Peronista, hincha de Boca, bohemio, de buen comer, el "gordo” tenía ese don de los grandes periodistas que siempre van a entusiasmar a las nuevas generaciones.

HOY, EN 2009, OSCAR RAÚL CARDOSO INGRESABA AL COMANDO CELESTIAL

Oscar Raúl Cardoso, fallecido a los 61 años el 1º de Julio de 2009, era un coloso de los que hoy no casi no abundan en las redacciones de los diarios ni de las agencias de noticias: un hombre preparado para entrar en acción en cualquier momento de su vida a través del periodismo, su gran pasión.

NAC&POP

02/07/2009

El columnista del diario Clarín, murió a los 61 años.

Cubrió los hechos más importantes del último siglo, como la primera Guerra del Golfo.  

La característica esencial que tenía el «gordo” Cardoso era su enorme erudición para narrar de anécdotas de los personajes más importantes de la política internacional, a quienes supo retratar de manera magistral a lo largo de su vida, incluso durante su paso como columnista de la agencia Télam.

Oscar Raúl Cardoso, fallecido  a los 61 años el 1º de Julio de 2009, era un coloso de los que hoy no casi no abundan en las redacciones de los diarios ni de las agencias de noticias: un hombre preparado para entrar en acción en cualquier momento de su vida a través del periodismo, su gran pasión.

Durante una charla informal, el «gordo” era capaz de nombrar a por lo menos cinco ensayistas o a varios historiadores, de un modo llano y sencillo, de una manera que aquellos que lo escuchaban salían con la sensación de no haber malgastado esos minutos de su vida.

Peronista, hincha de Boca, bohemio, de buen comer, el «gordo” tenía ese don de los grandes periodistas que siempre van a entusiasmar a las nuevas generaciones, a la que sumaba su solidaridad para ayudar a sus colegas, sin importarle la experiencia que tenían a la hora de sentarse frente a la máquina de escribir.

Columnista del diario Clarín, para quien cubrió los últimos hechos más importantes del último siglo como la primera Guerra del Golfo, el gordo también escribió «La Trama Secreta”, junto a Ricardo Kirschbaum y Eduardo Van der Kooy, considerado uno de los mejores libros de investigación periodística de la Argentina.

Sin dudas, su nombre será recordado a la hora de nombrar a los buenos periodistas, no sólo por aquella imagen voluminosa, con barba candado, que caminaba sin prisa por la redacción, sino por las notas que escribió con las que aprendieron y aprenderán generaciones nuevas de periodistas.

En el cajón lucia la camiseta de Boca Jrs. La imagen de Perón y Evita la llevaba en el corazón.

Los colegas desfilaron en su homenaje y muchos compañeros.Pancho Pestanha, Jose Luis Di Lorenzo, Eva Piwowarski, Polosecki, Carlos Ulanovsky, Viviana Occhiuzzi, Roberto Picco, Gisella Juarez, en fin ¡tantos! y alli estaba su familia con la congoja natural y el sentimiento hondo y dulce.

Lucrecia Cardozo integrante de la Agrupación Oesterheld, su hija, nuestra amiga, contaba en ese momento tan difícil con nuestro amor, porque su papá mereció nuestra admiración y respeto, su padre, un nacional y popular.

No por nada eligió irse el mismo día que Juan Perón

Compañero
Oscar Raul Cardozo
¡PRESENTE!

Fuente: Telam