia, se trasladaba luego a la Secretaría, donde recibía a los humildes y a los gremios.

Si las entrevistas eran interrumpidas para cumplir con la asistencia a alguna recepción, homenaje, visita o acto protocolar, la gente se quedaba esperando su regreso.

Ella volvía y no partía hasta que todos hubieran sido atendidos.

Cuando, ya enferma, se le aconsejaba aminorar su ritmo de trabajo, la respuesta era invariablemente la misma –No tengo tiempo, tengo mucho que hacer.

Esta es parte de la obra que dejó Eva Perón al pueblo argentino:

Implementó un plan de turismo infantil, partiendo el primer contingente de hijos de obreros el 6 de enero de 1947 hacia las sierras de Córdoba; gestionó y entregó subsidios para coadyuvar en la construcción de policlínicos destinados a obreros curtidores, textiles y del vidrio; distribuyó subsidios otorgados por las autoridades estatales (gracias a su mediación) a más de 500 familias sin recursos; distribuyó ropa, víveres y enseres entre familias necesitadas.

Desde un comienzo encaró la ayuda social directa: un trabajo, una medicina, una vivienda.

Esta instancia continuaría a lo largo de todos sus años de acción.

La obra social que Evita había comenzado en 1946 fue adquiriendo cada vez mayor extensión y envergadura.

La llamada entonces Cruzada de Ayuda Social concretaba su tarea en barrios de viviendas económicas; inauguración de Hogares de Tránsito y comedores escolares; donación de instrumental a hospitales; mediación para la concreción de obras fundamentales de salubridad y saneamiento en barriadas humildes; entrega de artículos de primera necesidad a familias necesitadas y distribución de juguetes a niños humildes, sobre todo para las fiestas de Navidad y Reyes, y provisión de trabajo a desocupados.

Los fondos y las especies provenían de donaciones, fundamentalmente de los sindicatos.

Asimismo, la Ayuda Social disponía de los fondos de la cuenta Ministerio de Hacienda (Obras de Ayuda Social), destinados a la adquisición de ropa, calzado, artículos alimenticios, farmacia y droguería, excluidos los sueldos y jornales.

La Fundación Ayuda Social María Eva Duarte de Perón se constituyó el 19 de junio de 1948 y obtuvo su personería jurídica el 8 de julio de ese año.

A partir del 25 de septiembre de 1950 pasó a llamarse Fundación Eva Perón.

Proclamó y defendió los Derechos de la Ancianidad, para que fueran incorporados a la legislación y a la práctica institucional de la Nación.

Fue incluida en la Constitución Nacional de 1949.

La Fundación construyó Hogares de Ancianos y obtuvo la sanción de una ley que otorgaba pensiones a los mayores de 60 años sin amparo.

Además, la Fundación concretó un plan de construcción de mil escuelas en el país, como así también escuelas agrícolas, escuelas talleres y jardines de infantes y maternales.

La Ciudad infantil Amanda Allen y la Ciudad Estudiantil formaron parte del plan de acción educacional.

La primera estaba destinada a niños de dos a siete años, huérfanos o niños que no podían ser atendidos por sus padres y, la segunda, a residencia de estudiantes del interior del país sin familia en Buenos Aires.

Implementó el Plan de Turismo Infantil, que permitió a muchos niños conocer el país, ignorado por ellos hasta entonces.

Las colonias de vacaciones completaban el espectro.

Los campeonatos infantiles y juveniles, que habían comenzado siendo de fútbol y terminaron incluyendo muchos otros deportes, fueron la ocasión para la revisación médica de más de 300 mil niños.

El Hospital de Lactantes y Epidemiología Infantil y la Clínica de Recuperación Infantil de Terma de Reyes fueron concreciones de la Fundación en el ámbito de la salud infantil.

La problemática del alojamiento transitorio de las mujeres fue encarada mediante la construcción y el mantenimiento de tres Hogares de Tránsito en Capital Federal, que hallaron su réplica en el interior.

En materia de salud, la Fundación construyó cuatro Policlínicos en Buenos Aires: el de Ezeiza y los de Avellaneda, Lanús y San Martín, así como también otros en el interior del país.

Amén de ello, la Fundación proveyó de modernos equipamientos a otras unidades hospitalarias.

El Tren Sanitario Eva Perón, dotado de la más moderna aparatología, cumplía con la tarea de relevamiento y protección de la salud de las poblaciones más alejadas de los centros vitales.

En septiembre de 1950 se inauguró la Escuela de Enfermeras, una de las obras más queridas de Evita, prestando sus egresadas servicio tanto en el país como en el exterior.

En cuestiones habitacionales, la Fundación emprendió la construcción de viviendas para obreros, como el barrio Presidente Perón y la Ciudad Evita, proporcionando vivienda propia a 25 mil familias.

La Fundación sumó su solidaridad con los países extranjeros que estaban en situaciones de catástrofe o necesidad como Ecuador, España, Italia, Israel, Francia, Japón, Perú y Bolivia, entre otros, dan testimonio de ello.

La acción quedó interrumpida por su muerte, que a los 33 años convirtió a Evita en la Madre Espiritual de la Nación, en la Abanderada de los Humildes, la gran luchadora del Movimiento Nacional Justicialista, por una Patria Justa, Libre y Soberana.

Evita es una mujer irreemplazable de la vida política y social de nuestro país hasta nuestros días; es la mujer que superó todos los tiempos.

Fuente: Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología. Subsecretaría de Coordinación Administrativa.