El 2 de julio de 2002 Unamuno fue declarado Ciudadano Ilustre de la ciudad de Buenos Aires.

MIGUEL UNAMUNO INGRESABA EL 20 DE JUNIO DE 2009 AL COMANDO CELESTIAL.

Por Juan Del Barrio

Unamuno participó de la resistencia peronista y estuvo preso después del golpe de la Libertadora en 1955, en 1959 y durante la última dictadura en 1976. Historiador y ensayista, Unamuno era miembro de la Academia Nacional de la Historia del Ecuador y de la Academia Argentina del Lunfardo.

MIGUEL UNAMUNO INGRESO AL COMANDO CELESTIAL

Por Juan Del Barrio

NAC&POP

21/06/2009

El dirigente peronista Miguel Unamuno murió el 20 de junio del 2009 a los 77 años y sus restos fueron velados en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

Unamuno fue el último ministro de Trabajo del Gobierno de la presidenta María Estela Martínez de Perón.

Estuvo en el cargo poco más de un mes, desde el 3 de febrero de 1976 hasta el golpe militar del 24 de marzo de ese año, fecha en que Isabel fue desplazada y encarcelada por la dictadura militar.

Fue además concejal y presidente del Concejo Deliberante porteño y diputado nacional durante dos períodos.

En 1975 integró el comité confederal de la CGT y en febrero de 1976 asumió como ministro de Trabajo, en reemplazo de Carlos Ruckauf.

 Tras el golpe militar fue detenido y luego excarcelado.

Con el retorno de la democracia, fue elegido diputado nacional.

Crítico del Comando Superior del justicialismo, tras la derrota electoral de 1983, reclamó la reorganización del partido y se enroló en el peronismo renovador.

Menem lo designó embajador en Ecuador y luego director del Archivo General de la Nación, conservando sus funciones durante los gobiernos de Duhalde y Kirchner y consolidándose como uno de los estudiosos de la historia del peronismo.

Este último cargo público, lo llenaba de satisfacción y pese a las limitaciones de desplazamiento por su mal, iba al Archivo soportando ahogos y malestares.

Lo dirigió en calidad de ad-honorem hasta hace un año y medio, cuando el enfisema le dijo basta y debió guardar reposo.

Pese a que su enfermedad lo obligó a llevar durante los últimos años una suerte de mochila para cargar el oxígeno que necesitaban sus pulmones, siempre hizo gala de su muy buen humor.

El veterano dirigente peronista conservó hasta el final la sana costumbre de compartir una mesa con amigos, charlar de política, de historia y contar cuentos, algo que hacía muy bien y que tanto lo divertía.

Amante del tango y de la buena comida, en tiempos en que sus pulmones habían sufrido el maltrato del fumador empedernido, se enojaba porque el -médico no me deja disfrutar de un faso después de comer, decía resignado.

Miguel, participó de la Resistencia peronista que lucho desde la clandestinidad por el regreso del general Perón a la titularidad de la Presidencia constitucional en donde lo había puesto el pueblo argentino con su voto y de donde fuera desplazado por la fuerza de la antipatria.

No le gustaba recordar las veces que estuvo preso: enseguida después del golpe de la Libertadora en 1955, también en 1959 y durante la última dictadura en 1976.

El 2 de julio de 2002 fue declarado Ciudadano Ilustre de Buenos Aires.

El proyecto que contiene el reconocimiento expresa: –Don Miguel Unamuno es un viejo y reconocido militante del movimiento nacional peronista, respetado por todos los sectores políticos argentinos por su honestidad y tenacidad en la defensa de los derechos nacionales y populares.

Historiador y ensayista, Unamuno era miembro de la Academia Nacional de la Historia del Ecuador y de la Academia Argentina del Lunfardo.

También fue cofundador, con Oscar Troncoso, de la revista Desmemoria, Revista de Historia.


Querido Compañero

MIGUEL UNAMUNO

¡ PRESENTE!

Tu nombre ha sido inscripto por el pueblo argentino y peronista en el carro de la victoria.

 

Fuente: DyN