“El general Sandino carga sobre sus hombros vigorosos de hombre rústico, sobre su espalda viril de herrero y forjador, con la honra de todos nosotros, los latinoamericanos”. Gabriela Mistral

SE LLAMARÁ SANDINO

Por Eduardo Galeano, Nicalindo Bello y Miguel Landro

Sandino combatió a los gringos hasta 1933, año en que éstos, no pudiendo vencerlo, se retiran de Nicaragua.

SE LLAMARÁ SANDINO

Por Eduardo Galeano*

Niquinohomo

18 de mayo de 1895

 A las puertas de esta casa de adobe se juntan las gentes, atraídas por el llanto.

 Como arañas volteada mueve brazos y piernas el recién nacido.

 No vienen desde lejos los reyes magos para darle la bienvenida, pero le dejan regalos un labrador, un carpintero y una vivandera que pasa camino del mercado. 

La comadrona ofrece agüita de alhucemas a la madre y al niño una pizca de miel, que es su primer sabor del mundo.

 Después, la comadrona entierra la placenta, que tan raíz parece, en un rincón del huerto.

 La entierra en buen lugar, donde da fuerte el sol, para que se haga tierra se hará tierra aquí en Niquinohomo.

 Dentro de algunos años, también tierra se hará, tierra alzada de toda Nicaragua, el niño que acaba de salir de esta placenta.

 EG/

 *Memoria del Fuego

 BREVE BIOGRAFÍA DE SANDINO


Por Nicalindo Bello

 NAC&POP

18/05/2009

En Villa Victoria, hoy llamado Niquinohomo, el día 18 de mayo de 1895, como a las 11 de la mañana nació el niño Augusto Nicolás Calderón Sandino, hijo natural de Margarita Calderón, de oficio doméstico y de Gregorio Sandino acomodado agricultor.

 Sandino nació hijo natural de una relación del patrón con una campesina que recogía café en la propiedad de éste.

 Las angustias, pobrezas y privaciones que forman la infancia de Sandino, serían las mismas que miles de nicaragüenses sufrían y sufren actualmente. 

Como hijo fuera de matrimonio Sandino al ser recibido en la casa de su padre tenía que trabajar duro en distintos menesteres para ganarse su sustento y se sentaba a comer en la cocina, usaba la ropa vieja de su hermano nacido de matrimonio.

 En aquella época los trabajadores podían obtener de sus patrones adelanto por cuenta de su trabajo futuro y pagar la deuda trabajando las horas que el patrón fijaba, Margarita, hizo un préstamo de este tipo y Sandino tendría 9 años cuando a su madre la llevaron a la cárcel por no poder pagar la deuda y era costumbre que los hijos iban con sus padres a la cárcel, cuando no había alguien quien los cuidara, el miraría en la cárcel como su madre embarazada se desangraba por un aborto.

 Tenía Sandino 17 años cuando miró que traían amarrado y arrastrado por caballos al héroe nacional Benjamín Zeledón, quien combatía a las tropas invasoras yanquis que tenía intervenido a Nicaragua desde 1909.

 Tendría 20 años cuando abandonó la casa paterna, para hacer su propia vida y recorrió haciendas y plantaciones trabajando como ayudante de mecánica, en esa época volvió a Niquinohomo para dedicarse al comercio de cereales, y en 1920 estando próximo a casarse con su prima Mercedes, se vio envuelto en un hecho de sangre, que tendría que ver mucho con su vida futura, por ofensas que le hicieron hirió a un hombre y tuvo que huir a Honduras.

 Sandino se empleó en La Ceiba como cuidador de Almacén del Ingenio Montecristo propiedad de gringos. 

En 1923 llegó a Guatemala donde trabajo como peón bananero en las plantaciones de la United Fruit Company, ese mismo año viaja a México y en Tampico y Veracruz trabaja para compañías petroleras gringas, compañías en las que trabajo hasta su regreso a Nicaragua en Junio de 1926.

 Se dirigió a la mina de San Albino, también propiedad de gringos, allí empezó a hacer su labor proselitista a favor de una causa nacionalista.

 Ya en octubre había formado un pequeño ejercito, sacado de entre los trabajadores y con los ahorros traídos de su años trabajados compró rifles viejos a unos traficantes de armas de Honduras. 

En ese tiempo los liberales, se habían levantado en armas contra el gobierno conservador en la Costa Atlántica, Sandino visualizaba que esta guerra debía ser también en contra de los gringos invasores y se juntó a las tropas de Moncada en la llamada Guerra Constitucionalista, Moncada negó a Sandino apoyo y armas y los gringos que siempre han decidido en los destinos de nuestro país intervinieron una vez más, para imponer la paz y el 4 de mayo de 1927 Moncada se rinde, dejando claro la calaña de líder pues le ofrecieron la Presidencia de la Republica que ocupó en 1928.

 La firma de la rendición la aceptaron todos los lugartenientes de Moncada, menos uno Augusto Nicolás Calderón Sandino y él con 29 de sus hombres inician el 12 de mayo de 1927 una guerra desigual contra la ocupación Yanqui y usó como escenario y tumba de los gringos Las Segovias, la famosa elevación del Chipote y creó el 2 de septiembre de ese mismo año el Ejercito Defensor de la Soberanía Nacional EDSN compuesto por campesinos, mineros y recibió la solidaridad y apoyo de soldados de diferentes partes de América y provocó admiración en el mundo.

 Combatió a los gringos hasta 1933, año en que éstos, no pudiendo vencer a Sandino se retiran de Nicaragua.

En este mismo año comienza conversaciones de paz con Juan Bautista Sacasa.

 Aprovechando sus venidas a Managua y visualizando que Sandino no sólo es bueno con las armas sino también en la política, en 1934 es asesinado por órdenes de los gringos, las cuales ejecutó el padre de la dictadura somocista, Anastasio Somoza García.