Centenares de obreros fueron muertos y hubo miles de heridos. Entre los fallecidos figuran numerosos niños y mujeres.

LA SEMANA TRÁGICA

Por Guillermo Galíndez

Cien años después veíamos que hubo 50 mil detenidos, 700 muertos y 3.000 heridos por la represión de la huelga obrera de los Talleres de Vasena.

 Enero y Febrero trágicos, durante gobiernos radicales.

LA SEMANA TRÁGICA

Vemos después de más de noventa años, que hubo 50 mil detenidos, 700 muertos y 3.000 heridos por la represión de la huelga obrera de los Talleres de Vasena.

Por Guillermo Galíndez

NAC&POP

9 Ene de 2009

Hace 100 años las calles de Buenos Aires fueron escenario de acontecimientos que hasta ese momento parecían reservados solamente a las ciudades europeas.

 A la huelga general proclamada por dos centrales obreras, el Gobierno Radical de Hipolito Yrigoyen respondió con una feroz represión que estuvo a cargo de la Policía y el Ejercito.

 Centenares de obreros fueron muertos y hubo miles de heridos.

 Entre los fallecidos figuran numerosos niños y mujeres.

 Los documentos de la época dicen que la represión, fue aprobada en el Parlamento.

Bastaría con citar al diputado Horacio Oyhanarte, el vocero del Yrigoyenismo, quién a pocas horas de la masacre de tantos obreros, pedía –un voto de aplauso, un voto argentino, un voto macho a las fuerzas de represión y a todos los guardianes armados del orden.

 Todo comenzó con la huelga de diciembre de 1918 en los Talleres Metalúrgicos Vasena, de capital ingles y argentino, los obreros pedían la reducción del horario de trabajo de once a ocho horas diarias; vigencia del descanso dominical; aumento de jornales y dejar sin efecto las cesantías.

 Como abogado de la empresa era el Dr. Leopoldo MELO, miembro del Partido Radical, este había logrado del Ministerio del Interior que se permitiera tener guardias armados de civil dentro de la empresa para proteger a los rompe huelga. 

Estos guardias armados eran meros matones a sueldo.

 A la provocación y ostentación de armas de los matones de Melo, siguió el ataque de piedras por parte de los huelguistas a los rompe huelgas. 

Llego la policía -con orden de tirar y cargó contra los huelguistas.

 El primer obrero en morir había recibido un feroz sablazo, otros tres perecieron por balas policiales.

 Hubo además 32 heridos de los cuales tres fallecieran posteriormente. 

Fue el detonante. La Sociedad de Resistencia Metalúrgica declaró paro para todo el gremio.

 Las dos FORA, se adhirieron al paro, que se inició el 9 de enero de 1919.

Más de trescientas mil personas acompañaron los restos de los obreros muertos. 

En el cementerio de Chacarita la Policía estaban parapetados en los muros del cementerio y, en medio de los discursos, atacaron al pueblo reunido.

 Al conocerse la noticia, frente a los Talleres Vasena comenzó un prolongado tiroteo entre los primeros Comandos Civiles y los huelguistas. 

Estos cayeron entre dos fuegos cuando la policía los rodeó, y los atacó con fuego de ametralladora, y los fusilaría.

 Fue el momento en que Yrigoyen ordenó la intervención del ejército nombrando al General Dellapiane como comandante militar, quien ordenó el avance de los regimientos.

 Los huelguistas no se amilanaron y siguieron combatiendo, durante una semana.

Los comandos civiles, o guardias blancas, durante esa semana se dedicaron además de asesinar al pueblo, destruía sindicatos, periódicos, bibliotecas populares.

Quienes formaban estas bandas; Amigos del Orden luego llamada Liga Patriótica Argentina, afiliados radicales, militares, representantes de la burguesía y de la Iglesia Católica.

 Al finalizar la SEMANA TRAGICA, el triunfo de los trabajadores fue moral ya que Vasena tuvo que aceptar las exigencias de los obreros.

El precio que pagó el movimiento obrero fue terrible: 700 Muertos.

FRIGORIFICO LISANDRO DE LA TORRE

Hace sesenta años Trabajadores del frigorífico desataron una huelga, para evitar su venta. 5.000 obreros despedidos y cárcel a los gremialistas.

 En enero de 1959 el gobierno radical de Arturo Frondizi, envió a las Cámaras legislativas un proyecto de Ley de Carnes que contemplaba la Privatización del Frigorífico Nacional.

 El objetivo era venderlo a la CAP, ente controlado por los ganaderos.

En el Senado fue aprobado sin debate (El Peronismo estaba Proscrito). 

Sebastián Borro Secretario General del Sindicato de la Carne, no se hizo esperar, declaró paro y toma del establecimiento, ocho mil trabajadores, permanecían en la planta junto a sus familiares y el Barrio de Mataderos.

 Mientras tanto el radical Frondizi, designo como mediador al Jefe de Policía Niceto Vega.

Obviamente no había lugar para un acuerdo. 

El Ministerio de Trabajo declaró ilegales las medidas, y ordeno desalojar la planta.

 Una hora de vencido el plazo, se desato la represión de los radicales.

 Una poderosa fuerza represiva avanzó sobre el frigorífico: colectivos cargados de policías, carros de asalto de infantería, bomberos, patrulleros, tanques de Guerra, jeep con soldados, más de dos mil efectivos, a estos luego se sumó la Gendarmería.

 Los tanques entraron en la Planta y por atrás la represión.

 Durante varios días los trabajadores y vecinos libraron duras batallas.

 Las 62 Organizaciones declararon un paro por tiempo indeterminado. 

Mientras tanto el gobierno allanaba los sindicatos y viviendas de vecinos detenía a los dirigentes (Felipe Vallese, John W. Cooke, Susana Valle, Vandor), además declaro Zona Militar en La Plata, Berisso y Ensenada.

 Luego de tres días de paro, las agrupaciones comunistas y radicales abandonaron la huelga y la fuerza se debilitó. 

El Sindicato de la Carne nunca levanto la Huelga, el Compañero Secretario General Sebastián Borro termino preso y 5.000 obreros cesanteados.-

 GG/