La mujer y el pueblo se encontraron, porque amando lo mismo, uno se encuentra.

LA EVA DE LA BANDADA

Por Tato Contissa

Eva de paso voló su breve vuelo / sobre un cielo moreno americano / para ser tan sólo una mujer que tuvo pueblo y hombre / y que los sostuvo amando.

LA EVA DE LA BANDADA

Poema de Tato Contissa

NAC&POP

07/05/2009 

Había una vez un pueblo que no esperaba nada.

Y por esperar tan poco solo tenía el derecho de la espera.

Y de esa misma vez, y de ese mismo pueblo,

había una mujer a la que algo muy grande la aguardaba.

 

Tanta necesidad debía parir tanto derecho,

tanta injusticia una piedra de amor en la balanza.

 

La mujer y el pueblo se encontraron,

porque amando lo mismo, uno se encuentra.

 

Y así anduvieron por un tiempo que nunca es suficiente

pues contra la indignidad jamás la lucha alcanza

y por lo mismo la lucha nunca cesa.

 

Eva de paso voló su breve vuelo

sobre un cielo moreno americano

para ser tan sólo una mujer que tuvo pueblo y hombre

y que los sostuvo amando.

 

Ave de lucha, Eva de paso,

cortando el aire primera en la bandada

de un pueblo volador buscando cielos altos

para mirar la tierra de la que no esperaba nada.